La CDMX contará con el primer Tribunal de Justicia dedicado exclusivamente a procesos judiciales en que los adolescentes sean partes.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México ya se encuentra supervisando la obra que se encuentra en los últimos detalles de construcción, se estima que a mediados del próximo año ya pueda entrar en funcionamiento.

El edificio se ubica en un predio de tres mil 684 metros cuadrados de la Alcaldía de Benito Juárez, construido a través de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE), contiguo a la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes.

Este inmueble, en principio con dos cuerpos de tres proyectados y cuatro pisos, respectivamente, alojará 30 cubículos para jueces y 21 salas de audiencia, dos de ellas para juicios orales, 15 de control, tres de ejecución y una de alto impacto. Tiene previsto también tres niveles subterráneos para estacionamiento, cisternas y cuarto de máquinas.

Al realizar un recorrido de supervisión de obra, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, José Ramón Amieva Gálvez, destacó: “Es un edificio para nosotros muy importante, porque habla del tema de judicialización, es decir, de conocer los procedimientos judiciales de los adolescentes que están en conflicto con las leyes penales.”

Amieva Gálvez reconoció que mensualmente ingresan 270 carpetas de investigación en donde se ven involucrados adolescentes, es por eso que resulta sustancialmente relevante contar con un Tribunal especializado en el tema, y que cuente con instalaciones dignas, que estén próximas para el tema de judicialización de los asuntos relacionados con adolescentes que han violado la normativa penal.

Gerardo Báez Pineda, titular de la SOBSE, subrayó que la construcción del Tribunal de Justicia se ejecuta con un presupuesto de 640 millones de pesos, de los cuales 494 millones son para obra civil.

La importancia de la visita efectuada por Jefe de Estado de la Ciudad fue mostrarles que el edificio ya está cerrado, se está trabajando en la cancelaría y los acabados. Finalizado ello,  se proseguirá con los trabajos en el interior del inmueble.

El cierre de la estructura del Tribunal se encuentra acabado en un  99 por ciento. Mientras que los trabajos de albañilería llevan un avance del 90 por ciento y los acabados del 65 por ciento.

Cabe señalar que la construcción cumple con las normativas de accesibilidad universal, es por ello que cuenta con las rampas reglamentarias, elevadores, guías táctiles y estacionamiento exclusivo para personas con discapacidad.

Actualmente se está trabajando en los acabados de fachada, colocación de pisos, construcción de muros divisorios, las instalaciones eléctricas y de aire acondicionado, del sistema contra incendios, sistemas de voz y datos, y de videograbación.

Para el próximo año se planea iniciar con la etapa de equipamiento del mismo, esto es, incorporar al  mismo las instalaciones necesarias para su funcionamiento.

Para esta edificación se colocaron, con el apoyo de 160 trabajadores, 893 losas “T” prefabricadas de concreto que dan forma a los entre pisos y azoteas del inmueble. Estas piezas tienen un peso de 3.5 toneladas y se colocaron con el apoyo de una torre grúa.

Fuente: Gobierno CDMX