Desde el Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador comunicó el tradicional informe trimestral de la gestión de su gobierno.

En esta ocasión el informe trimestral emergió en medio de la incertidumbre por los estragos causados por el coronavirus a la salud, a la economía y al bienestar del pueblo.

El Presidente comenzó su intervención expresando su reconocimiento y solidaridad hacia todos los mexicanos que, con mucho sacrificio, se han sumado a las medidas de prevención recomendadas por la Secretaría de Salud.

También, brindó sus condolencias a las familias de quienes han enfermado o han perdido a sus seres queridos en esta contingencia.

El gobierno se encuentra enfrentando una crisis transitoria para restablecer lo más pronto posible la normalidad social, productiva y política de la vida pública del país.

El Mandatario resaltó el Programa Emergente para el Bienestar y el Empleo que se inscribe dentro de los postulados del Plan Nacional de Desarrollo que el gobierno ha aplicado desde el inicio.

Por medo de este programa se mantienen inalterables las acciones destinadas a la población más pobre y vulnerable del país.

La primera medida fue adelantar cuatro meses el pago de la pensión para ocho millones de adultos mayores a través de bancos y la entrega personal de 42 mil millones de pesos. Lo mismo con las pensiones para niñas y niños pobres con discapacidad.

Se hizo entrega también de 10 millones 500 mil becas a estudiantes de todos los niveles escolares. El presupuesto para el mantenimiento de 23 mil escuelas es entregado de manera directa a las sociedades de madres y padres de familia, asciende a cuatro mil millones de pesos.

Eso se suma a que 740 mil jóvenes se encuentran trabajando como aprendices y reciben un salario mínimo.

Los pequeños negocios familiares recibieron 356 mil créditos del programa Tandas para el Bienestar y en lo que falta del año se agregarán 450 mil tandas más, con una inversión de tres mil 400 millones de pesos.

A su vez, se fijó el Precio de Garantía para maíz, arroz, trigo, frijol y leche, en beneficio de 107 mil productores. Actualmente 230 mil sembradores cuentan con empleo permanente y están ocupados en cultivar sus parcelas.

El programa de Producción para el Bienestar, antes Procampo, se extendió a comunidades indígenas y a productores de caña y de café, con una inversión de 11 mil millones de pesos.

Los productores pobres de los estados de Puebla, Tlaxcala, Morelos y el Estado de México se sumarán este año a los de Guerrero como beneficiarios de fertilizantes gratuitos.

El Presidente también destacó la continuidad de la construcción de caminos rurales y el mantenimiento, construcción y modernización de carreteras en las 32 entidades federativas de país con una inversión global de 28 mil millones de pesos.

Asimismo, destacó que sigue operando el programa de reconstrucción en pueblos afectados por los sismos de 2017.

Respecto de la necesidad de vivienda, el Infonavit otorgó 619 mil créditos, reestructuró 186 mil y quitó deudas a 53 mil trabajadores que habían pagado el 90% de sus créditos, a los cuales ya se les están entregando sus escrituras.

El informe completo pude leerse aquí.

Tras completar en detalle el informe trimestral, el Presidente se mostró optimista en la batalla contra la crisis generada por el coronavirus y enfatizó en la prioridad constante del bienestar del pueblo. 

Fuente: Prensa Gobierno de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.