La Abogacía Catalana quiere jugar un papel estratégico en las futuras reformas legislativas en el ámbito de la justicia y reivindica su experiencia y conocimiento de la realidad social para conseguir un ordenamiento jurídico y legal más eficiente y adaptado a las necesidades de la ciudadanía. Con este punto de partida el Consejo de la Abogacía Catalana ha abierto hoy en Vic el primer Congreso de Derecho Civil catalán, que ha inaugurado la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, y que cuenta con un centenar de personas inscritas. La inminente reforma del Código Civil catalán centra el congreso, que se celebra hoy y mañana en el auditorio del Museo Episcopal, y en el que se abordarán también otros aspectos de interés y actualidad sobre el Derecho Civil catalán.

Con esta iniciativa, el Consell de l’Advocacia Catalana se implica en la reforma del Código Civil catalán, actualmente en fase de anteproyecto y pendiente de su tramitación parlamentaria. “Es muy importante poder hacer un congreso de este tipo en un momento en el que todavía se está trabajando en esta reforma porque nuestro objetivo es que del trabajo que se hará a lo largo de estos dos días salgan conclusiones que puedan ser de interés por el legislador”, ha indicado Joan Ramon Puig, presidente del Consell de l’Advocacia Catalana.

Precisamente, Puig ha reivindicado el papel estratégico que quiere tener la abogacía catalana en el constante proceso de construcción del ordenamiento legal y jurídico del país: “Tenemos la experiencia y el conocimiento de la realidad para implicarnos e incidir en las futuras reformas y seguir impulsando una colaboración útil y práctica con la administración para contribuir a la mejora de nuestro ordenamiento jurídico y adaptarlo a las necesidades reales de la ciudadanía”. «Hoy estamos aquí para hacer un camino juntos y ser útiles para la administración, que al fin y al cabo significa ser útiles para construir un país más justo, más moderno y más igualitario«, ha manifestado el presidente del Consell de l’Advocacia Catalana.

En la misma línea se ha expresado el presidente de la Comisión de Formación del Consell y decano del Colegio de Abogados de Vic, Rogeli Montoliu, para quien la modificación del Código Civil de Catalunya “es una oportunidad para seguir avanzando en aspectos como el de priorizar la voluntad de las personas con discapacidad o el de mejorar la regulación de los efectos de la separación y el divorcio, la del régimen de la propiedad horizontal o la de la legítima”. Montoliu confía en que del Congreso salgan propuestas “que se puedan incorporar en los trabajos que posteriormente deberán realizarse en sede parlamentaria” y ha valorado que en cuestiones como la capacidad jurídica de las personas con discapacidad, “el nuevo Código Civil quedará plenamente adaptado al mandato derivado de la Convención de Nueva York de 2006”.

La celebración del primer Congreso de Derecho Civil catalán que organiza la Abogacía Catalana coincide con la conmemoración de los 20 años de la aprobación del Libro Primero del Código Civil de Catalunya.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.