Muchas personas nos dicen que los Abogados utilizamos un lenguaje que solo manejamos nosotros, y a veces no nos va a quedar más remedio que admitirlo.

testamento

¿Quién conoce la llamada cláusula SOCINIANA?, pues de personas al margen del derecho pocas, pero incluso en nuestro ámbito no todo el mundo la conoce.-

Se trata de una práctica muy buena para el derecho hereditario, en caso que dejemos o preveamos dejar personas que por sus condiciones, edad, capacidad etc  consideramos que no deben tener libertad plena  sobre los bienes objeto de herencia, incluida la legítima. Esa parte que debemos dejar indudablemente a nuestros herederos forzosos

Triste decirlo, pero innegable pensar que hay mucho gente que cuando se ve con dinero, quizás piense que nunca se va a acabar, sobre todo los jóvenes, que no han tenido la posibilidad de conocer el esfuerzo que cuesta ganarlo.

Pues a través de esta cláusula tan rara, podríamos llegar a limitar o proteger incluso la legítima.-

Realmente las leyes vienen estableciendo que las legítimas no se pueden gravar, lo que implicaría que podemos nombrar un administrador hasta una determinada edad para la masa hereditaria, pero deberíamos dejar libre la legítima.

La  cautela socini  supone una   facultad que se concede al testador de establecer disposiciones testamentarias que graven la legítima, y que favorecen al legitimario únicamente en el caso de que acepte el gravamen o limitación impuesto sobre la legítima.

La cautela socini no se encuentra expresamente regulada en nuestro Código Civil.

Existen posiciones para todos los gustos debido a que no está permitido gravar o comprometer la legítima de los herederos. No obstante, el Tribunal Supremo, y está claro que donde manda patrón no manda marinero,  no la considera una cláusula ilícita debido a que el testador ofrece una condición que puede ser aceptada o rechazada por el heredero, no suponiendo en ningún caso  una obligación.  En todo momento se está garantizado el derecho a la legítima de los herederos forzosos, y que estos pueden elegir libremente recibir un valor superior a lo que les correspondería legalmente a cambio de aceptar la cláusula limitativa, o bien acudir a los tribunales y perder el resto de lo que hubiera recibido.

Realmente aconsejable para aquellas herederos que por sus condiciones particulares  puedan  gastar en dos días  lo que el causante gano en toda una vida.-

Autora: Manuela Fernández Cougil

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.