Máximas medidas de seguridad en nuestro país ante la celebración de la próxima reunión del Banco Central Europeo en Barcelona de mañana dia 3 de mayo. Por esta razón, España ha mantenido suspendido el Tratado Schengen que permite la libre circulación de personas en los países de la Unión Europea durante una semana, desde las 00.00 horas del pasado sábado 28 de abril hasta las 24.00 del día 4 de mayo, para preservar la seguridad y evitar la entrada de violentos. El propio ministro del Interior Joge Fernández Díaz, destacó esta semana la importancia de que Barcelona, Catalunya y España transmitan una imagen “de seguridad y convivencia pacífica” al mundo.

Esta reunión de alto nivel financiero, es la tercera que se celebra en España, en un encuentro en el que la economía española centrará gran parte de la atención, pero en el que no se prevén modificaciones en la política monetaria, aunque quizás sí cierto cambio de discurso. Algunos analistas esperan que un apoyo del BCE explicito a nuestro país ayudaría a calmar la virulencia de los mercados para con nuestra prima de riesgo, ahora por encima de los 400 puntos. También se comenta que desde la máxima institución financiera europea se le pida a Rajoy mayor celeridad en la reforma financiera, aun por concluir

Es muy posible que  el BCE mantendrá sin cambios un mes más los tipos de interés de la zona euro en su mínimo histórico del 1% y tampoco anunciará nuevas medidas de estímulo, aunque algunos creen que Mario Draghi podría llevar a cabo un leve cambio de discurso, más cercano al que suele tener la Reserva Federal estadounidense (Fed).

El Consejo de Gobierno del BCE está compuesto por los 17 gobernadores de los bancos centrales de las países del euro y los seis miembros del Comité Ejecutivo, y se reúne normalmente cada dos semanas en la sede del BCE en Fráncfort.

 

Sin embargo, dos veces al año la reunión se celebra en un país distinto de la zona del euro.

Con la de este jueves, el BCE celebra su tercera reunión del Consejo de Gobierno en España, que en esta ocasión se ha decidido que tenga lugar en Barcelona, ya que en las dos ocasiones anteriores se celebró en Madrid. De hecho, la sede del Banco de España en Madrid acogió la primera reunión del consejo del BCE que tuvo lugar fuera de Fráncfort, el 30 de marzo del año 2000.

En esa ocasión, la institución presidida en esa fecha por el holandés Wim Duisenberg decidió mantener los tipos de interés en el 3,5%.

 

El segundo consejo del BCE en España se celebró en el mes de junio del año 2006, con el francés Jean Claude Trichet como presidente, un encuentro que coincidió con el fin del mandato como gobernador del Banco de España de Jaime Caruana, actual presidente del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés).

Además, este encuentro supuso la primera vez que la institución decidía subir los tipos de interés en una reunión que no se celebraba en Fráncfort. En concreto, aprobó un incremento de un cuarto de punto, hasta el 2,75%.