Manuel Conthe es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Técnico Comercial y Economista del Estado.

Durante su etapa como presidente de la CNMV dirigió el grupo de expertos españoles que elaboraron el Código Unificado sobre Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas (conocido popularmente como “Código Conthe”), el de reguladores europeos que elaboró el Protocolo sobre Mediación del Comité CESR y el de expertos de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) que analizó la independencia de los consejos de administración de las sociedades cotizadas.

Entre 1999 y 2002 Conthe fue también Vicepresidente del Banco Mundial para el Sector Financiero, tras una larga carrera en el Ministerio de Economía y Hacienda, como Director del Tesoro y Política Financiera y Secretario de Estado de Economía y Consejero Económico Jefe en la Representación de España ante la Unión Europea.

Manuel Conthe culminó su carrera profesional en el sector público cuando en octubre de 2004 fue nombrado presidente de la (CNMV).

Dimitió, sin embargo, del cargo en mayo de 2007, cuando, en la opa sobre Endesa, consideró que el Consejo de la CNMV había dejado indefenso al único oferente autorizado – la compañía alemana E.On- frente a la actuación de Acciona y Enel, que contaba con el apoyo del Gobierno. Con su decisión -que, en contra del deseo del Gobierno, insistió en explicar públicamente ante la Comisión de Economía del Congreso- mostró un sentido de la independencia que ha demostrado a lo largo de toda su carrera.

Conthe mostró su satisfacción por incorporarse al ejercicio profesional del Derecho, de la mano de Bird & Bird. “Mucha gente me ve más como economista que como jurista, pero a lo largo de toda mi carrera siempre he mezclado las dos facetas -por ejemplo, cuando dirigí la elaboración del Código Unificado de Buen Gobierno, del Protocolo sobre Mediación del Comité CESR, de muchas normas financieras todavía vigentes (como la Ley sobre titulización hipotecaria o la de Autonomía del Banco de España) o de la titulización de la moratoria nuclear-. Tras muchos años de practicar el Derecho desde el sector público, me ilusiona hacerlo ahora desde el sector privado, desde un despacho tan cohesionado y con una vocación tan internacional como Bird & Bird, a varios de cuyos socios conozco desde hace tiempo. Mi condición de “Of Counsel”, me permitirá seguir desempeñando otras actividades profesionales, como la de columnista de Expansión. Por otro lado, la tradicional especialización de Bird & Bird en propiedad intelectual e industrial, tecnologías, telecomunicaciones, aeronáutico y otros campos no financieros hace que tenga menos conflictos de interés en arbitrajes relacionados con el sector financiero. Me atrae mucho la posibilidad de ser árbitro. Sé que en España hay ya excelentes árbitros internacionales, así como instituciones –como el Club Español de Arbitraje y las diversas Cortes de Arbitraje- que están potenciando este mecanismo extrajudicial de resolución de disputas. Me consta también la estrecha relación de Bird & Bird con las grandes instituciones del arbitraje internacional (London Court, International Chamber of Commerce…). Comparto la idea de que la independencia y credibilidad personal del árbitro, y la ausencia de conflictos de interés, son esenciales para que las empresas confíen en el arbitraje privado. Los Tribunales de Justicia pueden ser lentos y el grado de especialización de los jueces a veces moderado, pero su independencia personal está, por fortuna, fuera de cualquier duda”.

Javier F. Samaniego, director de la oficina de Madrid de Bird & Bird, coincide en el diagnóstico. “La primera vez que planteamos a Conthe que colaborara con nosotros fue en un momento en el que necesitábamos una figura independiente que resolviera de forma amistosa una importante controversia en el sector financiero; pero estaba todavía afectado por el régimen de incompatibilidad como ex presidente de la CNMV, y no pudo aceptar”.

Asimismo, Manuel Conthe será un activo fundamental para las actividades de Derecho Financiero y Bancario de Bird & Bird, que en los últimos años han crecido mucho en las áreas de banking litigation, derivados y productos financieros estructurados, y regulación financiera, y han experimentado un nuevo impulso de resultas de la actual crisis financiera. “Contar con la colaboración de un experto del calibre de Manuel Conthe constituye para nosotros una oportunidad extraordinaria” señala Andrés Lorrio, socio responsable del área en la oficina de Madrid.

“Otro de los objetivos que me atrae –señala Conthe- es dedicarme al “Análisis Económico del Derecho”, que Bird & Bird viene impulsando con gran éxito desde su Departamento de Derecho de la Competencia y Comunitario. En el mundo jurídico anglosajón y de la Unión Europea –y no digamos en el campo del Derecho de la Competencia (incluidas ayudas de Estado)- no existe una separación tan rígida entre el enfoque jurídico y el económico como el que todavía domina en España. Por eso, haber estado siempre profesionalmente a caballo entre el Derecho y la Economía puede ser una ventaja”, añade.

Tanto José Rivas, director del Departamento de Competencia Internacional de Bird & Bird en Bruselas, como Antonio Creus, socio de derecho de la competencia del despacho en Madrid y uno de los pioneros en Contencioso-Comunitario en España consideran que “con la formación y practica económica de Manuel Conthe, reforzamos el equipo pan-Europeo de derecho de competencia del despacho con especialistas en cada una de las capitales donde tenemos oficinas. Además, su incorporación nos añade una dimensión transatlántica gracias a su periodo en el Banco Mundial en Washington”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.