La noticia saltó ayer al mediodía y esta publicación pudo confirmarla al filo de las ocho de la tarde. Alberto Ruiz-Gallardón, gestionará por tercera vez consecutiva la candidatura de Madrid como sede olímpica. En esta oportunidad, el acuerdo llegado con José Ignacio Wert, titular de Educación, Cultura y Deporte y el cambio de cartera ministeriales, propicia que el que fuera alcalde de Madrid pueda estar frente a esta nueva candidatura olímpica. De esta manera Wert se encargará de Justicia y Gallardón de la otra cartera con múltiples competencias, entre las que destaca Deporte. Las mismas fuentes informativas dan por hecho que en el próximo Consejo de Ministros se apruebe este cambio y el nombramiento de Manuel Cobo como Secretario de Estado para el Deporte.

Máxima austeridad esa es la consigna que Mariano Rajoy, presidente electo del nuevo Gobierno ha lanzado a sus flamantes Ministros. Y siempre este contexto, ha permitido ese trueque de carteras desde el prisma del ahorro y el sacrificio que se conocerá en los próximos días. Según muchos analistas la presencia de Gallardón como abanderado de esta candidatura supone un valor inestimable para lograr el objetivo anhelado. Si la candidatura de Madrid 16 tuvo un coste estimado de 16,8 millones a los madrileños es bastante factible que la que se va a estructurar sobre la fecha mítica del 2020 tenga un presupuesto que no llegue ni a la tercera parte de aquel.

Como el lector de DIARIOJURIDICO recordará la experiencia de candidaturas anteriores de la ciudad de Madrid no ha sido del todo satisfactoria. La capital de España ya ha concurrido ya en dos ocasiones consecutivas en la ronda final para la elección a la candidatura para los Juegos de 2012 y 2016, y en ambas fue derrotada, con Londres y Río de Janeiro como ganadoras. Es evidente que un evento de estas características supondría un ingreso económico importante en un momento de recesión como el que se vive. Por eso mismo el propio Gallardón abrió una ronda de consultas tanto en el Consistorio madrileño como a nivel institucional sobre si debía presentar la candidatura por tercera vez. Hechas las consultas y sabedores que las posibilidades se optó por volver a presentarse el pasado 13 de julio.

Para los detractores del exalcalde están los frios datos que señalan que el Ayuntamiento de Madrid tiene un déficit superior a los 7000 millones de euros. Además según expertos consultado por este medio desde Los Angeles 84 ninguna olimpiada ha logrado tener superávit claro, siendo las más deficitarias las de Atenas 2004, en concreto. En esta oportunidad, la nueva candidatura madrileña se ha comprometido a no invertir en infraestructuras hasta e 7 de septiembre del 2013, fecha en el que se elegirá sede para esta cita deportiva mundial del 2020. Del lado de los partidarios a presentarse se estima que al elegirse la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en la ciudad de Corea del Sur Pyeongchang, en detrimento de Munich, hay grandes posibilidades de que las Olimpiadas de verano se adjudiquen a Madrid. Según comentan los entendidos en olimpismo no es normal que el mismo continente albergue dos JJOO seguidos. Además un 80%de las infraestructuras ya están realizadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.