La evolución del mercado inmobiliario en Catalunya ha estado ligada al contexto político catalán y a la confianza de los inversores nacionales e internacionales. En este sentido, cuando se cumple un año de lo que se consideró un ‘octubre negro’ en el mercado inmobiliario en Catalunya, el mercado vuelve a experimentar síntomas de una cierta tendencia al alza de los precios, aunque este panorama despliega una serie de interrogantes sobre cómo ha afectado el conflicto político al sector y también acerca del futuro y del comportamiento de la oferta y la demanda.

Sobre estas cuestiones hablamos con Elisabeth Hernández, directora de las oficinas en Barcelona de BARNES Spain.

Hernández cuenta con dilatada experiencia en el sector empresarial por su paso durante cinco años por el Grupo Intercom como analista de nuevos negocios y por su relación con los inversores, siendo la responsable de la memoria anual de la compañía. También en el sector patrimonial e inmobiliario, pues fue socia fundadora de Exante Merchant Bankers. Además, ha residido durante varios años en el extranjero en ciudades como Frankfurt, Londres y Tokio, y siempre ha estado en contacto con el mercado de la intermediación y la promoción de viviendas.

inversores -DIARIO JURIDICO
Imagen: Elisabeth Hernández, directora de las oficinas en Barcelona de BARNES Spain

1. ¿Cómo ha evolucionado el mercado inmobiliario en Barcelona y en Catalunya durante el último año?

El mes de octubre del pasado año fue bastante dramático para el sector. En nuestro caso, a partir del 1 de octubre cayeron nuestras demandas un 50%: visitas a agencia, llamadas, peticiones de información, etc.

Si bien es verdad que en octubre cerramos las transacciones que previamente ya se habían gestionado, no entraban nuevas demandas y la situación llegó incluso al límite de, como nos comentaban compañeros de otras agencias, tener clientes que dejaban perder las arras por la situación de inestabilidad política en Catalunya.

Desde entonces, el mercado se ha ido recuperando de manera gradual y a partir de junio empezó a mostrar síntomas de mejoría y “vuelta a la normalidad”.

2. Un año después del 1 de octubre, ¿puede hablarse de “vuelta a la normalidad” en el sector inmobiliario en Barcelona?

Estamos muy cerca de recuperar la normalidad, però al final depende de que la situación política catalana se estabilice para que los inversores vuelvan a recuperar la confianza y, con ella, la normalidad en el sector. En concreto, la confianza de los inversores extranjeros.

Nosotros somos una agencia francesa y tenemos mucha clientela de Francia, Bélgica y Suiza y somos conocedores del nivel al que llegó a afectar el 1O en Catalunya,  produciéndose una fuga de compradores hacia Portugal; cambiando Lisboa por Barcelona.

3. ¿El precio de los inmuebles ya se ha estabilizado?

Es muy importante, cuando leemos noticias relativas a la subida del precio de las viviendas, tener en cuenta que poco tienen que ver los precios de venta publicados en los portales con los precios de venta del cierre de la operación y de la escritura ante notario; los precios son muy distintos, los que pueden publicar los índices de los portales inmobiliarios, de los de las sociedades de tasación y de los precios que podemos encontrar en el registro de la propiedad. Nosotros, al final, nos movemos mucho en base a nuestro día a día y en los precios de las operaciones que cerramos.

Me gustaría matizar que antes del 1 de octubre teníamos unos niveles de precios preocupantes, tanto en obra nueva como de segunda mano, y, en este sentido, el “procés ha puesto un poco de racionalidad en los precios; bajándolos un 20%. Ahora mismo nos quedaría un 5% para llegar al nivel de precios de antes del 1 de octubre.

4. ¿Qué comportamiento está teniendo el inversor tanto local como extranjero?

Depende de si el inversor quiere la vivienda como residencia principal o secundaria. No obstante, tanto el comprador internacional como el local se han vuelto mucho más exigentes, no sólo con el precio, sino con las características y propiedades de la finca.

Actualmente los compradores están muy activos en el mercado y saben perfectamente cuál es el precio correcto de una propiedad basándose en sus cualidades, localización, etc. De igual manera, el comprador internacional también está muy bien informado y conoce los precios medios de cada una de las zonas donde busca vivienda.

5. ¿Cuáles son las perspectivas de futuro del mercado inmobiliario a corto y medio plazo?

Nosotros confiamos en el futuro y tenemos muy buenas perspectivas, porque estos últimos meses hemos estado viendo como el mercado se ha ido recuperando casi por completo, cerrando muchas operaciones y entrando más demandas por parte de comprador extranjero; hecho que nos da mucha tranquilidad y confianza.

A corto plazo, la bajada de tensión a nivel político en Catalunya se ha notado mucho en cuanto a la recuperación del mercado. Y a medio plazo, tenemos la vista puesta en las elecciones municipales del año que viene, que vemos como una buena oportunidad para que la ciudad de Barcelona recupere su prestigio internacional y la marca Barcelona.