Tras el trámite pertinente de ser recibido por la presidente de la Comunidad de Madrid hace un par de dias, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira Morante,  presentó ayer e hizo las valoraciones pertinentes sobre la misma, a los medios de comunicación la Memoria de la actividad en los juzgados y tribunales de la región durante el año 2011. En su comparecencia  ante la prensa, Vieira Morante  destacó que si bien en el ejercicio precedente se produjo un ligero descenso en la entrada de nuevos asuntos, también se redujo el número de los que estaban en tramitación.

Lo que sí llama poderosamente la atención son los asuntos contenciosos admistrativos que se han disparado un 25 por cien, pese a las medidas establecidas desde estos tribunales. También comentó la apuesta de su alto Tribunal por el fomento de los métodos alternativos como el arbitraje y la mediación. De hecho, el próximo dia 10 de julio quedará constituido un grupo de trabajo en la comunidad sobre el fomento de la mediación.

Preguntado el propio presidente sobre el documento que ha realizado el CGPJ sobre un nuevo concepto de demarcación de planta, Vieira indicó que es un buen punto de partida para cambiar la reorganización de los partidos judiciales que data del siglo XIX, «sin embargo necesita, en el caso de Madrid de una profunda reflexión, sobre todo de cara a las propias características de nuestra región, donde en principio sería más factible la concentración de sedes judiciales por encima de otras cuestiones, sobre todo por el momento de crisis que vivimos».

Este descenso en la pendencia, cuyo mérito debe adjudicarse al excelente trabajo desarrollado por jueces y magistrados y por el personal adscrito a los órganos judiciales, debe ir acompañado, a su juicio, de medidas que reduzcan la elevadísima litigiosidad que soporta la Comunidad de Madrid, que en 2011 hizo frente a 1.498.228 asuntos nuevos, una cifra sólo superada por Andalucía (1.913.427 asuntos pero con más población y más jueces y magistrados) y por encima de Cataluña (1.403.795, con una población y una plantilla judicial similares).

La cifra de un millón y medio de nuevos asuntos, aunque supone una reducción del 2,59 por ciento respecto a la del ejercicio precedente, sigue siendo alarmante, pese a que a 31 de diciembre de 2011 seguían tramitándose 472.215 procedimientos, un 3,06 por ciento menos que al finalizar 2010. Además, se han resuelto 1.510.392 asuntos, lo que supone un incremento del 0,11 por ciento sobre los que lo fueron en la anualidad precedente.

El presidente del TSJ de Madrid ha subrayado, por tanto, la necesidad de “reflexionar detenidamente sobre la elevada litigiosidad”, cuestión que considera “uno de los grandes problemas que aqueja a la Administración de Justicia en nuestro país en general y en la Comunidad de Madrid, en particular”. En ese sentido, Vieira ha afirmado que la sola creación de nuevos órganos judiciales no soluciona el problema, ya que el aumento de juzgados, “sólo será eficaz si, a la vez, se mejora sustancialmente su gestión”.

Para lograr este deseable objetivo ha apostado decididamente por la modificación de la actual regulación de la asistencia jurídica gratuita, para que no se produzcan, por ejemplo, abusos indebidos en la interposición de recursos, y por el impulso de  medidas de resolución extrajudicial de conflictos, como son el arbitraje y la mediación. “En definitiva –subrayó- hay que poner coto a las pretensiones judiciales carentes de  fundamento que pagamos todos los ciudadanos”.

Durante el acto de presentación de la Memoria 2011, el presidente del TSJ de Madrid puso también de manifiesto el trabajo que se viene realizando en colaboración con la Comunidad de Madrid en el ámbito de las competencias de la Comisión Mixta. Fruto de esta estrecha colaboración se ha articulado el plan de choque para la formación de los funcionarios interinos o la constitución de la Junta de Expurgo, entre otros proyectos. Además, se ha impulsado la generalización de la firma electrónica y la sustitución definitiva de los Sistemas Libra y Minerva por el Sistema de Gestión Procesal propio de la Comunidad de Madrid, en la que ha sido una eficaz apuesta para la normalización y mejora del sistema informático de las sedes judiciales.

Todos los datos referentes a la Memoria 2011 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid pueden consultarse en el documento adjunto

 

Memoria Tsjm 2011 d.l
 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.