Hugo Écija, socio fundador y co-director de ECIJA, fue seleccionado nuevamente y por tercer año consecutivo, como uno de los mejores abogados españoles en Derecho Audiovisual y de los Medios por el prestigioso ranking norteamericano Best Lawyers. Asimismo Carlos Saiz, socio responsable del área de Corporate, Risk & Compliance de ECIJA, ha sido destacado este año entre los mejores abogados en Derecho de Tecnologías de la Información. Best Lawyers, que funciona desde 1983 en EE.UU., es una de las guías de referencia del sector legal, y en su tercera edición para España distingue a los mejores abogados de nuestro país en más de una treintena de especialidades de práctica del Derecho de los negocios. Diariojuridico.com ha aprovechado esta oportunidad para charlar con Hugo Ecija y analizar la situación del sector jurídico y la actividad de la firma, una de las más punteras en el campo de TMT (Tecnología, Medios y Telecomunicaciones).

SOBRE LA ESTRATEGIA DEL DESPACHO

“Soy Hugo Ecija, socio director de Ecija Abogados. Somos una firma que nació en 1997 por lo tanto llevamos trece años en el sector legal español. Nos hemos posicionado en el top de los despachos que asesoran a empresas. Somos un despacho multidisciplinar; trabajamos el derecho tradicional., en las áreas fiscal o laboral, pero también atendemos las necesidades legales tecnológicas de nuestros clientes. Somos una de las firmas referentes en España en materia de Telecomunicación y Medios.

ECIJA es la Firma líder en España en la prestación de servicios profesionales en los sectores de TMT (Tecnología, Medios y Telecomunicaciones) ECIJA está integrada por un equipo de más de 300 profesionales y cuenta con oficinas propias en Madrid, Barcelona, Salamanca, Cádiz y Miami.

Este despacho, mantiene, asimismo, una alianza estratégica con otras Firmas internacionales líderes en Nueva York, Washington, Londres, París, Bruselas, Buenos Aires y Río de Janeiro. La fortaleza de la Firma reside en la capacidad y grado de especialización de su equipo multidisciplinar que permite ofrecer servicios integrales de calidad en sus áreas de práctica legal, cumplimiento normativo y gestión de riesgos de seguridad de la información, dando soporte a más de la mitad de las empresas del IBEX 35 en España, así como a sus filiales en el extranjero.”

Señor Ecija, ¿Cómo valora que usted haya sido elegido junto con su compañero Carlos Saiz, entre los mejores abogados de Media e Information Technology de España por Best Lawyers?

Es un orgullo muy grande formar parte de esta publicación y ser elegido como uno de los mejores abogados. Además la elección fue por votación de los propios compañeros del sector. Tener el aprecio de los compañeros de la profesión y que seas nominado es un gran orgullo.

Lo cierto es que aunque en esta ocasión fuimos elegidos Carlos Sáiz y un servidor creo que hay otros socios de la firma que también hubieran merecido ser elegidos por su trabajo diario. Al final creo que por ser socio director de la firma parece que tengo más credenciales que otros (sonríe).

En cualquier caso es un orgullo para la firma que los compañeros nos valoren porque así nuestros clientes advierten que somos un despacho en el que pueden confiar en materia de Medios y Tecnología.

Usted está al frente de la expansión de la firma ECIJA en Miami. ¿Cuál es la evolución en estos momentos de su despacho? ¿Qué objetivos tiene para este año en este sentido?

Nuestra estrategia pasa por tener un despacho nacional potente con presencia en Barcelona y Madrid como ciudades destacadas donde están la mayor parte de nuestros clientes punteros en los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones.

Desde el punto de vista internacional nuestra estrategia es la de acompañar a nuestros clientes cuando tienen necesidades de internacionalización. Las necesidades de los clientes surgen al estar en estos momentos en un mercado global, donde nuestra firma está muy especializada en todo lo que tiene que ver con Internet; fraude online o cumplimiento normativo. Les damos a nuestros clientes este tipo de asesoramiento fuera de las fronteras españolas.

Nuestra estrategia pasa por tener una red internacional de bufetes de abogados de confianza para poder referenciar a nuestros clientes. Que puedan saber que tienen el mismo nivel de calidad en cuanto a asesoramiento que si le lo diéramos nosotros de forma directa.

Estar en Miami supone atender al mercado latinoamericano desde esta ciudad, centro de negocios. Desde esta ciudad atendemos a nuestros clientes que se encuentren en México, Argentina o Colombia y a otros países de Latinoamérica.

A nivel nacional, ¿cuál va a ser el peso específico de su oficina en Barcelona, como parte de la expansión nacional?

A nivel nacional, nuestro crecimiento está centrado en Barcelona. Ya teníamos desde hace unos años una oficina. Ahora acabamos de incorporar como socio director de la misma a Gabriel Nadal junto con un equipo muy cualificado de socios y asociados seniors en materias de Corporate, Fiscal, Concursal y, en general Mercantil.

Nuestra estrategia en Barcelona pasa porque tengamos un despacho con el mismo peso específico y calidad que en Madrid. En la actualidad está compuesto por 20 abogados que ofrecen servicio a nuestros clientes en las áreas propias de nuestro negocio.

Con estas incorporaciones que le comentaba hace un momento, algunos de los cuales han incorporado clientes destacados, creo que somos capaces de atender bien al mercado nacional tanto desde de la oficina de Madrid como de la de Barcelona.

En un momento como el actual, donde las empresas reducen el llamado gasto legal pese a su importancia, ¿cómo trabaja su bufete esta situación? ¿Están abiertos a nuevos nichos de mercado?

La coyuntura actual de recesión no beneficia a nadie. Nosotros no somos excepción. Pero quizás al ser un despacho muy especializado de derecho y tecnología asesoramos a nuestros clientes en las nuevas necesidades legales que trae la propia tecnología. En este sentido observamos que esas necesidades de nuestros clientes se mantienen al cambiar la propia tecnología; hablamos de fraude online; problemas de marca o fraude en el robo de información, fundamentalmente. También hay que destacar las nuevas exigencias legales sobre el cumplimiento normativo en el sector tanto en gran empresa como en mediana empresa.

¿Cómo se adapta ECIJA a los cambios tecnológicos y legislativos de nuestro país?

Para nosotros el motor de nuestra estrategia son estos cambios tecnológicos y legislativos que usted comenta. Nuestros clientes tienen departamentos internos muy preparados y formados y saben mucho de su negocio un gran valor añadido a la empresa en cuestión. Ahí es donde crecemos y donde tenemos nuestro nicho de crecimiento.

Todos estos cambios contribuyen a ser el motor del desarrollo de nuestra firma que pese a sus trece años de vida sigue siendo muy joven. De hecho no podemos olvidar que competimos con firmas, algunas de la cuales tienen más de cien años.

Donde hay necesidades, como comentaba antes, es cuando surgen cambios legislativos o tecnológicos de relevancia.

Los cambios tecnológicos y legislativos unidos hacen que las empresas se enfrenten a retos legales que nunca se hubieran enfrentado con anterioridad. Ahí creemos que, un bufete multidisciplinar con equipos mixtos de abogados especialistas en Corporate, Laboral y Fiscal, y todos ellos expertos en nuevas tecnologías y de su legislación, pueden aportar.

ANALISIS DEL SECTOR LEGAL

Señor Ecija, ¿cómo puede aprovechar un despacho de abogados una crisis como la que estamos viviendo?

La crisis salvo excepciones es mala para todos. Que nuestros clientes lo estén pasado mal en estos momentos hace que también lo pasemos mal nosotros.

Dicho esto tenemos que seguir adelante y aprovechar las circunstancias u oportunidades de la crisis. En estos momentos lo que hacemos es acercarnos a nuestros clientes; ser sensibles a sus necesidades tanto a nivel de honorarios, tiempos, como también por el alcance y dimensión de los proyectos.

En este contexto lo que estamos haciendo es realizar un asesoramiento legal que el propio asesor interno no puede hacerlo. Somos por tanto, muy competitivos en tiempo, plazos y honorarios.

¿Qué valor le da su despacho al marketing corporativo, como estrategia de cara a captar; fidelizar clientes y crear marca? ¿Sigue siendo el modelo anglosajón un espejo a seguir?

El marketing es fundamental para cualquier empresa. Nuestro despacho creó desde el principio una marca llamada ECIJA. Esta marca es apoyada por todos los socios en su crecimiento como estrategia de la firma.

Al final el posicionamiento de una marca depende de muchos factores. Nosotros tenemos una directora de marketing Yolanda Ramiro que nos ayuda a encauzar todas las energías de nuestro equipo y socios.

En el sector legal para consolidar una marca es muy importante hacer un buen trabajo de gran calidad y que los clientes hablen bien de ti. El boca a boca siempre es importante para la marca. Después es evidente que es importante hacer diferentes acciones de marketing, como estar en cursos o eventos. Pero lo más importante es que los clientes hablen bien de la marca. Si quieres tener una marca potente es fundamental que cuentes con un equipo de profesionales cualificado e implicado con la firma. Que remen todos en la misma dirección.

También los expertos comentan la necesidad que los despachos impulsen la marca personal de los abogados, ¿cómo gestiona su bufete esta situación concreta?

En nuestro caso no hay este solapamiento. Nuestros profesionales, como equipo que es, creen en el crecimiento de la marca del despacho. Por eso nuestra principal preocupación es impulsar el despacho y su marca de forma específica por encima de las marcas personales.

En el sector observamos que los grandes bufetes han logrado que sus firmas estén por encima de sus profesionales. Es el caso en el mercado español de Garrigues, Uría o Cuatrecasas que son los referentes en cuanto a marca global del despacho. La marca siempre está por encima de profesionales, socios directores y socios del bufete. Nosotros hacemos equipo y remamos en la misma dirección. Nuestra política sobre todo apuesta por la cantera. Son profesionales que crecen con nosotros y que también apoyan nuestra marca.

¿Por último, qué rasgos a su juicio definen al abogado en la actualidad como profesional? ¿Hay algún o patrón que defina a los profesionales de ECIJA

La figura del abogado ha evolucionado bastante y cambia a diario. Cuando yo llegué a la abogacía ya se hablaba que estaba cambiando mucho nuestra profesión. Estoy seguro que cuando me retire seguiremos hablando de estos temas. Todo en la vida va evolucionado aunque eso si estamos viviendo un momento de cambio tecnológico importante.

El nuevo abogado tiene que saber manejarse en el campo tecnológico; igual pasa con los idiomas, además tener una buena formación técnico-jurídica. Pero además debe tener otro tipo de formación y cualidades como la inteligencia emocional; empatía, saber comunicar.

El abogado tradicional se podía basar en el conocimiento del Derecho casi de forma exclusiva. Este apalancamiento en este conocimiento era suficiente para atender a sus clientes en ese momento. Solamente el propio letrado tenía acceso a ese conocimiento.

A día de hoy, conocimiento e información fluyen por las redes. Cualquier usuario lo tiene a golpe de click. Por todo ello en la actualidad no es suficiente ser un buen abogado y tener acceso a esa información. Además de todo esto tienes que tener la capacidad de poder contar y explicar a tu cliente lo que haces. Se trata en definitiva de darle a la empresa lo que no puede conseguir y eso no es solo información sino mucho más, desde luego.

Cada vez es más sofisticado el ejercicio de la abogacía. El abogado debe estar más preparado y debe también saber trabajar en equipo, cosa que nos cuesta mucho a los abogados, somos muy individualistas. El abogado moderno; el del futuro debe saber trabajar en equipo. Que un equipo de dos y dos pueden ser más de cuatro. El conocimiento de un equipo multidisciplinar bien dirigido y organizado puede ofrecer un mejor asesoramiento que un abogado individual.