Miguel Temboury, presidente de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid, constata el interés de las empresas madrileñas por el procedimiento abreviado en el trámite, ya que “varias compañías se han puesto ya de acuerdo” para acogerse al mismo, aun cuando el importe de las demandas supera con creces los 100.000 euros.

El árbitro elegido para cualquier demanda que se presente por procedimiento celebra una vista única para practicar la prueba y presentar las conclusiones orales, mientras que por la vía ordinaria se celebran dos vistas.

Javier Cuadrado, secretario general de la Cámara de Comercio y de la Corte de Arbitraje de Madrid: “Esperamos para este año el incremento de los casos que se someterán a la Corte madrileña, gracias a las ventajas que conlleva la simplificación del procedimiento, así como por el efecto de la crisis económica”.

La Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid tramita el mayor volumen de casos en España, que el año pasado ascendieron a 125.

La cuarta parte tuvieron carácter internacional. En España existen 40 cortes de otras tantas Cámaras de Comercio, que en conjunto gestionan más de 440 arbitrajes al año.