La inversión inmobiliaria ha alcanzado los 46.000 millones de euros en el primer trimestre de 2018 en Europa, lo que ha supuesto un descenso del 8% en comparación con el mismo periodo del año pasado, a pesar de representar uno de los registros históricos más elevados.  Este volumen de inversión se sitúa en línea (-3%) con la tendencia histórica de principios de año, a pesar de la volatilidad tradicional de los primeros trimestres. La previsión es alcanzar los mismos niveles que en 2017 para todo el continente, en torno a los 242.000 millones de euros.

Según el informe de la consultora internacional, los países que muestran mayores volúmenes de crecimiento en el primer trimestre son Polonia (+329%), Bélgica (+248%) y Luxemburgo (+144%). El alto porcentaje de rendimiento en Polonia se debe al sector retail, que ha registrado en torno a 1.000 millones de euros, mientras que el destacado aumento de Bélgica se debe al amplio número de operaciones desarrolladas entre el cuarto trimestre de 2017 y el primero de 2018. Reino Unido, Alemania y Francia permanecen como mercados dominantes en inversión, ya que en conjunto representan el 63% de la actividad total en Europa, según apunta Savills Aguirre Newman. España acapara una cuota similar a la de países como Suecia, Italia y Dinamarca, cada uno con un 3% de la inversión inmobiliaria en el continente.

Borja Sierra, vicepresidente ejecutivo internacional de Savills Aguirre Newman, comenta que “el mercado de inversión inmobiliaria español sigue dando muestras de fortaleza en el contexto europeo. Tanto en inversión en producto existente como en la creación del mismo vía promoción. Pese a la certeza de subida de tipos a lo largo del año, la demanda sigue duplicando la oferta en la mayoría de los segmentos. En oficinas, que sigue siendo el segmento más buscado en el continente, la escasez de producto estabilizado, moderno y con sostenibilidad de rentas, o producto disponible únicamente en rentabilidades en mínimos históricos, hace que en España el centro de actividad se desplace cada vez más a situaciones de reposicionamiento, promoción o gestión activa. Otra estrategia es un vuelo a clases de activos menos tradicionales. En los próximos meses esperamos que el sector de alternativos así como el de promoción siga tirando del mercado. En cuanto a localizaciones, Barcelona es hoy por hoy la principal interrogante por una caída del volumen en el primer trimestre. Pero creemos que abre una ventana de oportunidad para la inversión extranjera con un mercado muy atractivo temporalmente dislocado por una situación coyuntural”.

Respecto a las transacciones transfronterizas en Europa, el 30% corresponde a inversores internacionales de fuera del continente. En España, el porcentaje de inversión extranjera no europea se sitúa en línea, con un 26% procedente principalmente de USA y Oriente Medio en el primer trimestre del año.

En cuanto a la rentabilidad por segmentos del mercado, las oficinas se sitúan en mínimos históricos debido a la fuerte y continua demanda. En oficinas en CBD (Center District Business), las yields descendieron 22 puntos básicos de media interanual en el continente y en la actualidad se sitúan en el 3,86%, con los mayores ajustes frente al primer trimestre de 2017 en Frankfurt (-70), Ámsterdam (-60), Lisboa (-50), Helsinki (-50) y Berlín (-50). Según Savills Aguirre Newman, debido a la falta de disponibilidad de oficinas prime en las ubicaciones más destacadas, las rentabilidades de oficinas secundarias en CDB y las de oficinas prime fuera del entorno CDB, también se encuentran bajo una fuerte presión a la baja.

Lydia Brissy, directora de Research Europa en Savills, explica que “las rentabilidades de las oficinas prime permanecerán estables en los principales países de Europa. El salto de interés entre distintos tipos de activos y localizaciones proseguirán, mientras que los productos prime permanecerán como objetivo principal para los inversores”.


Sobre Savills Aguirre Newman

Savills Aguirre Newman cuenta con una experiencia de más de 30 años en España y ocupa una posición de liderazgo en todos los segmentos del sector inmobiliario en el mercado español. Con más de 450 profesionales con conocimientos y experiencia en más de 20 disciplinas, Savills Aguirre Newman tiene su sede en Madrid y cuenta con oficinas en Barcelona y Málaga, desde las que ofrece una amplia gama de servicios: Capital Markets, Agencia, Tennant Representation, Gestión, Valoraciones y Tasaciones, Consultoría, Arquitectura, Urbanismo, Corporate Finance y Debt Advisory, Research y Facility Management.

La marca global Savills, con más de 700 oficinas y 34.000 empleados en América, Reino Unido, Europa continental, Asia Pacífico, África y Oriente Medio, junto con la sólida posición de Aguirre Newman en el mercado ibérico, constituye una nueva plataforma para ofrecer un porfolio de servicios inmobiliarios más amplio y profundo a cualquier tipología de cliente en cualquier parte del mundo.