Plantean incluir a niños en situación de calle como beneficiarios de programas sociales.

El diputado del PRI, Fernando Donato De las Fuentes Hernández, impulsa un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría del Bienestar a que diseñe los mecanismos necesarios para incluir a las niñas y los niños en situación de calle como beneficiarios de los diversos programas sociales.

Los niños de la calle son aquellos que están relacionados con algún tipo de actividad económica, que va desde la mendicidad a la venta modesta y contribuyen con sus ingresos a la economía familiar.

El legislador resaltó la grave situación que a diario vive esta población infantil, privada de la atención y protección de la familia.

Si bien este grupo poblacional enfrenta condiciones muy heterogéneas, normalmente mantienen cierto sentido de comunidad familiar. Sin embargo, ocasionalmente pueden asistir a la escuela.

Refirió el Diputado que los “Niños de la calle también son aquellos que realmente viven en la calle, fuera de un medio familiar convencional. Los lazos familiares pueden existir todavía, pero son mantenidos sólo ocasional o involuntariamente”.

Este tipo de niños, por sus condiciones, pueden ser víctimas de abusos, negligencia y explotación. Además, indicó De las Fuentes Hernández que como no tienen domicilio, es poco probable que puedan tener acceso a los diversos programas de atención y apoyo.

México a través de la Convención sobre los Derechos del Niño ha fortalecido sus instrumentos jurídicos y los mecanismos de política pública que tienen como objetivo generar un contexto de equidad e igualdad para que toda la población infantil desarrolle sus potencialidades.

Población infantil en números: en 2015, en México residían 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes de 0 a 17 años, lo que representa 32.8 por ciento de la población total.

Datos de la Encuesta Intercensal 2015 señalan que el número de menores de cinco años asciende a 10.5 millones, 22.2 millones se encuentran en edad escolar (5 a 14 años), en tanto que 6.4 millones son adolescentes de 15 a 17 años.

Resaltó además que según los datos de Unicef de esos 39.2 millones de niños, niñas y adolescentes, el 63 por ciento, de entre 1 y 14 años, han sufrido algún tipo de violencia; 18 por ciento de menos de 5 años no tienen un adecuado nivel de desarrollo; entre 5 y 11 años, padecen obesidad y sobrepeso; 82 por ciento no alcanzan los aprendizajes esperados y el 51 por ciento viven en situación de pobreza.

En lo que respecta a violencia, 6 de cada 10 menores de entre uno y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina en sus hogares; 5.1 por ciento menores de 5 años reciben tratos inadecuados, es decir, están solos o al cuidado de otro menor de 10 años. La escuela y la vía pública son dos entornos donde suceden 8 de cada 10 agresiones contra quienes tienen entre 10 y 17 años.

Mientras que el hogar es el tercer lugar en donde están expuestos a la violencia; 6 de cada 10 mujeres adolescentes entre 15 y 17 años han sufrido al menos un incidente ya sea emocional, física, sexual o económico.

Fuente: Cámara de Diputados, México