La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció recientemente que el Ejecutivo seguirá con las reformas para «laliberalización de determinados servicios».

En ese sentido, Sáenz de Santamaría ha apuntado que «este viernes» el Gobierno «seguirá con las reformas para la liberalización de determinados servicios, para volver a crear una gestión mucho más eficiente, y lo que es mejor, más austera y económica para los ciudadanos».

Sáenz de Santamaría realizó este anuncio antes de intervenir en Santiago de Compostela en una reunión en organizada por la Fundación Konrad Adenauer en la que participan también los ministros de Economía, Luis de Guindos, y de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, así como el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el presidente del Parlamento germano, Norbert Lammert.

«Seguiremos con las reformas para la liberalización de determinados servicios, tal y como señaló el Gobierno», ha comentado la vicepresidenta.

Además, ha reiterado que se trata de «un programa de reforma completo para la modernización del país» y ha apuntado que «ahora toca seguir aquellos cambios que son imprescindibles para volver a crecer y crear empleo».

El Consejo de Ministros del viernes pasado ya aprobó el Programa de Estabilidad 2012-2015 y el Programa Nacional de Reformas 2012, que el Gobierno ha remitido a Bruselas. En ellos se incluye información sobre la reducción del número de empresa públicas y fundaciones, así como sobre el plan integral de gestión del patrimonio del Estado, la racionalización y eficiencia del empleo público y del número de Ayuntamientos y la supresión de organismos duplicados.

Pasar de la ‘economía del ladrillo’ a la del conocimiento

Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, aseguró que el Gobierno «está tomando todas las decisiones para modificar el rumbo» de la economía.

De Guindos, que asistió a la presentación del programa Innova Saúde junto al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que «existen focos de inestabilidad importante en la economía española e incertidumbre en la economía mundial», y que España «se enfrenta a una serie de problemas y desequilibrios notables».

Por ello, señaló que es necesario «recuperar la confianza y la credibilidad», volver a la senda del crecimiento y a la creación de empleo, y enfocar la economía -hasta ahora muy dependiente «del ladrillo»- hacia otra economía «mucho más basada en el conocimiento».

El ministro se refirió también al efecto de la crisis en el mercado de trabajo y ha indicado que en ninguna economía de nuestro entorno se ha perdido más del 10% del empleo privado ni la tasa de paro ha crecido tanto hasta pasar del 8% al 23%, tal y como ha pasado en España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.