Reconoce que en estos últimos cinco años han cambiado muchas cosas, en su desempeño de responsable de comunicación del Colegio de Abogados de Barcelona. Mantener una relaciones fluidas con los medios informativos, en un contexto en el que la justicia es noticia, y, a veces, de primera plana y atender las necesidades informativas de sus 20.500 clientes internos, los abogados colegiados de esta entidad, forman parte del cometido del equipo que coordina Antonio Gómez-Reino, nuestro entrevistado: “Los abogados no son tan conservadores como se piensa. Lo que es más conservador es el entorno donde los abogados ejercen su profesión.” Los despachos de abogados son un fiel reflejo de lo que pasa en el sector servicios. Hace años que las empresas de servicios han apostado como eje de de su estrategia la comunicación. Las empresas cada día valoran más la rentabilidad de la comunicación, por ello valoro muy positivamente que cada día más despachos de abogados dispongan de un departamento de comunicación o bien una consultoría externa. Creo que esta es la línea a seguir.” De cara al año que viene uno de los eventos en el participará el ICAB es la Feria del Mediterráneo, un evento que tendrá lugar en febrero del 2011, para hermanar abogados de Europa y Africa “La feria tendrá lugar del 2 al 4 de febrero, en el marco de la festividad de Sant Raimon de Penyafort. El ICAB con el objetivo de que este certamen sea totalmente provechoso para sus colegiados, realizará también unos talleres para aprender a hacer networking, de esta forma se tendrán las pautas básicas para potenciar las habilidades para ampliar los contactos”.

Nuestro entrevistado asumió el cargo de Responsable de Comunicación del ICAB hace cinco años reorganizando y unificando las diferentes áreas de este departamento. A su cargo trabajan otros siete profesionales. Antonio Gómez Reino es periodista y Licenciado en Derecho. Además ha cursado estudios en la Universidad de Barcelona de Dirección y Administración de Empresas y y realizó un curso sobre Introducción al Marketing en el Instituto Superior de Marketing de Barcelona (ISM-ESIC). En la actualidad es colaborador habitual de Universidad de Barcelona (Facultad de Ciencias Económicas y de Empresa) y Universitat Pompeu Fabra- IDEC (Comunicación institucional/interna). Es Socio de la Asociación de Directivos de Comunicación, DirCom y de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos, ACIJUR de reciente creación. A nivel profesional ha estado vinculado desde sus inicios al mundo legal, siendo director de la oficina de la consultora CIMA en Madrid, entre el periodo 2002 y 2005. Con anterioridad formo parte del equipo de Marketing y Comunicación del Grupo difusión en el periodo comprendido entre 1998 y 2002.

Señor Gómez-Reino, ¿podría explicarnos en estos cinco años que lleva al frente de la Comunicación del Colegio de Abogados de Barcelona, cómo ha evolucionado su trabajo en este sentido?

Al principio realicé un análisis de los canales de comunicación del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). A raíz de este estudio, decidimos modernizar los diferentes canales desde la página web (www.icab.cat), la revista colegial Món Jurídic, el formato y diseño de las notas de prensa, el dossier de prensa, etc. Esta modernización no ha tenido como objetivo un cambio estético, sino el de hacer de estos canales de comunicación una herramienta de trabajo para nuestros colegiados.

En este sentido, la página web del ICAB recibe diariamente más de 18.000 visitas únicas diarias.

En relación a los medios de comunicación y con los periodistas, la línea que hemos querido potenciar es la de calidad por encima de la cantidad, motivo por el que emitimos muy pocos comunicados siendo muy selectivos con los temas.

También hemos impulsado la presencia del ICAB en las redes sociales.

¿Cuáles son los mensajes clave que se lanzan a través de comunicados de prensa y otras herramientas de comunicación desde su entidad? ¿Qué imagen creen que perciben los colegiados de su entidad?

Tanto en la comunicación que emitimos a los medios como a nuestros colegiados, una parte muy importante tiene un componente corporativo, es decir, explicar qué hace la corporación así como hacer valoración de temas jurídicos que son de actualidad. El otro aspecto que trabajamos mucho es el componente de servicio.

Tenemos como objetivo prioritario una política de fidelización de nuestros colegiados. El ICAB tiene entre sus funciones prestar un conjunto de servicios a sus colegiados; y desde Comunicación queremos explicar cuáles son, qué ventajas tienen y el valor añadido que supone ser colegiado de Barcelona. También pretendemos que la sociedad conozca que es el ICAB, y la importante función social que cumplen los abogados como garantizadores del derecho de defensa, y los servicios que presta nuestra institución para con los ciudadanos, ya sea el Turno de Oficio y Asistencia al Detenido, el Servicio de Orientación Jurídica y el SAIER, etc.

Respecto a su siguiente pregunta, El ICAB tiene actualmente más de 20.500 colegiados y lo lógico es que hayan diferentes opiniones. El hecho de que la colegiación sea obligatoria también conlleva desde un punto de vista de la comunicación una “gran barrera”; de todas formas, creo que podemos hablar de tres grandes grupos: los abogados que participan activamente en el ICAB, y que por tanto tienen una buena imagen de la corporación y que además conocen de primera mano lo que se está haciendo; los que no están tan vinculados pero que al estar básicamente en pequeños y medianos despachos utilizan las herramientas de comunicación y servicios que presta el ICAB, y por último aquellos que están colegiados y que no muestran el más mínimo interés de entrada por nada relacionado con esta corporación. En fin, con 20.500 clientes hay gustos para todo. Desde el Departamento que dirijo seguiremos trabajando para trasladar a nuestros colegiados la idea de “cuota de retorno”.

¿Qué es más complicado: atender a los medios informativos, en tiempo y forma o dar servicio al colegiado a nivel de comunicación?

Depende de la situación. En el caso de la atención a los medios, a veces la complicación viene dada por el tema, tenemos peticiones de prensa de temas muy políticos sobre los que nos piden nuestra opinión o valoración como por ejemplo en relación a la sentencia del Estatuto de Autonomía de Catalunya, etc.; otras veces la dificultad radica a causa de los diferentes “tempos” que existen entre los medios y el ejercicio de la abogacía. En ciertas ocasiones nos piden la valoración sobre un caso, casi sin que el abogado haya tenido tiempo de tener acceso a la información.

En otros casos, nos piden un abogado para colaborar en un magazine que tiene que estar en antena tan solo 20 minutos más tarde. No siempre es fácil atender satisfactoriamente todas las peticiones de prensa, pero en la medida de posible lo intentamos. En el año 2009 atendimos más de 900 peticiones de prensa. La comunicación hacia los abogados no depende de un solo canal y en este caso normalmente la dificultad radica en la priorización y selección de temas

Comparte usted la opinión que el abogado participa poco de sus instituciones. ¿Qué datos tienen al respecto en el Colegio de Abogados de Barcelona sobre este tema?

A medias estoy de acuerdo con esa afirmación. Somos ambiciosos. Nos gustaría que los abogados participaran cada vez más con el ICAB. Aún así, los abogados de Barcelona son muy activos y participativos. Las cifras así lo demuestran. En los procesos electorales más de un 30% de los abogados votan; cada año se realizan en el Colegio de Abogados de Barcelona más de 180 cursos y conferencias presenciales con más de 14.000 alumnos –datos de la memoria de 2009 (lo que supone cerca de 2.300 horas lectivas)-muchos de los cuales surgen como iniciativa de las más de 20 Secciones sobre áreas específicas que tiene el ICAB, integradas por colegiados

¿Por qué aún el ciudadano no tiene una imagen clara de la justicia y de la labor que hacen los abogados?

Los abogados son en muchas ocasiones los primeros en tener una mala opinión sobre la justicia y por ello hacen crítica constructiva para que se mejore su funcionamiento. La justicia es un pilar de nuestra sociedad y se deben poner los recursos para que sea una prioridad.

Cuando se habla de valoración de la justicia se poner en el mismo saco a los abogados y al sistema (administración de justicia). Pero las valoraciones que se hacen sobre los abogados cada vez son más positivas.

Según datos del III Barómetro Externo de la Abogacía (2008) realizado por el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) el abogado ha pasado de tener una puntuación del 5,1 en 2005 a un 5,9 en 2008. Los abogados son vistos como personas que velan por los derechos de los ciudadanos y protegen sus valores. Según este estudio reciben un notable en atención y trato recibido y hasta los honorarios son valorados de forma más positiva (han pasado de valorarse en un 6,5 en 2005, a un 7 en 2008).

También hay que destacar que en los últimos 30 años el porcentaje de ciudadanos que ha consultado a un abogado ha pasado del 23 al 54 por ciento. Del 46% restante dicen no haber tenido ningún problema y un 26% no busca ayuda aunque la necesite. Aunque cada vez está siendo mejor valorados tanto entre los usuarios como los no usuarios de servicios jurídicos, somos conscientes que la abogacía sólo tiene un aprobado, y que debemos trabajar para que se conozca la labor social de los abogados.

Hay otro punto importante a destacar: la imagen que se desprende de los medios de comunicación: una justicia lenta, con errores, y a veces en cierto punto politizada.

La justicia es lenta porque es muy garantista, y también hay destacar que la velocidad no siempre es sinónimo de eficacia. El reto es encontrar el punto de equilibrio.

¿Cómo cree que hay que cambiar estos juicios desde el punto de vista de la comunicación?

Sobre lo que estamos haciendo puedo comentarle que desde el Colegio de Abogados de Barcelona estamos trabajando para potenciar la “abogacía preventiva”, es decir, la consulta al abogado antes de un indicio de un posible problema. Muchas veces se asocia la abogacía con los problemas, y justamente la función de este profesional es la contraria, la de resolver o anticiparse a los problemas de las personas y sólo llegar a los tribunales en los casos donde no hay otra salida posible. El ICAB ha realizado varias campañas tanto en televisión, cines, como en radio de nuestra demarcación territorial, y también estamos apostando por la mediación como método alternativo de resolución de conflictos.

Des del ICAB también realizamos acciones de comunicación para que los ciudadanos conozcan los servicios que prestamos. Uno de ellos y muy importante el Servicio de Orientación Jurídica des del que se presta un asesoramiento previo sobre cualquier tipo de materia. En este sentido, este año hemos conmemorado el 25 aniversario de la puesta en funcionamiento del Servicio de Orientación Jurídica del ICAB.

De todas formas aprovecho este momento para instar a la Administración a que haga una campaña para potenciar la figura del abogado del Turno de Oficio. Es un servicio pilar en nuestro estado democrático y de derecho; que todo ciudadano debería saber que tiene a su alcance y por otro, que el abogado que realiza una actuación en el turno de oficio lo hace con la misma diligencia que cuando trata a un cliente en su despacho particular.

Ahora que se viven momentos de modernización en nuestra Justicia, con una nueva Oficina Judicial en marcha, ¿cuál debe ser el papel de instituciones como el Colegio de Abogados de Barcelona en este proceso?

El ICAB y los colegios profesionales en general deben actuar como lobbies. Ante cualquier cambio legislativo o sustancial de la Administración de Justicia los abogados deben opinar ya que su experiencia y quehacer diario puede evitar disfunciones en el futuro. El ICAB es canalizador de todas las quejas de los abogados a través de la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia (CRAJ), es por ello que la Administración debe contar con nuestra opinión.

En un momento como el que vivimos de eclosión de Internet, ¿cuál es la mejor fórmula para preservar la reputación online de una entidad o despacho de abogados? ¿Cómo pueden ser rentables para los abogados las redes sociales?

Es evidente que las redes sociales permiten un contacto directo con nuestros usuarios directos (los colegiados, por una parte, y los ciudadanos, por otra) y además nos aporta un feedback con ambos targets. Este avance es muy importante para el ICAB como institución, y para mí, como director de comunicación. Las redes también tiene su parte “negativa”. Gestionar la “reputación on-line” no es una tarea fácil. Todos los ciudadanos en general somos emisores de información y opinión, esta es la gran revolución, lo que puede provocar que las opiniones sobre la institución o la profesión pueden ser múltiples.

Creo que debemos distinguir entre las críticas constructivas, que deben ser valoradas muy positivamente porque seguro que nos permite mejorar a medio y largo plazo, de la crítica por la crítica. Lo que está claro es que en una corporación nunca se puede dejar de escuchar lo que se dice de ella, y por ello en este contexto, aflora la presencia de un nuevo cargo dentro de los departamentos de comunicación, el de dinamizador de las redes sociales o community manager.

Respecto a la optimización de las nuevas tecnologías y las redes sociales en particular permiten a cualquier abogado mantener contacto con todo el mundo, y además con una inversión mínima. Potenciar el networking entre los profesionales del mundo del derecho y otras profesiones utilizando las nuevas redes sociales es fundamental.

Se ha de ser consciente que en Estados Unidos es habitual que un usuario decida consultar por internet las valoraciones sobre profesionales como abogados, médicos, profesores, etc. al igual que aquí se hace sobre restaurantes, hoteles, etc.

Es curioso que un sector tan conservador como el de la abogacía apuesta por la comunicación como herramienta. ¿Cómo valora el auge de los Dptos de Comunicación y consultoras? ¿Debe ser un dircom, abogado en este sentido?

Los abogados no son tan conservadores como se piensa. Lo que es más conservador es el entorno donde los abogados ejercen su profesión. Los despachos de abogados son un fiel reflejo de lo que pasa en el sector servicios. Hace años que las empresas de servicios han apostado como eje de de su estrategia la comunicación. Las empresas cada día valoran más la rentabilidad de la comunicación, por ello valoro muy positivamente que cada día más despachos de abogados dispongan de un departamento de comunicación o bien una consultoría externa. Creo que esta es la línea a seguir.

Sobre la otra cuestión que me plantea, No creo que un DirCom deba ser abogado necesariamente. Sí que es cierto que este profesional debe tener conocimientos sobre el lenguaje jurídico y otros aspectos especiales del sector.

Desde el área de comunicación, ¿cuál es su percepción del trabajo de los periodistas españoles dedicados a temas jurídicos? ¿Qué opinión tiene de la aparición de asociaciones como ACIJUR que aglutina a este colectivo?

Apuesto por la especialización de los periodistas en el ámbito llamado “de tribunales”. Considero que labor que se está haciendo es positiva y que la especialización ayuda a que la información que se publica en los medios sea más rigurosa y de calidad.

Sobre la asociación de periodistas que se ha puesto en marcha, me parece una iniciativa excelente, tanto es así que formo parte de ACIJUR.

Por último, ¿qué objetivos se ha planteado su institución a nivel de Marketing y Comunicación a lo largo del próximo año que está a punto de iniciarse? ¿Qué nos puede adelantar de la Feria de la Abogacia Europea que tendrá lugar en febrero del año que viene en Barcelona?

Por un lado continuar con la política de fidelización de nuestros colegiados. Vamos a seguir impulsando y potenciando la comunicación a través de las redes sociales. Entre las novedades que nos planteamos para el 2011 está el reto de mejorar la comunicación a nivel interno con la implantación de una intranet. Y también, estamos valorando la posibilidad de hacer un canal de TV con una parrilla que contenga noticias, vídeos corporativos y formación.

Sobre el evento que usted me cita, La feria de la Abogacía y el Arco Mediterráneo es un proyecto pionero que ponemos en marcha desde el ICAB con el objetivo de reunir abogados de Europa y del norte de África para que puedan relacionarse, intercambiar experiencias, crear sinergias, compartir oportunidades de negocios y ayudar a crecer juntos.

La feria tendrá lugar del 2 al 4 de febrero, en el marco de la festividad de Sant Raimon de Penyafort. El ICAB con el objetivo de que este certamen sea totalmente provechoso para sus colegiados, realizará también unos talleres para aprender a hacer networking, de esta forma se tendrán las pautas básicas para potenciar las habilidades para ampliar los contactos, y abrirse camino en un mundo cada vez más competitivo y mejorar las oportunidades de negocio.

Invito a los lectores de Diariojuridico.com a seguir la Feria de la Abogacía en Facebook, Twitter y LinkedIn, tres de las más populares redes sociales, que ya cuentan con espacios propios sobre este acontecimiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.