La proliferación de ciclistas en las ciudades provoca múltiples ventajas: menos contaminación, menos ruido, ahorro económico… Sin embargo, ello también ha implicado un aumento de los accidentes de circulación.

El principal problema, desde un punto de vista jurídico, es que en España no existe la obligatoriedad de matricular este tipo de vehículos ni de identificar a las bicicletas. Tampoco existe la obligación de suscribir un seguro obligatorio, como ocurre con los vehículos a motor. Ello implica que, quien sufre un percance con un ciclista, debe acordarse de tener en cuenta diversos aspectos para poder reclamar, posteriormente, una indemnización.

Cristina Ruiz, abogada en Sanahuja & Miranda, desarrolla esta problemática en el siguiente vídeo:

 

2 Comentarios

  1. Muy interesante el video. Es muy util para mostrar a los ciclistas como grandes criminales causantes de accidentes ” ya que no es raro que faciliten nombres falsos”.

    “Debe olvidarse del dolor la perdida de consciencia” claro que si! Lo primero es lo primero, si tengo una brecha en la cabeza ya lo miraremos luego primero miro el DNI que total para desangrarse uno siempre està a tiempo….

    Sigan dando estos consejos y lo que tendran que defender es el cobro de seguros de vida.

  2. ¡Claro que si, mujer! La falta de matrícula y de seguro es lo causa los accidentes. Esto es lo que yo llamo coger el rábano por las hojas.

    Y encima el que sufre el percance es el conductor de automóvil. ¡Pero vamos a ver SEÑORA!

    ¿Y si es un peatón el que se te echa encima y causa los desperfectos en tu flamante vehículo?¿Cómo identificarías sus… no se… pantalones, gafas?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.