La relación que se crea fruto de un vínculo laboral entre empleado y trabajador no es siempre sencilla, pues si bien ambas partes buscan hacer lo mejor para que la empresa funcione, ambos tratan de luchar por sus propios intereses, algo que a menudo se ha de resolver con asesoría legal de por medio, llegando en algunos casos a ser reconducida por la vía judicial.

infracciones laborales

Amor Pelegrí, socia fundadora de Pelegrí Abogados, recuerda que, según el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, “son infracciones laborales las acciones u omisiones de los empresarios contrarias a las normas legales, reglamentarias y cláusulas normativas de los convenios colectivos en materia de relaciones laborales, tanto individuales como colectivas, de colocación, empleo, formación profesional para el empleo, de trabajo temporal y de inserción sociolaboral, tipificadas y sancionadas de conformidad con la presente ley”.

En este sentido, a la hora de tener que llevar a cabo una reclamación laboral, los pasos a seguir no siempre son los mismos, aunque el trabajador cuenta con vías de actuación suficientes como para solucionar el conflicto.

  1. Representantes de los trabajadores. El primer paso siempre debería ser el de tratar de solucionar el conflicto dentro del marco de la propia empresa contando con la mediación de los representantes de los trabajadores, encargados de hacer que se cumplan las normas en derechos laborales. Además, los sindicatos también pueden poner a disposición del trabajador mecanismos para denunciar, por lo que si es posible utilizar también esta vía, debería hacerse.
  2. Buzón de lucha contra el fraude laboral. La página web que el Ministerio de Empleo pone este buzón a disposición del ciudadano para que pueda notificar de forma anónima las infracciones o conductas fraudulentas que detecte en su empresa. La información que se envía mediante esta plataforma llega a Inspección de Trabajo para su posterior análisis y poner así en marcha los procedimientos oportunos a la mayor brevedad posible.
  3. Denunciar ante la Inspección de Trabajo. En este caso el sujeto que la presente deberá identificarse. Este organismo está encargado de velar por que se cumplan las leyes en materia de Derecho del Trabajo y Seguridad Social y cuenta con tres formas de actuar:
  • Por iniciativa propia.
  • Por petición de otros órganos administrativos.
  • Por denuncia de los ciudadanos.

4.    Vía judicial. La última opción para reclamar los derechos laborales de los ciudadanos en su entorno laboral es a través de los Juzgados de lo Social, dónde se deberá presentar la “Papeleta de conciliación laboral”, documento necesario para demandar a la empresa por infracción laboral y comenzar así con el proceso judicial.