rLa Comisión Europea publicó ayer una declaración en la que defiende las propuestas de reforma para modernizar las herramientas e instrumentos existentes en la licitación pública. Según la Comisión, la revisión de las directivas sobre contratación pública mejorará el acceso a la contratación pública para las PYMEs.

La revisión de las Directivas sobre contratación pública presentadas por la Comisión el pasado mes de diciembre es parte de un programa global de modernización de la licitación pública en la Unión Europea. Este programa también incluye una directiva sobre las concesiones, que hasta ahora han sido sólo reguladas parcialmente a nivel europeo. Incluye características específicas que justifican un texto separado, manteniendo la coherencia con la reforma general.

La Comisión pretende con esta reforma fomentar el acceso a la contratación pública para las PYMEs. El acceso a la contratación pública para las pequeñas y medianas empresas europeas será mayor y más fácil mediante la reducción de cargas administrativas. La reforma anunciada incluye además fuertes incentivos para dividir las ofertas en lotes y limitar los requisitos de capacidad financiera de las ofertas.

La eficiencia de la licitación pública se ha convertido en una prioridad para todos los Estados miembros, teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias actuales. La reforma de la legislación sobre contratación pública es en realidad una de las doce acciones prioritarias establecidas en el Acta del Mercado Único adoptada en abril de 2011. La Comisión se propone con esta reforma ser más flexible y conseguir instrumentos más simples que permitan que las autoridades públicas y sus proveedores firmen contratos transparentes, competitivos tan fácilmente como sea posible y con el que puedan obtener la mayor rentabilidad de su inversión.

Como se recordará, hace unos dias la propia CE propuso nuevas medidas para a combatir el fraude y la corrupción en la asignación de contratos públicos y dar una oportunidad de acceso a este mercado a las pymes.

Los Gobiernos gastan cada año el 18 % del PIB en bienes, servicios y obras, por lo que Bruselas considera esencial, especialmente en tiempos de crisis, garantizar la utilización óptima de los recursos y a la vez asegurar el acceso al mercado de todas las empresas europeas.

“Queremos que las pymes, que son el motor de nuestra economía, sigan adelante y tengan una oportunidad”, afirmaba en rueda de prensa el comisario europeo de Mercado Interior, el francés Michel Barnier, quien subrayó que el objetivo de Bruselas es “impedir que haya exigencias excesivas”.

Para conseguirlo, la CE quiere que sea obligatorio publicar las concesiones de contratos en el Diario Oficial de la UE para favorecer la transparencia. Sólo en España en los últimos cuatro años ya se han publicado 7.000 asignaciones, indicó Barnier.

Bruselas sugiere además simplificar los procedimientos e incluir la posibilidad de recurrir a la negociación con distintos interesados para dar prioridad a aquellos que ofrezcan “mejores servicios a mejor precio”. Según el comisario, no tiene sentido que una empresa tenga que presentar hasta una veintena de documentos antes de poder optar a un contrato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.