A lo largo de esta semana, DIARIOJURIDICO está dedicando una de sus noticias destacadas a los diferentes trabajos de modernización de la justicia que han sido galardonados por el CGPJ.  Precisamente uno de los videos que os presentamos es del magistrado Luis Aurelio Gónzalez del Juzgado de Primera Instancia de Madrid al que entrevistamos hace poco. El otro define es el juez de paz educativo, proyecto impulsado desde Murcia para mejorar la calidad de la justicia a través del impulso de la mediación.

Uno de los objetivos prioritarios de la justicia es ser más accesible para los ciudadanos. En esta línea, el juzgado de Primera Instancia nº73 de Madrid ha puesto en marcha un proyecto piloto de mediación civil intrajudicial. Su objetivo es potenciar la mediación como método alternativo de resolución de conflictos, siempre bajo la supervisión de un magistrado que es quien decide qué casos deben someterse a mediación.

La mediación es un proceso neutral e imparcial, que además garantiza absolutamente la confidencialidad. Según Luis Aurelio González, magistrado del juzgado, están ofreciendo un conjunto de posibilidades y técnicas contrastadas internacionalmente por expertos en estos temas a lo largo de muchos años, quienes se encargan de conseguir y facilitar que las personas puedan retomar sus posiciones iniciales y que puedan solucionar sus conflictos de forma pacífica y tranquila.

El proceso de mediación se realiza en privado, reuniendo a las partes en conflicto con dos mediadores. Este proceso debe reunir con unos requisitos tales como la neutralidad e imparcialidad de los mediadores. Un proceso judicial civil completo puede llegar a costar 50.000 euros, mientras que un proceso de mediación ronda los 200 euros. Según el abogado José Angel Martínez, lo que se persigue a través de este proceso es la eficacia, de forma que el cliente tiene la oportunidad de tener un asunto solucionado en dos meses en vez de en dos años y sin la posibilidad de recursos, porque él es quién llega a la solución.

Esta iniciativa cumple con la directriz de la Unión Europea que busca convertir a la mediación en una herramienta eficaz y barata de resolución de conflictos.

La figura del «Juez de Paz Educativo» se ha venido desarrollando en la Región de Murcia desde 2007, dentro del programa marco «Educando en Justicia», del Consejo General del Poder Judicial. El «Juez de Paz Educativo» permite que uno o varios alumnos de un centro escolar, asesorados por magistrados y docentes previamente formados, asuman la función de componedores de conflictos, mediante la participación, el diálogo y el consenso, fomentando un clima de convivencia. Para Constantino Sotoca, Consejero de Eduacación de Murcia, el Juez de Paz Educativo es el programa más emblemático que tienen en la región para fomentar valores de tolerancia, respeto y diálogo, «imprescindibles para el desarrollo personal de sus alumnos».

El programa comenzó a implementarse en los institutos de enseñanza secundaria de la región de Murcia hace 5 años, en una iniciativa conjunta de la Consejería de Educación, Formación y Empleo, y el Tribunal Superior de Justicia de la región, partiendo de una idea nacida de este órgano judicial. Sin embargo, tal y como explica el presidente de TSJ Murcia, Juan Martínez Moya, son los adolescentes los que dan fondo y forma a esta figura. El objetivo del programa es que los propios alumnos resuelvan los conflictos de baja intensidad que se producen entre ellos, haciendo uso de la mediación, el consenso y la conciliación y fomentando un clima de convivencia. Una mediación que realizan los jueces de paz educativos que son compañeros de clase o de instituto de los implicados en las riñas y disputas.

Estos jueces de paz educativos son elegidos previamente por la dirección de los centros de entre los propios alumnos. Después son instruidos por formadores de la consejería de educación y por jueces del tribunal de justicia de Murcia, de quienes aprenden a resolver los problemas por medio de la palabra y del diálogo. Pero esa no es su única función, sino que según explica Ana Mula Costa, Directora del IES Aljada de Murcia, también es un ejemplo de como los demás pueden aprender a resolver los conflictos de una manera asertiva. Juez de paz educativo ha sido implementado con gran éxito en 113 institutos de enseñanza secundaria de la región de Murcia durante los últimos 5 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.