El Presidente López Obrador al concluir su primer recorrido por hospitales rurales, sostuvo que no se puede transformar una realidad que no se conoce.

Este fin de semana el presidente Andrés Manuel López Obrador finalizó la primera etapa de recorridos por hospitales rurales del IMSS-Bienestar en la entidad, como parte de la gira nacional de supervisiones para evaluar la atención que recibe la población sin seguridad social.

Al finalizar el encuentro privado con pacientes y personal del Hospital Rural Venustiano Carranza, el primer mandatario encabezó una asamblea pública en compañía del Gabinete de Seguridad, y realizó el recuento de las unidades médicas de Chiapas que visitó este fin de semana: Mapastepec, Motozintla, Guadalupe Tepeyac, Ocosingo, Altamirano, San Felipe Ecatepec y Venustiano Carranza.

Al respecto el Mandatario afirmó: “Y voy a seguir haciendo lo mismo. Como se dice en nuestros pueblos, no me hallo allá en la oficina, siempre me gusta estar recogiendo los sentimientos de la gente para también darme cuenta de lo que sucede, conocer la realidad; no se puede transformar una realidad que no se conoce.”

El primer mandatario reiteró que IMSS-Bienestar no desaparece y aclaró duramente: “No vayan ustedes a hacerle caso a los que difunden rumores; porque ahora, si no le dan una medicina en el Issste a un paciente, dicen: ‘Es por la austeridad, lo que ya declaró López Obrador, ya no va a haber medicinas y si no te atiendo es porque desde arriba ya no nos dan nada, ya se acabó’. Por cuestiones políticas, yo diría por politiquería, más que nada.”

Cuatro son los compromisos que el presidente adquiere en representación del Gobierno de México en materia de salud: medicamentos, personal médico, infraestructura y basificación laboral.

Primero, garantizar el abastecimiento de todos los medicamentos a nivel nacional, ya que, en palabras del Presidente, “no puede haber mexicanos de primera y de segunda… En donde hay más marginación, ahí es donde vamos a tener más cuidado que no falten los medicamentos”.

El segundo compromiso consiste en disponer de suficiente personal médico, poniendo énfasis en las comunidades de difícil acceso y con alta marginación, donde las y los especialistas obtendrán mejores salarios.

El tercer compromiso se refiere a la mejora de infraestructuras, lo que significa rehabilitar, construir, dar mantenimiento y finalizar hospitales y centros médicos inconclusos.

Finalmente, el cuarto compromiso tiene que ver con la situación laboral de todos los trabajadores del sector. El gobierno se compromete a  regularizarlos. Declaró López Obrador: “No lo vamos a hacer de un día para otro, va a ser un proceso, pero sí hago el compromiso de que durante el sexenio van a quedar basificados todos los trabajadores de la salud.”

El jefe del Ejecutivo federal dijo que, para alcanzar la meta de acceso universal a servicios de salud y medicamentos gratuitos, se dividirán los servicios en dos grandes esferas:

“Son dos campos: los derechohabientes que tienen seguridad social y la población que no tiene, es decir, población abierta. Entonces, vamos a atender los dos sistemas y se va a mejorar la atención a la salud, se va a garantizar el derecho del pueblo a la salud: médica de calidad y medicamentos gratuitos.”

Fuente: Presidencia de la República, México