El diputado Ricardo Delsol sostiene que la iniciativa que pretende regular los cirgarrillos electrónicos tiene asidero científico y jurídico.

El diputado federal por San Luis Potosí, Ricardo Delsol Estrada, afirmó que la iniciativa que presentó para regular el uso de los cigarros electrónicos y otros productos alternativos de administración de nicotina tiene los fundamentos científicos y jurídicos necesarios para sacarla adelante.

El Poder Legislativo ha estado haciendo el esfuerzo por generar herramientas en pro de la salud de la población mexicana, encontrando esta iniciativa el apoyo de diversos partidos.

Durante su participación en el foro-debate sobre métodos alternativos de consumo nicotina desde la visión de reducción de riesgos, que organizó virtualmente la Comisión de Salud y Asistencia Social, del Congreso de San Luis Potosí, el diputado Delsol Estrada subrayó la importancia de legislar en torno al uso de los productos alternativos de consumo de nicotina.

El parlamentario apuntó que la importancia se da porque “lo que no se regula se convierte en mercado negro”; además de que, en comparación con el tabaco convencional (tabaco combustible), son menos riesgosos para la salud hasta en un 95%.

“De manera legislativa hemos estado haciendo el mayor esfuerzo por generar herramientas que coadyuven al bienestar; hoy en día, con esta situación de pandemia, creo que se hace más necesario buscar situaciones que conlleven a brindarle al mexicano una mejor salud”, exteriorizó.

El proyecto

El proyecto que reforma la Ley General para el Control del Tabaco busca establecer el uso legal y debidamente regulado de los dispositivos de “vapeo” o cigarros electrónicos.

Su iniciativa también plantea cambiar la denominación de esta ley por la de Ley General para el Control del Tabaco y de los Productos Alternativos de Administración de Nicotina.

Este proyecto tiene la finalidad de promover, bajo el enfoque de reducción de daños, que los consumidores de tabaco combustible que no han podido dejar de fumar, adopten el uso de opciones de menor riesgo.

El proyecto subraya que esta ley deberá comprender estrategias de reducción de la oferta, la demanda y los daños, con objeto de mejorar la salud de la población disminuyendo el consumo de productos del tabaco, particularmente los que sean combustibles, y la exposición al humo de tabaco de segunda mano.

La iniciativa contempla los productos E-líquidos, que permiten al usuario consumir nicotina mediante la inhalación del vapor que se produce por su calentamiento utilizando un dispositivo electrónico, sin que por tal calentamiento exista combustión; Tabaco para Calentar sin Quemar y los productos alternativos para uso oral, ya sean masticados o disueltos en la boca.

Respecto de los saborizantes o aromatizantes que constituyan ingredientes de un producto alternativo, deberán ser, cuando menos, de calidad o grado alimenticio y no podrán contener vitaminas, cafeína, taurina u otros aditivos estimulantes de energía ni ningún otro alcaloide o sustancia psicoativa distinta a la nicotina.

Proyecta que todo establecimiento que produzca, fabrique o importe productos del tabaco o productos alternativos, necesitará licencia sanitaria de acuerdo con los requisitos que establezca esta ley y demás disposiciones aplicables. Se prohíbe la venta de estos productos a menores de edad e instituciones de educación.

La iniciativa también contempla sanciones de 100 hasta 10 mil UMA por el incumplimiento de las disposiciones de la ley, cuyos montos recaudados se destinarán a programas contra el tabaquismo y otros de salud prioritarios.

Fuente: Prensa Cámara de Diputados, República de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.