Poco abogados conozco que hayan sabido introducir de forma sencilla la tecnología en su actividad diaria. Para Luis Romero Santos, uno de nuestros abogados penalistas más reconocidos  que combina su actividad profesional entre sus despachos de Madrid y Sevilla, el ya famoso IPAD se ha convertido en un asiduo acompañante, al igual que su maletín y su buen saber hacer. También la campaña que hace de Adwords en Google le hace especialmente reconocible en cualquier lugar de Internet. Son fechas claves para su firma: en unos días conoceremos la nueva web de su firma, Luis Romero &Asociados Abogados, un bufete que camina con paso firme como boutique especializada en penal y que en las próximas semanas afrontará su internacionalización sin prisa pero sin pausa “el próximo viaje que hagamos a Perú y Colombia ayudará a que nuestro despacho alcance interesantes acuerdos con los principales bufetes penalistas de Bogotá  y Lima”, afirma,ahora ya metido en los preparativos del mismo.

Conversamos sobre también sobre el Código Penal, legislación que se la conoce al dedillo, de tal forma que, en un ejercicio de sinceridad, Luis Romero reconoce que no hacen falta tantas reformas legislativas de nuestra normativa penal, como más  policía en la calle. “Estuve con mi familia en Semana Santa en Nueva York y, la verdad, la ciudad es otra con la presencia de policías en las principales avenidas. Me dijeron que hace quince años era una de las ciudades más inseguras del mundo. En España la presencia policial es escasa, a diario, y, en los fines de semana, casi testimonial.” Desde su posición privilegiada de experto, ve bien, pero con prudencia que se intente regular la violencia antisistema “pero sin menoscabar de ninguna forma el derecho de reunión”y advierte que un año y medio tras la entrada en vigor del último Código Penal, las cosas han cambiado poco, “salvo en delitos relacionados con el acoso laboral o los fraudes en internet”. Romero ya comentó en su dia a DIARIOJURIDICO que no era muy partidario de esa reforma que agravaba en exceso esas penas.

Reconoce que no ha dejado de hacer footing pese a que el trabajo no cesa de llegar a su despacho. El deporte le relaja y confiesa que en alguna oportunidad ha tenido alguna idea genial para darle la vuelta a algún asunto complejo. La vida de un jurista no es sencilla. Y si eres empresario tienes la responsabilidad de ser gestor y optimizar sus recursos. Romero es una persona muy observadora que con su mirada parece buscar algún sentido a las palabras  o preguntas que le plantea. Luego con tranquilidad, contesta a todas las preguntas que este periodista le formula. En esta oportunidad le agradezco que haya pensando en un servidor para desayunar en el legendario Hotel Ritz. Mucha gente de diferentes países que irán marchándose hasta que nos quedamos solos. La culpa, esta estrevista y las fotos que le hacemos. Pero ya está acostumbrado. No en vano atesora veintiún años como jurista siempre al pie del cañón. Pocas cosas perturban la calma de este letrado.

Sr Romero ¿Cómo lleva un letrado llevar un caso tan mediático como es la acusación del torero Ortega Cano?

No es sencillo estar en estos casos mediáticos aunque la verdad ya estoy aconstumbrado a lidiar con asuntos de este tipo.  A lo largo de mis veintiún años como penalista he tenido algún que otro asunto que también trascendía a la opinión pública.

Hasta la fecha creo que he mantenido buenas relaciones con los medios de comunicación al entender el trabajo que hacen. Dicho esto le diré que no soy muy partidario de que en estos juicios mediáticos el abogado deba estar continuamente en los medios.  Aunque a veces no te queda otra de salir a la palestra, informar y aclarar el asunto para evitar cualquier tergiversación. La verdad que en determinadas situaciones hasta es negativo guardar silencio; en ese contexto otras opiniones erróneas si no se contrarrestan pueden perjudicar a tu cliente de forma importante.

Tengo también que decirle que en muchos momentos nuestros clientes también nos piden que asumamos ese rol de portavoces suyo. Preferimos hablar en nombre de nuestros clientes; de esta manera podemos asegurarnos que el mensaje y la forma en la que lanzamos esa información será la correcta, así como desvelar aquella parte del procedimiento que pueda contarse.

Ahora que cita a los medios, ¿Hemos mejorado los periodistas en general nuestra cultura en campos tan concretos como el derecho penal?

Es evidente que ha habido una evolución a mejor, aunque a la hora de contestarle a esa pregunta todo depende del soporte informativo del que hablemos.

La prensa económica y jurídica es bastante responsable y prudente con este tipo de temas como norma general.

Sin embargo todo lo que tiene que ver con la llamada prensa rosa aun no se han dado cuenta de la importancia de estos asuntos y, a veces, frivolizan en exceso cualquier situación de un caso concreto. Al final estamos hablando de la intimidad de una persona que, la verdad, poco tiene que ver con el asunto en cuestión, la mayor parte de las veces que eso surge.

Hay un tema que preocupa tanto a CGPJ, Fiscalia como al propio Ministro Gallardón que son las filtraciones del secreto del sumario, ¿usted como lo ve?

Es un asunto delicado de difícil solución. Es cierto que cuando no  se establece por parte del juez ese secreto del sumario el procedimiento es público y, por ello, tanto las partes; sus abogados y medios de comunicación pueden hablar del mismo asunto.

Que cuando se establezca el secreto de las comunicaciones no me parece mal que ante esas filtraciones se haga como ha comentado el Ministro Ruiz-Gallardón y se establezca algún reproche penal para el sujeto que hace la filtración.

De todas formas habrá que regular bien esta fórmula. La que ahora se quiere establecer no acaba de convencerme; en principio sería de un mes y luego se va prorrogando en función de ciertas condiciones. En esta tesitura se da la libertad al juez para que lo pueda prorrogar cuantas veces quiera, a no ser que intervenga un Tribunal Superior en el asunto. Veremos al final como queda esta regulación que es necesaria, sin lugar a dudas

También Gallardón ha hablado de ciertas reformas, como la de la Ley del Menor en relación con los delitos que cometan…

Veo bien la reforma. De esta forma se podrán evitar asuntos como el del caso de Marta del Castillo donde tuvimos dos tribunales con dos sentencias muy diferentes en cuanto a la responsabilidad penal final.

No tocaría nada más ni incrementaría las penas, creo que tanto el Código Penal que tenemos y la Ley del Menor sus sanciones son de las más duras de la UE, junto también con la normativa penal griega. Creo que ahondar más en el Código Penal en este tema seria peligroso y equivocado.

Otros asuntos que amenazan con otra reforma del Código Penal son la multireincidencia y la violencia antisistema, ahora emergente en nuestro país…

Veo bien que el Ministerio del interior quiera controlar y en la medida de lo posible anular este tipo de conductas antisistema que usted señala, siempre y cuando quede salvaguardado el derecho a la manifestación.

Desde este contexto parece difícil que se pueda calificar como terrorismo urbano el convocar una manifestación por Internet.

No creo que haya que hacer tantas reformas legislativas. Lo que hay que hacer es poner a más policía en la calle. Hay que seguir lo que han hecho ciudades como Nueva York, que si antes eran peligrosas, ahora son muy seguras.

Ver a las fuerzas de seguridad en Manhattan o Brooklin da mucha seguridad a los ciudadanos. En España la presencia policíal es reducida entre semana y casi nula los fines de semana. No creo que los policías estén para estar en la oficina. Creo que el Ministerio del Interior debería replantearse su estrategia en este asunto.

Por cierto, ¿Qué valoración puede hacer de la última reforma del Código Penal, de diciembre del 2010? Se han notado los cambios realmente…

Año y medio después de esta última reforma global hasta la fecha de nuestra normativa penal, da la sensación que sigamos con el Código Penal anterior, salvo en temas nuevos como el acoso laboral o los llamados delitos por internet.

Tanto las fuerzas de seguridad, fiscales como jueces no están aplicando el nuevo texto normativo para los nuevos delitos. Esos nuevos delitos aparecen poco para los juzgados de instrucción en cuanto a imputación de personas determinadas.

Por otro lado, la imputación de las personas jurídicas hasta la fecha es mínima desde el punto de vista de esa responsabilidad penal.

Es posible que estemos aún en un periodo de rodaje en este sentido. Sería bueno intensificar la formación sobre el nuevo texto tanto en policía como en magistrados y fiscales.

La verdad que siempre mantuve una opinión crítica a esta reforma. Sobre todo no comparto el incremento de las penas que se ha hecho, con algunas excepciones concretas. Tampoco era partidario de esa figura de la que estamos hablando la responsabilidad penal de las personas jurídicas

Le parece, entonces adecuado que el Gobierno quiera crear un tipo penal para aquel político que gestione mal los fondos públicos…

No creo que haya que introducir ninguna nueva reforma en el Código Penal para este asunto específico que usted me comenta. Ya la propia normativa recoge los tipos en concreto de esta nueva figura que veremos como queda configurada al final..

Sr Romero, en un momento como el de recesión actual, ¿Es rentable crear o poner en marcha un bufete de abogados especializado en derecho penal?

Si, la verdad que siempre es un buen momento para iniciativas de este tipo.

En nuestro caso, somos abogados penalistas tanto de clientes particulares como de empresas.  Además hay que advertir que se ha incrementado el número de delitos y por tanto el de casos penales.

Sobre nuestro despacho, decirle que ha crecido de forma notable el llamado expediente por acusación, es decir encargarse de la acusación penal o particular de un tema, frente a la llamada defensa de esos casos.

Observamos que aunque la acusación la suele llevar el Ministerio Fiscal si vemos que hay determinados ciudadanos o empresas que prefieren contratar a un abogado penalista de experiencia para llevar ese asunto. Además en muchas ocasiones el propio Ministerio Fiscal no está presente en la mayoría de las diligencias, con lo que no defiende bien sus intereses como perjudicado en esa causa

¿Dónde esta la clave para que un despacho penal sea negocio en los tiempos que corren?

No hay fórmulas mágicas. Se requiere gran capacidad de trabajo y dedicación. El tema penal es muy complejo y no está al alcance de todos.

Con todo mis respetos a los abogados del turno de oficio, que todos sabemos que hacen un gran trabajo, pero que  en determinadas ocasiones, creo que se equivocan cuando les dicen a sus clientes que reconozcan los hechos y se declaren culpables, sobre todo si hay penas de diez años de cárcel que les pueden estar esperando.

La primera regla de un penalista suele ser no declarar ante la policía el cliente, porque no se nos permite la entrevista previa y ver el atestado. Y, por supuesto, no reconocer los hechos salvo en situaciones muy excepcionales.

Desde fuera, Sr Romero se ve al penalista abogado como un especialista, siempre pendiente de la normativa que cambia con notable frecuencia..

Es un trabajo muy especializado que requiere una preparación contínua para poder defender a tu cliente con garantías.

En este gran campo que es el derecho penal también cabe especializarse en determinados asuntos como el penal económico, área que ha crecido bastante en nuestro despacho o el llamado derecho penal internacional, ahora con mucha justificación por el mundo tan globalizado en el que vivimos.

Internacionalización, creo que éste es uno de los retos de su firma, Luis Romero &Asociados Abogados..

Estamos inmersos en ello. Acabamos de llevar dos defensas en países vecinos como son Francia y Reino Unido, lo que nos ha facilitado colaborar con abogados de esos países, uno en París y otro en Birmingham. Son casos de familias españolas que tenían algún familiar procesado en esos países.

Estos asuntos nos han permitido cerrar un acuerdo de colaboración con aquellos bufetes, colaborando también de forma activa en esos casos. Tenga en cuenta que la defensa penal y su forma de ejercerla es muy similar en cualquier país de la UE. Y siempre un abogado penalista preparado es muy tenido en cuenta en estos temas.

En esta línea y para reforzar nuestra presencia en el derecho penal internacional, del que hablábamos antes , tenemos organizado un viaje del 9 al 20 de junio con destino Perú y Colombia, en el que estaré acompañado por Miguel Polaino, profesor de derecho penal de la Universidad de Sevilla.

Hemos sido invitado a diferentes conferencias que impartiremos en algunas universidades, así como a reuniones con los principales altos cargos de la judicatura, fiscalía de esos países.

También estaremos en contacto con los principales despachos penalistas de ciudades como Bogotá y Lima. Esperamos establecer acuerdos de colaboración con ellos, de cara a poder darnos cobertura penal mutua en cada lugar.

Al final lo que queremos es que exista, siempre que se pueda, en nuestro despacho un equilibrio entre el derecho penal de empresa y el de los ciudadanos que nos dan su confianza, al elegirnos como sus abogados.