El próximo día 18, los detectives colegiados en el CODPCAT (Col·legi Oficial de Detectius Privats de Catalunya) participarán en su primera jornada de formación contra la violencia sexual en los entornos de ocio. Este es uno de los primeros frutos del acuerdo firmado por el Colegio con la Conselleria de Interior de la Generalitat por el que los detectives privados se incorporan al «Protocolo de seguridad contra las violencias sexuales en entornos de ocio».

Prácticamente seis de cada diez mujeres en España han sufrido algún episodio de violencia sexual machista en un espacio de ocio nocturno, según un estudio del observatorio [email protected] sobre las violencias sexuales. En Catalunya, según la Conselleria de Interior, el 90% de las víctimas de estos delitos son mujeres y el 98% de las personas detenidas son hombres.

El «Protocolo de seguridad contra las violencias sexuales en entornos de ocio», impulsado por el gobierno catalán, es un paso más en la lucha contra esa lacra en varios frentes.

Su primer objetivo es coordinar, de una forma eficaz, a todos los actores en seguridad, como la Policía de Cataluña —formada por Mossos y las policías locales—, las distintas policías portuarias y los profesionales de la seguridad privada, con otros profesionales que prestan sus servicios en el ámbito del ocio, desde el personal de sala, las camareras y los camareros, al personal de control de acceso o los auxiliares de servicios. Hay que sumar, también, a cargos políticos y técnicos municipales con responsabilidad en esta área.

Con esa coordinación, la Conselleria pretende que ningún hecho punible se escape del conocimiento de los responsables de seguridad y se establezca cuál es el papel que cada uno de estos profesionales debe tener en la prevención y, sobre todo, en la reacción ante cualquier tipo de violencia de carácter sexual.

El Protocolo dota de contenido y criterios interpretativos el acoso sexual no penal, constitutivo de infracción administrativa, para que sea perseguible por esa vía y no quede impune. También establece las actuaciones operativas para con el agresor, tanto cuando se produzca violencia sexual constitutiva de delito como en los casos de acoso sexual no penal.

«Lo más importante para nuestro colectivo, es que, por primera vez, se establecen unas pautas desde estamentos oficiales dirigidas en concreto a todos los profesionales de la seguridad privada, a los que se incluye en el operativo global», explica Mercè Ferran, presidenta del CODPCAT. «Es un gran avance respecto al pasado. De una forma efectiva, las autoridades reconocen la capacidad de los detectives privados para actuar y colaborar en un ámbito concreto, muy delicado profesionalmente y de amplia repercusión social», concluye.

Esta formación se impartirá dentro del programa online «Información & Formación 3.0», puesto en marcha por el CODPCAT este año.

Fuente: CODPCAT

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.