El Consejo de la Abogacía Catalana ha elegido al decano del ICAB – Colegio de Abogados de Barcelona – Pedro L.Yúfera como nuevo presidente del Consejo de la Abogacía Catalana, relevando de este modo al decano de Vic, Antoni Molas en el cargo. El Consejo elige anualmente al nuevo presidente entre los decanos de los 14 Colegios de Abogados catalanes y hoy el plenario, reunido en Tarragona, ha nombrado al que hasta ahora era vicepresidente de este organismo. Por su parte el decano del Colegio de Tarragona, Antonio Salas, será a partir de ahora el nuevo vicepresidente.

Yúfera, nacido en Barcelona el año 1957, cuenta con una dilatada experiencia profesional. Abogado y licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, compagina su actividad diaria en el bufete Yúfera & Giménez Torres con su labor como profesor en la Universidad Ramón Llull. Además, cuenta con extensa bibliografia publicada en su especialidad e incluso ha escrito una novela.  Y como apuntábamos,es decano desde 2009 del Colegio de Abogados de Barcelona.

El nuevo presidente ha expuesto cuáles serán sus líneas de actuación durante los próximos 12 meses y se ha pronunciado también sobre algunas de las cuestiones polémicas que afectan al colectivo que representa. Ha señalado en rueda de prensa posterior a su nombramiento que entre sus prioridades está impulsar el networking, las sinergias entre la abogacía catalana y también apostar por la mediación y el arbitraje como nuevos ámbitos profesionales en los que los abogados puedan desarrollar su carrera profesional.

Ha hablado también de otros aspectos que ocupan la actualidad del mundo jurídico como el turno de oficio, las tasas judiciales o la implantación de la Oficina Judicial. Por lo que al turno de oficio se refiere, Yúfera defiende a diferencia de otros letrados que «el actual modelo de gestión del Turno de Oficio y Asistencia al Detenido es el mejor de los sistemas posibles, ya que garantiza el Derecho de defensa que tiene todo el ciudadano y al mismo tiempo es un sistema independiente y eficaz». El nuevo presidente alega que eso es precisamente lo que avalan las encuestas de valoración que se han realizado.

En el capítulo de tasas judiciales, el ICAB ya ha protestado en distintas ocasiones por la doble imposición que viven los catalanes con las tasas estatales y autonómicas. Por eso Yúfera insiste en la necesidad de que exista un «pacto fiscal» en materia de tasas judiciales y reitera que el dinero debe revertir en la comunidad autónoma que los recauda. Y ha habido espacio también para una de las palabras más repetidas en el sector: la modernización.

En este sentido, y teniendo en cuenta que en la actualidad los recursos económicos son escasos, Yúfera aboga por dar un impulso a la Oficina Judicial, pues «supone la transversalización de todas las tareas y funciones de la Admninistración de Justícia, y a su vez la agilización del funcionamiento de los tribunales motivada por la instauración del expediente electrónico». Hasta que la implantación de esta Oficina no sea una realidad en todo el territorio catalán, no tiene sentido según Yúfera, plantear una modificación de la demarcación territorial de los partidos judiciales, porque dice el nuevo presidente que sería como «empezar la casa por el tejado».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.