La diputada Ana Lilia Herrera propone reformar la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y la Ley General del Sistema para la Carrera de los Maestros y Maestras.

La diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI) planteó que el sistema educativo nacional reconozca y defienda los derechos laborales de las maestras y maestros en lenguas indígenas y lenguas extranjeras.

“La iniciativa busca fortalecer el reconocimiento de los derechos lingüísticos y contribuye a asegurar la calidad de los aprendizajes en la educación básica, con pleno respeto a las y los docentes que trabajan por la educación”, explicó en un comunicado la diputada del Estado de México.

Mediante una iniciativa de ley planteo reformar los artículos 38 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y 7 de la Ley General del Sistema para la Carrera de los Maestros y Maestras, a fin de institucionalizar el Programa Nacional de Inglés y aceptar formalmente a todos los profesionales bilingües, muchos de ellos indígenas, acción que obliga al Estado asignar un presupuesto anual suficiente.

Con este cambio en la legislación los mentores tendrían, entre otras prestaciones, seguridad social, aguinaldo, pago de vacaciones, generarían antigüedad y estarían considerados en el Sistema de Carrera para su promoción y permanencia en el servicio público educativo.

La diputada recordó que la población indígena en México es la que tiene mayor riesgo de no ir a la escuela, no concluir la educación básica obligatoria o no lograr los niveles de aprendizaje esperados, por ello, sostiene que hay que fortalecer su entorno educativo y proteger, reconocer e impulsar a las y los maestros que hacen realidad el derecho a la educación.

“Las lenguas representan no sólo un instrumento de comunicación, sino un atributo fundamental de la identidad cultural y la realización del potencial individual y colectivo. En el caso del idioma inglés, es una asignatura curricular obligatoria y una herramienta indispensable para las nuevas generaciones, a fin de que puedan acceder a mayores oportunidades educativas y laborales a lo largo de su vida”, añadió.

La integrante de la Comisión de Educación explicó que el Programa Nacional de Inglés (PRONI) forma parte de la Secretaría de Educación Pública, sin embargo, a partir de 2019, más de 8 mil docentes subsisten en condiciones laborales inciertas, porque no son reconocidos como maestras y maestros, sino como “asesores externos especializados”, pese a que su labor es frente al grupo.

Sumado a ello, ese mismo año se anunció una plataforma digital en la cual los niños aprenderían inglés sin que el maestro guía tuviera conocimiento del idioma.

“Esta acción vulnera por partida doble el derecho a la educación, que sea de calidad y que reconozca la labor del magisterio. Junto a lo anterior se redujo la cobertura del programa, como consecuencia de la austeridad que disminuyó los recursos asignados. Sin presupuesto, sin apoyo y en un año de pandemia, los perjudicados son las y los alumnos y sus profesores”, concluyó Herrera Anzaldo.

Fuente: Prensa Cámara de Diputados, República de México


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

SUSCRÍBETE A DIARIO JURÍDICO

Recibe nuestro boletín semanal con la actualidad jurídica más destacada.

Sus datos serán incorporados a un fichero automatizado con el objeto exclusivo de dar respuesta a su suscripción Dicho fichero es de titularidad exclusiva de LEXDIR GLOBAL S.L. y no será cedido a un tercero en ningún caso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.