Este miércoles 7 de diciembre, horas antes de que se aprobara su destitución, Pedro Castillo decretó disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional.

Disolución del Congreso y autogolpe

La Constitución de Perú le da al presidente la potestad de disolver el Congreso «si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros», cosa que no ha sucedido en el país en este caso, por lo que la decisión de Castillo de disolver el Parlamento fue considerada una medida inconstitucional, según el consenso de analistas constitucionales de ese país.

Pedro Castillo anunció la disolución del Congreso de Perú y manifestó sus intenciones —ya truncadas— de gobernar mediante decreto ley. El ahora expresidente está detenido en la prefectura de Lima.

Varios ministros de su Gabinete anunciaron la renuncia luego de que Castillo anunciara la disolución del Congreso.

Detención de Castillo

Disolver el Parlamento fue considerada una medida inconstitucional y para que procediera la destitución del mandatario se requería del voto a favor de, al menos, 87 de los 130 parlamentarios. Finalmente, la votación terminó con 101 votos a favor, seis votos en contra y 10 abstenciones.

Vacancia

El Congreso de Perú aprobó este miércoles la moción de vacancia contra el presidente Pedro Castillo.

Tras la destitución de Pedro Castillo, su vicepresidenta, Dina Boluarte, fue nombrada como jefe de estado. De ese modo, asume como primera presidenta en la historia de Perú.

Sucesión presidencial

A partir de la destitución de Castillo, se activaba la sucesión presidencial convocándose a una sesión del pleno para que Boluarte jurara como la primera mujer en asumir la presidencia peruana en 200 años de vida republicana del país.

Entre sus compromisos manifestó defender la soberanía nacional y que hacer cumplir la Constitución y las leyes de su país.

«Antes que política, soy una ciudadana y madre peruana, que tiene pleno conocimiento de la alta responsabilidad que la historia pone en mis hombros», sostuvo antes de afirmar que «se ha producido un intento de golpe de Estado promovido» por Castillo.

Se ha producido un intento de golpe de Estado, una impronta promovida por el señor Pedro Castillo. Este Congreso, atendiendo al mandato constitucional, ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consecuencia. Asumo el cargo de Presidenta siendo consciente de la enorme responsabilidad que me toca, y mi primera invocación es convocar a la más amplia unidad de todas y todos los peruanos.

Solicito un tiempo valioso para rescatar a nuestro país de la corrupción y el desgobierno. Mi primera medida será enfrentar a la corrupción en todas sus escabrosas dimensiones. Solicito el apoyo de la Fiscalía, de la Procuraduría para ingresar a las estructuras corrompidas.

“Mi primera medida será la de enfrentar a toda la corrupción en todas las escabrosas dimensiones. He visto con repulsión como la prensa y los organismo jurisdiccionales han dado cuenta de vergonzosos actos de latrocinio en contra del dinero de todos los peruanos. Este cáncer se debe extirpar de raíz”, expresó.

Su primera medida será la de solicitar el apoyo de la Fiscalía de la Nación y de la Procuraduría Pública para “ingresar sin medias tintas a las estructuras públicas corrompidas por las mafias al interior del Estado y que se impulsen investigaciones y sanciones rápidas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.