Miquel SàmperEl Consell de l’Advocacia Catalana, que representa a los catorce Colegios de Abogados de Catalunya, estudiará las acciones a emprender ante lo que considera un “agravio” para los graduados en Derecho catalanes, que deberán desplazarse a Madrid para hacer el examen, obligatorio para acceder a la profesión. Se trata de la primera prueba para poder ejercer de letrado desde la entrada en vigor de la Ley de Acceso a la Abogacía, que deberán superar todos los graduados no colegiados antes del 31 de octubre del 2013. A partir de esta fecha, todos los graduados en Derecho que quieran colegiarse, deben cursar antes un Master y superar el examen de acceso a la abogacía como requisito indispensable. El Master, que se imparte en la mayoría de universidades catalanas, cuenta con la aprobación del Consell de l’Advocacia Catalana. 

Ante la publicación en el BOE, el pasado 17 de marzo, de la convocatoria de la primera prueba de acceso a la Abogacía, sin especificar ni fecha ni lugar del examen, el presidente de la Abogacía Catalana, Miquel Samper, solicitó una reunión con responsables del Ministerio de Justicia, que le confirmaron que habrá una única convocatoria, y que tendrá lugar en Madrid y en castellano. De los 378 aspirantes al examen, 84 son catalanes, lo que no justifica, según el Ministerio, la constitución de otra comisión evaluadora en Catalunya.

El presidente del Consell, Miquel Sàmper, considera ‘injusto‘ que los aspirantes catalanes ‘tengan que desplazarse y pagar de su bolsillo el viaje a Madrid para hacer el examen‘. Además, a pesar de ser tipo test, Sàmper encuentra ‘ilógico‘ que los aspirantes catalanes, vascos y gallegos no puedan tener el formulario en su lengua. Por este motivo, el Consell de l’Advocacia Catalana tratará en el próximo pleno las acciones a emprender.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.