María Jesús González-EspejoPor María Jesús González Espejo, socia directora de Emprendelaw

En enero del pasado año publiqué un artículo al que di el título de “Marketing Jurídico: 10 tendencias para 2013”. Hemos cerrado el año y me acordé de este artículo y con curiosidad decidí revisar lo acertado o errado de mis predicciones y con alivio he visto que no me he alejado demasiado de lo que ha sido el año, así que una vez más me he animado a hacer este atrevido ejercicio de vaticinio. Veamos en detalle las diez tendencias que auguramos para el año que comienza.

1. Dime lo que quieres saber y te demostraré que yo soy el que sé de eso: los directorios en Internet han cogido fuerza durante 2013 como canal de venta de servicios. El internauta acostumbrado ya a comprar seguros, viajes y otros servicios, ha entendido que es posible también localizar un buen abogado a través de estos sitios. Una de las decisiones que seguirá siendo difícil tomar es la por cuál apostar. Para ello aconsejamos pedir datos a sus responsables: número de clicks, número de consultas, número de abogados o firmas que ya forman parte del directorio. Algunas de estas plataformas se convertirán en verdaderos “Hubs del Derecho” dentro de los que encontrar noticias, ver vídeos, plantear preguntas a expertos, leer artículos, participar en foros, etc. Los buscadores como Google apuntarán a ellas con muchísima frecuencia porque serán auténticas minas de información.

2. La revisión inaplazable de los sitios Web: aún hay muchas firmas que siguen sin tener página Web pero sobre todo, lo que sigue habiendo son muchas webs que no aprovechan el potencial de Internet para desarrollar la marca, pues no son 2.0. Como consecuencia de ello, las firmas no pueden por ejemplo interaccionar a través de ellas en las redes sociales ni posicionarse como expertas gracias a los contenidos que publican en ellas. Los despachos que aún se encuentren entre los que no tienen Web o tengan una muy obsoleta, no deberían dejar pasar un año más sin invertir en ellas.

3. Habrá que seguir estudiando: el año que empieza promete novedades en lo que se refiere a cambios normativos y, por tanto, en la necesidad de seguir la actualidad. El sistema quiebra por muchos sitios y nuestro gobierno seguirá intranquilo y cambiando normas a la búsqueda de soluciones a los muchos problemas que aún falta resolver. También lo están en Bruselas, donde se trabaja en importantes frentes de gran impacto para el sector como por ejemplo, el nuevo Reglamento de Protección de datos o las diversas iniciativas que tienen ocupada a la Dirección General de Justicia (aquí pueden consultarse).

4. Pero al menos seguirá habiendo mucho que contar: en el artículo del que hablaba al inicio señalaba que “en 2013 seguirán creciendo todas las actividades de marketing que se desarrollan en Internet. La generación de contenidos y su difusión a través de Internet serán las principales herramientas para construir reputación y la venta personal, continuará siendo la forma más habitual de captar nuevos clientes”. Pues este año esta afirmación será si cabe aún más cierta. Lo bueno es que los despachos podrán hablar a sus clientes sobre todos esos cambios normativos y sus consecuencias y así, generar contenidos de interés y con algo de suerte, por ende cosechar nuevo negocio.

5. Medios de comunicación: no creo que vayan a producirse grandes cambios en lo que se refiere a lo que a los medios de comunicación interesa del sector legal. La presencia de los profesionales del sector (sobre todo de abogados y algún cargo público, porque poco se prodigan otros colectivos por estos medios) seguirá siendo residual; en alguna tertulia y en algún programa. Lo jurídico no ha encontrado aún su hueco en la parrilla de TV y radio. Respecto a la prensa, mi previsión es que aún tendremos menos espacio en los medios generalistas y en los económicos, mantendremos la que tenemos (que como bien se sabe es muy inferior a la que teníamos hace sólo dos años). Además, auguro que la tendencia del pasado año de reducción del papel y aumento del contenido digital seguirá creciendo y, que por tanto, será muy difícil hacerse un hueco en la prensa escrita. Mi enhorabuena por adelantado a los profesionales del sector legal que logren ser noticia. Mis ánimos a los profesionales que se lancen a escribir tribunas, aquí en Diario Jurídico siempre serán bienvenidos los análisis de la actualidad legislativa y jurisprudencial.

6. Formación en ventas y desarrollo de negocio: si hay algo que preocupa a la mayoría de los abogados que conozco, y para muchos de los que trabajo, es encontrar nuevos clientes. Creo que en 2014 será necesario seguir trabajando para lograr que todos los miembros del equipo apoyen el crecimiento de las firmas a través de las ventas. Además, ante la imposibilidad de subir las retribuciones, la formación seguirá siendo para muchas firmas una de las pocas formas de incentivar a sus profesionales y, desde luego, aprender a vender o a vender mejor es una habilidad que a todo abogado debería interesar.

7. Vídeo marketing: aunque en mi artículo auguré que sería más frecuente que la comunicación del sector se realizara a través de vídeos, la realidad es que seguimos casi igual que el pasado año en este campo. De vez en cuando algún despacho nos sorprende con un vídeo corporativo, de aniversario o dirigido a la captación de talento, pero el sector sigue sin apostar por este medio para comunicar sus mensajes. Quizás en 2014 se invierta esta tendencia. Yo intuyo que Youtube está esperando al sector con los brazos abiertos.

8. Presencia en las redes sociales: el sector seguirá sin duda uniéndose y conversando o aprendiendo a conversar en ellas. Sin embargo, no es fácil hacerlo, pues se exige utilizar un registro totalmente distinto al que se usa habitualmente en la profesión.

9. Segmentos de negocio clave: habrá que seguir adaptándose al autónomo y a la PYME. De ellos habrá que comer, porque son ellos los que están moviendo la economía (hace poco comunicaba ATA –una de las principales asociaciones de trabajadores autónomos de España– que este año se han dado de alta una media de 70 autónomos al día y cerca de 26.000 nuevos en todo el año) y los que previsiblemente seguirán haciéndolo durante 2014. Respecto a los sectores, creo que conviene apuntar hacia los que sostienen o están haciendo crecer actualmente nuestra economía: turismo, exportaciones, sanidad, comercio por Internet, sanidad, agroalimentario, y TMT (Technology, Media, Telecommunications).

10. Mercados emergentes: continuará la búsqueda de nuevos mercados y a la exploración en la selva de nuevas áreas de servicios y nuevos segmentos de clientes, se unirá la que se haga en nuevos destinos. Latinoamérica seguirá siendo el destino más importante, pero creo que este año más firmas pondrán los ojos en otros destinos menos conocidos. África nos queda muy cerca y es una de las regiones del planeta con mayor potencial de crecimiento. Europa seguirá siendo importante, sobre todo Alemania que seguirá siendo el motor de nuestro continente. Asía, también interesa cada vez a nuestras empresas y sus abogados no pueden quedarse atrás. En suma, que será un año de viajes y descubrimientos en el exterior.

1 Comentario

  1. Para mí, el punto más complicado en nuestro sector son las redes sociales. Veo los blogs y videoblogs con mucho futuro, pero las redes sociales sigo teniendo mis dudas, lo veo más enfocado para empresas de ocio, turismo etc…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.