Conferencia a los estudiantes de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey

La siguiente conferencia fue dada como parte de una conferencia “Zoom” a los estudiantes de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, Estados Unidos. Las explicaciones son una visión general del sistema jurídico suizo en materia de derecho de divorcio y están pensadas como una introducción para los estudiantes, no son en absoluto un asesoramiento jurídico. El orador desea agradecer a la profesora Maritza Rodríguez por esta oportunidad.

procesos de familia

Asuntos Internacionales

En los asuntos internacionales, incluidos el Derecho de familia y el divorcio, la cuestión de la competencia debe resolverse siempre en primer lugar, seguida de la cuestión del derecho aplicable. Cada país tiene sus propias reglas de Derecho internacional privado para ello y según nuestro Derecho internacional privado, la residencia legal en Suiza es suficiente para la jurisdicción de un juez suizo y para la aplicación del derecho suizo en los procedimientos para el divorcio mismo.

Cabe señalar también que la jurisdicción y el derecho aplicable pueden diferir. Así pues, la cuestión del estado del divorcio debe distinguirse de la cuestión de la ley aplicable al régimen matrimonial. Los asuntos de menores también pueden estar sujetos a una jurisdicción separada, ya que la jurisdicción suele basarse en la residencia habitual del niño y no en el lugar de domicilio de los padres. Sólo si este lugar de residencia coincide con el domicilio, todas las cuestiones relativas a los niños pueden ser juzgadas por el juez de divorcio. También puede haber diferentes jurisdicciones para la evaluación de las cuestiones relativas a la atribución de la patria potestad, el derecho de visita y la manutención de los hijos.

Por lo tanto, en las relaciones internacionales, es importante, como abogado, preguntar primero a las partes sobre sus antecedentes. Así que sólo porque un cliente venga a nosotros que vive en nuestra ciudad no significa que podamos ayudarlo. Por un lado, hay que preguntarse por la situación actual, dónde viven las partes, dónde viven los hijos, dónde están los bienes. Pero las partes también pueden haberse casado en el extranjero y no son conscientes de que pueden haber definido su estatus allí. A los clientes se les debe preguntar si han concluido un contrato de matrimonio cuando se casaron. A menudo las partes no pueden recordar esto. Por lo tanto, hay que preguntarles si recuerdan haber firmado algo oficial, si han acudido a un notario, si tienen una copia, o dónde se puede obtener dicha copia.

La siguiente pregunta importante es la del permiso de residencia. Esto es importante porque no todos los cónyuges tienen derecho a permanecer en Suiza por derecho propio. En particular, las parejas que asumen el papel de ama de casa, que hayan vivido en Suiza durante menos de tres años y que sólo obtengan su derecho de residencia del cónyuge que trabaje pueden perder su permiso. Esta cuestión es importante porque un divorcio rápido, posiblemente por razones emocionales, no debe llevar a un efecto perjudicial en la residencia y tener consecuencias negativas.

En cuanto a las medidas respecto a los hijos menores: 

La pensión alimenticia: 

En Suiza, distinguimos entre diferentes categorías de reclamaciones de alimentos. Desde una reciente revisión de la ley hace unos años, ya no distinguimos si los padres de los niños estaban casados. Si los padres se separan, la manutención de los hijos debe ser regulada.

  • El padre que cuida a los niños provee la llamada “manutención en especie” por esta dedicación.
  • El padre sin custodia debe pagar la manutención en efectivo de los niños, es decir, sus gastos mínimos, los gastos de vivienda, el seguro de salud y los gastos escolares. Estas categorías y la mayoría de las cantidades son especificadas por las autoridades.
  • Como tercera categoría de manutención, el padre sin custodia debe pagar al cuidador la llamada manutención de financiación. Esto tiene que compensar los ingresos que el padre o la madre que se ocupa de los niños necesita para su propio mantenimiento y que no puede obtener mediante su propia actividad profesional porque está cuidando a los niños. La cuestión de la capacidad de ganancia depende del nivel escolar del niño más joven. Si este niño más joven entra en la escuela superior normalmente a la edad de 12 años, se puede suponer que el padre que cuida al niño es 100% capaz de ganarse la vida.

Esta manutención se debe a los niños, pero se paga al padre que los cuida.

Si el padre sin custodia sigue siendo capaz de hacerlo porque sus ingresos son tan elevados que todavía queda dinero después de deducir sus propias necesidades y de deducir las partidas de manutención de los hijos, puede seguir estando obligado a proporcionar una manutención postmatrimonial (pensión alimenticia) y una manutención que compensa la pensión de vejez, una compensación por la pérdida de los derechos de pensión debido a la reducción del empleo por obligaciones de cuidado.

Todos estos cálculos son complicados y exigen un buen conocimiento no sólo de los hechos, pero sobre todo del funcionamiento técnico de las hojas Excel.

La manutención de los niños se debe hasta que el niño alcance la mayoría de edad. En Suiza, la mayoría de edad se alcanza a los 18 años. Sin embargo, en todos los casos, el juez decide que la manutención del niño es pagadera hasta que el niño haya completado su educación inicial regular. Dado que en Suiza alrededor del 85% de los niños terminan un aprendizaje profesional después de terminar la enseñanza secundaria y suelen encontrar un trabajo después, la obligación de pago suele cumplirse ya a la edad de 18 ó 19 años. Sin embargo, si los niños se embarcan en una carrera universitaria, la obligación de pago puede extenderse hasta que hayan completado estos estudios. Cabe señalar también que las universidades de Suiza son gratuitas. Por regla general, los padres sólo tienen que pagar los gastos diarias de los niños durante los estudios a la universidad y pagar los (bajos) gastos de administración.

Si uno de los padres responsables de la manutención no paga su pensión alimenticia, hay oficinas oficiales en casi todos los cantones de Suiza que adelantan la pensión alimenticia. Estas oficinas se encargan del pago de las cantidades de la pensión alimenticia determinadas por el juez, normalmente en su totalidad. Al mismo tiempo, tienen asignadas las reclamaciones contra el cónyuge que debe la pensión alimenticia y cobran la cantidad independientemente del beneficiario.

Cuando las circunstancias del cónyuge que debe la pensión alimenticia cambian de manera significante, se puede solicitar al tribunal competente que modifique la cuantía de la pensión alimenticia. A tal fin, los tribunales suizos normalmente definen en el decreto de divorcio los ingresos y las circunstancias financieras que se suponen en el momento del decreto. El derecho a modificar el importe de la pensión alimenticia sólo existe si hay una diferencia de más del 15% al 20% de las cantidades establecidas en la sentencia.

A continuación, se presentan algunos comentarios sobre el derecho procesal

Esto puede ser un hecho sorprendente para los abogados norteamericanos: No tenemos un sistema de “Discovery” en el procedimiento civil suizo. No tenemos que proporcionar a la parte contraria todos los documentos; de hecho, podemos retener información y documentos mientras el juez no nos obligue a entregarlos. Las partes deben proporcionar información completa al tribunal, pero no al abogado de la oposición. Como representante, tengo derecho a exigir que el tribunal ordene a la otra parte que entregue los documentos. El juez decide entonces si estos documentos son relevantes, si deben ser entregados. Luego el abogado de la oposición los entrega y luego se le da acceso al acta al otro abogado. Por supuesto, es importante si un caso debe juzgarse de oficio, cuando el tribunal exige los documentos por propia voluntad, especialmente en asuntos de niños. Sin embargo, en materia de derecho matrimonial y de manutención conyugal, son las partes las que deciden qué pruebas deben presentarse ante el tribunal, y el tribunal no se impone. Esto es especialmente el caso de los partidos con bienes significantes. En este caso, la diferencia entre los sistemas norteamericanos y suizos juega un papel importante. En Suiza, es la parte que reclama algo que no sólo es responsable de producir las pruebas, sino también de obtenerlas en primer lugar. Si no hay acceso a la información es el problema de partido que lo quisiera tener. Sólo tengo la posibilidad de pedirle al tribunal que le ordene a la otra parte que presente documentos. Sin embargo, la otra parte no tiene que proporcionarme información directamente, y el abogado de la otra parte no es responsable ante mí ni de la verdad ni de la integridad de la información.

Si solicito una edición, el tribunal puede especificar los documentos que quiero que se editen. Tengo que ser preciso. Por ejemplo, no puedo exigir que todos los “documentos bancarios de bancos en el extranjero” ó “en Suiza” sean entregados al tribunal. Debo especificar los documentos, por ejemplo, el banco en el que sospecho que se mantienen los activos, dando las direcciones de las sucursales, los números de cuenta, u otros nombres específicos. El tribunal no aceptará como base para la solicitud de una edición las suposiciones demasiado generales sobre la existencia de cualquier activo.

A falta de un sistema de “Discovery”, podemos adoptar un enfoque táctico con respecto a las pruebas disponibles, en particular en las negociaciones previas a los acuerdos judiciales.

Si un abogado extranjero desea obtener información en Suiza, la solicitud no puede hacerse valer simplemente a través de un abogado suizo. No se trata de “funcionarios del tribunal”; las solicitudes formales de pruebas sólo pueden ser presentadas por un tribunal. Los abogados que no lo hacen y trabajan para un abogado extranjero o incluso para un tribunal extranjero en Suiza pueden ser culpables del delito de actuar en nombre de un Estado extranjero. El procedimiento correcto suele consistir en formular esta solicitud de edición en el tribunal del extranjero y luego hacerla valer en Suiza con la ayuda de un abogado suizo. Cabe señalar que, en virtud del derecho suizo, durante la existencia de un matrimonio, los cónyuges tienen derecho a conocer la situación económica del otro. Sin embargo, también en este caso es importante disponer de información detallada, ya que el tribunal suizo no permite “expediciones de pesca”. Por supuesto, la cuestión de la jurisdicción también se plantea cuando se solicita información sobre los bienes conyugales. Un juez suizo no tiene necesariamente competencia para decidir sobre cuestiones en un procedimiento matrimonial si las partes están domiciliadas en el extranjero solo porque hay un bien matrimonial situado en Suiza. Por consiguiente, debe ser posible designar con cierto grado de certeza los bienes situados en Suiza.

Sin embargo, la importancia de esta incertidumbre procesal en materia de pruebas se ve reducida por el hecho de que, por regla general, el patrimonio conyugal puede probarse mediante la declaración de impuestos cantonal. Se puede solicitar a la administración fiscal una copia de la declaración de impuestos. Dado que en Suiza se aplica un impuesto sobre el patrimonio además del impuesto sobre la renta, el patrimonio también figura en la declaración de impuestos. La declaración de impuestos puede ser consultada por ambas partes para el período en el que vivieron por separado. La mayoría de las partes tienen, de todos modos, recuerdos o informaciones sobre los bienes del otro, porque se informaron mutuamente sobre los bienes o las cuentas bancarias durante los tiempos en que vivían en buena armonía.

Si una parte no ha declarado los bienes en la declaración de impuestos, tiene otra palanca en su contra, porque la parte pidiendo informaciones o una pensión alimenticia puede imponerse por la falta de la declaración necesaria de impuestos, abriendo el paso para negociaciones.

En Suiza no existe la obligación de acudir a los tribunales con un abogado. Hay clientes que están de acuerdo desde el principio o que tienen poco que perder, que por lo tanto pueden acudir a los tribunales sin la asistencia de un abogado. Cuando hay mucho dinero en juego o hay que resolver asuntos complicados, la representación por abogados es preferida. Estimo que alrededor del 80% todavía se hacen acompañar por un abogado. En Suiza existe un sistema de litigio gratuito, un sistema de asunción estatal de los gastos judiciales y de los honorarios de los abogados si una de las partes no puede pagarlos.

En lo que respecta a la patria potestad, en Suiza se distingue entre la patria potestad y la custodia de los padres. La patria potestad de los padres suele dejarse a ambos. Debe haber una razón seria para retirar la patria potestad de uno de los padres. La custodia de los padres, por otro lado, se asigna generalmente a uno de los padres. La custodia puede compartirse, pero para ello los padres deben ponerse de acuerdo sobre todos los aspectos de las consecuencias secundarias del divorcio en lo que respecta a los hijos, a saber, la manutención, los arreglos para el cuidado de los hijos y todos los derechos de vacaciones. Además, los padres y los hijos deben vivir muy juntos para que el juez apruebe tal solución. Los tribunales suizos están acostumbrados a las situaciones internacionales y pueden regular fácilmente el derecho de visita si las partes viven lejos de la otra, tal vez incluso en otros continentes.

Además, en las relaciones internacionales cabe señalar que las culturas jurídicas pueden diferir enormemente. La forma en que se lleva a cabo un juicio, la forma en que los abogados deben comportarse y la costumbre o manera de proceder, varía de una región a otra. Incluso en Suiza hay diferencias, aunque se aplica la misma ley. Algunos cantones tienen procedimientos muy formales en muy dignas salas del tribunal que crean una distancia entre el juez y las partes, en otros cantones el juez negocia en un diálogo alrededor de la mesa redonda. Casas crean culturas.

Sin embargo, en todos los cantones se acostumbra a que los procedimientos de divorcio se lleven a cabo con objetividad y brevedad. Si se interroga a una de las partes, sólo se permiten algunas preguntas, que deben ser significativas para la sentencia. Los jueces están siempre bien preparados, y también los abogados lo tienen que ser. Sólo se permiten las preguntas que son relevantes. Un comportamiento inadecuado o excesivo del abogado puede perjudicar el caso del cliente.

Se debe aconsejar a los futuros abogados en un entorno internacional que busquen una buena red de abogados en el extranjero en una etapa temprana. Es importante tener buenos amigos en todo el mundo que no sólo te inspiren académicamente, sino que también puedas llamarlos informalmente para obtener una evaluación inicial de un caso. Esto puede ser muy importante porque las tradiciones entre los abogados también pueden variar mucho. Pero incluso allí, se aconseja precaución. En algunos países, los abogados tienen que compartir con la otra parte o incluso con el juez toda la comunicación que reciben de un abogado asociado en el extranjero. En otros ámbitos, es posible mantener debates abiertos entre los abogados de un cliente, sin obligación de transmitir información a la parte adversaria, sobre la forma de llevar a cabo las actuaciones de forma táctica.

La terminología es de gran importancia en las relaciones internacionales y puede variar enormemente. ¿Qué significa la patria potestad? ¿Qué significa la custodia de los padres? ¿Qué contiene, qué debe ser regulado por separado?

También es importante que los abogados que contraten en el extranjero puedan comunicarse con su propia parte en el idioma que hablan. Es mejor tener un colega que sabe exprimirse en el idioma común por lo menos un pocito. Se puede perder mucha sustancia en el trabajo de traducción. Debe darse alta prioridad a la importancia del lenguaje y la terminología.


Autor: Dr. Markus Zwicky

Abogado y notario, Zug, Suiza

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.