La Liga Nacional de Debate Jurídico tiene un finalista, y es Miguel García, mejor jurista universitario 2017, que proviene de Montpellier Club de Debate de la Universidad Carlos III de Madrid, que se enfrentó a Juan Pablo García, de Cánovas de la Fundación Málaga, siendo observados de cerca, por el Magistrado Manuel Ruiz de Lara.

manuel ruiz de lara

Ambos argumentaron sobre el sistema de nombramientos actual que aplica el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que atenta con la independencia de los jueces.

Dicho acto tuvo lugar el pasado 21 de Julio de 2017, en el Salón Ernest Lluch, del Congreso de los Diputados, ante un nutrido público, y fue inaugurado por Nacho Prendes, vicepresidente primero de la Cámara Baja por Ciudadanos, portavoz de esa formación en la Comisión de Justicia y abogado, la magistrada del Tribunal Supremo, Celsa Pico, y el también magistrado, este del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Jaime Lozano.

Miguel García, en el momento del recoger el Premio al Mejor Jurista Universitario 2017.

Entre bambalinas, estuvo el Mentor de la Fundación Española del Debate Jurídico (FEDJ), el magistrado Manuel Ruiz de Lara, que puso su desinteresado esfuerzo para la que final obtuviera el éxito que ha tenido.

¿A quién destituye Miguel García con su victoria?

Sucederá en el título a Lucia Aparicio, ganadora el año pasado, y a Ana Fúnez, presidenta de la Fundación Española del Debate Jurídico, quien lo conquistó en 2015.

El planteamiento de la final, que se sucedió a lo largo de 4 días y tres escenarios diferentes, giró en torno a esta pregunta: ¿Es el actual sistema de nombramientos de altos cargos de la judicatura una amenaza para la independencia judicial?

De forma individual, fue el si, la rotunda respuesta, sin embargo, por equipos, se impuso el no, a través de la oratoria de los componentes del equipo Aduma Universidad de Málaga, que ganó al Cánovas Fundación, también de esa ciudad, en una final que fue muy disputada.

Ambos equipos hicieron uso de los casos del nombramiento del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, de la presidenta de la Audiencia Provincial de Málaga, de su homónimo de Barcelona, así como de la elección del presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo y del nombramiento del propio presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo.

¿Quienes eran los miembros del jurado encargados de hacer las valoraciones a los equipos?

El jurado, compuesto por Jaime Lozano, y sus compañeros Ramón Badiola y Carmen Gámiz, así como por Joaquín García-Romanillos, vocal de la Mutualidad de la Abogacía Española, el periodista Francisco Marhuenda, director de La Razón, Alfredo Urdazi, de 13 TV y Cristina Sancho, de Wolters Kluwer, tuvo que valorar a cada equipo de acuerdo con cuatro parámetros objetivos: el fondo, la forma interna, la forma externa y el debate.

Sobre el fondo se valoró si el competidor utilizaba argumentos debidamente razonados así como la aportación de evidencias concluyentes sobre el tema.

En cuanto a la forma interna, se tuvo en cuenta el comienzo del discurso, así como su estructura y su lenguaje jurídico.

La forma externa, era la expresión hacía los allí convocados, premiando la naturalidad en la exposición, así como el tiempo y la modulación de la voz.

Por último, en el debate, se valoró la rapidez en responder las preguntas, así como la claridad en las respuestas.

A esta fase final llegaron el Club de Debate CDU de Córdoba, la Asociación de Debate Universitario de Málaga, la Universidad Internacional de Cataluña, la Escuela de Debate de la Fundación Cánovas y el Club de Debate Montpellier.

La participación del Magistrado Manuel Ruiz de Lara, ha sido otra de las notas que ha causa expectación en este certamen, que viene dada por su participación altruista en la Liga de debates, motivo por el que fue sancionado por el CGPJ.

¿Porque fue investigado Manuel Ruiz de Lara?

El Consejo General del Poder Judicial, investigó en secreto, y durante más de un año a Ruiz de Lara, portavoz de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial (PCIJ), y por su planteamiento en varias ocasiones sobre cláusulas abusivas bancarias ante la justicia Europea.

La investigación secreta se centró en la Plataforma de la que Manuel Ruiz de Lara es portavoz, así como en un torneo de debates entre jóvenes universitarios, que este juez patrocinó de forma altruista, algo que parece no ser creíble, ya que tuvo que demostrar que no percibía retribución económica alguna de la Liga de Debates Universitaria, para ello, Ruiz de Lara, se ofreció a poner a disposición del CGPJ sus extractos bancarios.

Parece ser, el que CGPJ, no admite que Manuel Ruiz de Lara haya pagado de su “bolsillo” la manutención de algunos de los universitarios que acuden a los torneos, a los que el mismo acude como público, llevando además de forma gratuita a magistrados que actúan como jurados, así como celebrar los referidos debates en Ayuntamientos o instituciones.

Desde el 22 de mayo de 2015, Manuel Ruiz de Lara fue investigado en secreto, pero fue en julio de 2016, cuando se oficializó la investigación, bajo el número de expediente 632/2016, lo que originó un malestar y un procedimiento tildado de grave según declaró el magistrado que no está de acuerdo con este proceder.

En lo que parecía una “rara” investigación, hubo quien declaró que le parecía increíble que Manuel Ruiz de Lara fuera investigado por su participación en proyectos de esta índole, teniendo en cuenta el nivel de corrupción que en ese momento se vivía en España y los casos que fueron destapados.

¿Quizás es muy sospechoso que alguien realice una actividad y le cueste dinero? Esta es la pregunta que tanto Ruiz de Lara como su entorno y los que le apoyan, se llevan a preguntar.

2 Comentarios

  1. Leer la investigación que se realizó a Ruiz de Lara y los motivos de ésta, me ha quitado el buen sabor de boca que tenía por el artículo sobre el debate de juristas universitarios.

    Creo que se trata de actividades extraordinarias el fomentar los debates entre juristas universitarios y contraponerlo a la falta de libertad de los jueces a expresar opiniones, muy cualificadas.

  2. A mi también me parece una gran noticia que hayan iniciativas de esta índole, donde se busca la excelencia del sector y a la transparencia y la libertad de expresión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.