Rafael Catalá, Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, analizó el pasado 25 de junio los retos de la ‘Liberalización del sector de transporte e infraestructuras’ en una jornada organizada por la Cátedra Pérez-Llorca/IE de Derecho Mercantil. En el evento, moderado por José Pedro Pérez-Llorca, socio fundador de Pérez-Llorca, participó, asimismo, Victor Torre de Silva, Profesor de IE Law School,

En el seminario se expusieron las medidas que está estudiando el Gobierno para avanzar en el proceso de liberalización del sector del transporte e infraestructuras como un mecanismo para ganar en eficiencia a través de la colaboración entre el sector público y el sector privado. Como punto de partida, el Secretario de Estado expuso los efectos dinamizadores para la economía nacional de la inversión en infraestructuras. Para ello, puso sobre la mesa un buen número de indicadores y datos económicos, entre los que destacó las medidas impulsadas por el Ejecutivo en relación con las concesiones de determinadas autopistas. A este respecto, el Secretario de Estado hizo referencia a la utilización de la figura de los préstamos participativos y la prórroga de los plazos de las cuentas de compensación.

El punto central de la intervención del Secretario de Estado giró en torno a la necesidad de reconvertir los sistemas obsoletos de financiación de infraestructuras con el propósito de potenciar alternativas que, pese al actual contexto económico-financiero, permitan mantener los niveles de inversión, optimizar los proyectos y potenciar el crecimiento económico.

Es definitiva, el Secretario de Estado puso de manifiesto como los nuevos modelos de gestión y financiación de infraestructuras y servicios públicos deben permitir mantener o, incluso, incrementar el ritmo inversor y, al mismo tiempo, cumplir con los objetivos presupuestarios y su sostenibilidad en el tiempo. En particular, resaltó como uno de los pilares de la estrategia del Ministerio de Fomento en el marco de su nuevo Plan de infraestructuras para los próximos 12 años, la necesidad de potenciar aquellas vías que permitan la colaboración del sector público con la iniciativa privada a fin de reactivar la economía.

En línea con lo anterior, el Secretario de Estado analizó la iniciativa de la Unión Europea y el Banco Europeo de Inversiones en relación con el diseño de un instrumento financiero que facilite la captación de recursos para proyectos de infraestructuras. Se trata de los conocidos como “Project Bonds”, una herramienta basada en un reparto de riesgos eficiente que persigue captar recursos del mercado de capitales para proyectos de nueva construcción o “Green Field”.

Como conclusión, el Secretario de Estado apostó por respaldar de forma decidida a las empresas que acometen proyectos internacionales de infraestructuras, impulsando para ello las alianzas empresariales, la constitución de consorcios internacionales y avalando en el exterior la competencia demostrada en territorio español. A su juicio, el Ministerio de Fomento juega un papel importante en la consolidación de las empresas españolas en el mercado internacional de las infraestructuras, así como en la salida al exterior de pequeños y medianos empresarios.

La ponencia del Secretario de Estado fue seguida de la intervención de Victor Torre de Silva, quien incidió en la problemática de las infraestructuras no rentables y en la dificultad a la hora de fijar las tarifas de forma óptima y eficiente, lo que sirvió de enlace para el debate técnico sobre las diferentes alternativas para la liberalización de estos sectores entre todos los asistentes.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.