El pasado 30 de junio, tuvo lugar el fin de la moratoria concursal tras dos años y varias prórrogas después de su implementación. Esta medida fue adoptada por el Gobierno con el objetivo de aminorar los daños causados a las empresas por la pandemia, sin embargo, a raíz de sus múltiples ampliaciones ha generado una bolsa de empresas en situación de insolvencia sin tramitación del procedimiento. Ahora, tras el fin de la moratoria, es muy probable que la mayor parte de esas compañías soliciten el concurso de acreedores, lo cual puede provocar una carga de trabajo extra en los juzgados de lo mercantil.

Desde el despacho Abencys, firma jurídica especializada en insolvencia y restructuraciones, se alerta del aumento del número de empresas que, a pesar de haber intentado continuar su actividad amparadas por la moratoria que el eximía de la obligación de presentar concurso, estas no han podido durante todo este tiempo hacer frente a su actividad en condiciones normales. Una vez concluido ese estado de excepción, estas compañías pueden ahora entrar en concurso de acreedores con una situación inviable y seriamente agravada, un factor que, según expertos de la firma, favorece las liquidaciones.

Según Luis Martín, socio de Abencys, este escenario provocará un goteo constante de peticiones de concursos de cara a los próximos meses, el cual tomará celeridad a partir de este mes de septiembre y que probablemente continuará hasta finales de año. “Eximiendo a las compañías en dificultades a entrar en concurso, no se ha hecho más que alargar, y por tanto empeorar, la delicada situación de estas, ya que, presentar concurso a tiempo es un factor clave a la hora de asegurar la supervivencia de la empresa”.

Aumentarán también las liquidaciones empresariales

Al fin de la moratoria se suma la recién anunciada entrada en vigor de la nueva Ley Concursal como los dos hitos más destacables dentro del sector durante los últimos meses. Si la moratoria concursal ha causado un aumento en empresas en concurso de acreedores, la reforma de la Ley Concursal por su parte prima las resoluciones rápidas de los mismos.

Adicionalmente, Luis Martín socio de Abencys, explica que “la previsible situación económica de recesión, más de dos trimestres consecutivos con decrecimiento de la economía, favorecerá la liquidación de empresas”.

Fuente: Abencys

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.