Diego-García
Diego García Paz

La cultura jurídica es precisamente uno de esos pilares que fundamentan, desde tiempo antiguo, la dignidad y diferenciación del hombre como ser vivo. El Derecho es obra humana y al mismo tiempo obra social; una de las vertientes más humanísticas del conocimiento, pues refleja al ser humano en su singularidad, e integrado en una relación cotidiana tanto con personas titulares de derechos y obligaciones como con entidades que trascienden el ámbito individual.

La Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España, desde su originaria constitución, ha sido testigo de la historia y de los muchos avatares que han afectado al desarrollo de la ciencia jurídica, que como ciencia humana que es, se ha encontrado condicionada por premisas y escenarios, no pocas veces ominosos, en los que el conocimiento humano ha podido, a duras penas, desenvolverse.

Pese a esta realidad, la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España surgió con la impronta de la Ilustración, y por ello con la pretensión, que no se limitó a una aspiración o expectativa, sino que se materializó efectivamente, de aportar luz en el desarrollo del saber jurídico, a lo que siempre coadyuvó la independencia en sus actividades.

Los juristas prácticos no debemos nunca alejarnos de la importantísima formación que proporciona el tomar contacto con la Real Academia, con el conocimiento que sus muros atesoran, con los grandes y sabios juristas que la integran. El sedimento que en cualquier profesional del Derecho deja el poder participar en esta Docta Corporación se patentiza, sin duda, en su trabajo cotidiano, que gana en riqueza y profundidad.

Las ramas más clásicas del Derecho, desde luego, tienen su importante espacio, pero es imprescindible destacar cómo todas las facetas sociales y todas las inquietudes humanas, objeto de regulación normativa, se integran en la actividad de la Real Academia, en la que el Derecho Deportivo o el Derecho de las Nuevas Tecnologías son materias de interés habitual, posicionando a la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación en el concepto o paradigma de lo que debe ser y a lo que debe aspirar el jurista integral: con una mano extendida hacia la tradición y la mirada puesta en la vanguardia del saber jurídico. Por ello, es fundamental que el Estado brinde un apoyo pleno a la Institución, atendiendo a la gran importancia social que reviste.

Las palabras que en 1840 pronunció Don José Sanz y Varea, quien fuera Académico y Secretario de la entonces Matritense de Jurisprudencia y Legislación, resuenan en 2015 con total actualidad: “Y por lo que a vosotros toca, señores Académicos, seguid cultivando la ciencia de la legislación y jurisprudencia con la misma constancia y ardimiento que siempre os han distinguido. No os detengan en vuestra noble carrera los grandes obstáculos que se os presenten, ni las graves preocupaciones con las que a la vez tengáis que luchar. Volved la vista a los ilustres varones que os precedieron en estas tareas literarias, y que con su dedicación y conocimientos os allanaron un camino sembrado de malezas y erizado de dificultades. Imitad su ejemplo: sed modestos, laboriosos y aplicados como ellos; no olvidéis empero la distancia que separa vuestro siglo del suyo: tened presente que la sociedad marcha, y que después de tantos sacudimientos y trastornos se agita estremecida y convulsa, sin saber cuál sea su porvenir. A vosotros os corresponde marcar la senda que debe emprender, y el movimiento que ha de guiar sus pasos. Cuando llegue este caso, proclamad los mismos principios fecundos y luminosos que con tanta firmeza y entusiasmo habéis sostenido en nuestras discusiones. De este modo adquiriréis un renombre eterno, seréis útiles a vuestros amigos, y haréis un gran servicio a la Patria”.


Por Diego García Paz, letrado de la Comunidad de Madrid  y  Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.