De las 589 víctimas analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología, el 43% de los conductores fallecidos durante el año 2016 en siniestros de tráfico tanto en vías urbanas como interurbanas dio positivo en las pruebas de alcohol, drogas y/o psicofármacos, de un total de 589 muestras analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF).

Estos datos recogidos en la última Memoria de Tráfico del Instituto, se sitúan en el mismo nivel del ejercicio anterior y mantienen la tendencia estable que se registra desde el año 2013, lo que supone una cifra que por desgracia es altísima.

Según esta Memoria, los resultados positivos en el consumo de alcohol, drogas y/o psicofármacos muestran una clara mayoría de varones (95%) frente a mujeres en los casos de personas que perdieron la vida en la carretera. En cuanto a la franja de edad, el 67% de conductores fallecidos con presencia de esas sustancias en su organismo se encontraba entre los 25 y los 54 años, entre los que predomina el grupo concreto de 45 a 54 años en el que se registra el 25% de los casos.

En relación con las sustancias consumidas por estos conductores, consideradas de forma individual sin tener en cuenta asociaciones entre ellas, el 68,5% de los casos analizados había tomado alcohol, mientras que la presencia de drogas se cifra en un 36% y la de psicofármacos en un 21%.

Respecto al consumo de drogas entre los fallecidos en accidentes de tráfico cuyas muestras se han analizado por el INTCF, la cocaína y el cannabis son las más frecuentes en un 48% de los siniestros. En caso de  haberse detectado la presencia de una única droga en lugar de una asociación de las mismas, prevalece el cannabis en un 53%.

Por otra parte, en la Memoria también se muestra un estudio realizado sobre un total de 167 peatones fallecidos como consecuencia de estos siniestros y en la mayoría atropellos. En este caso, el 31,7% de los fallecidos en un atropello daba muestra de haber consumido alguna de estas sustancias. También en estos casos los varones que dieron positivo en las pruebas de alcohol, drogas y/o psicofármacos (71,7%) superan ampliamente a las mujeres.

Los estudios del INTCF se basan en las solicitudes realizadas por parte de los distintos órganos judiciales de análisis de muestras remitidas por médicos forenses y desde los correspondientes Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Recogen los resultados de los estudios toxicológicos relativos a la presencia de alcohol, drogas de abuso y psicofármacos en las víctimas mortales analizadas y constituyen una información importante para la prevención de la siniestralidad vial.

Memoria del INTCF

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en adelante INTCF o Instituto, expone en esta Memoria un estudio sobre las muertes en accidentes de tráfico que han sido investigadas en sus Servicios de Química y Drogas desde el punto de vista Toxicológico-Forense durante el año 2016.

Los datos incluidos proceden de los asuntos abiertos en nuestro Instituto, dimanantes de las solicitudes hechas por los distintos Órganos Judiciales para estudio de las muestras remitidas por Médicos Forenses y desde los correspondientes Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en adelante IML. Si bien no todos los accidentes de tráfico con víctimas mortales ocurridos en España son comunicados y analizados en el Instituto, los resultados que presenta caben ser considerados representativos de nuestro país.

La información mostrada en la Memoria nos acerca al perfil epidemiológico de conductores y peatones fallecidos en accidentes de tráfico. Sin embargo, la aportación más significativa de esta Memoria radica en los datos obtenidos a partir de los estudios toxicológicos relativos a la presencia de Alcohol, Drogas de abuso y Psicofármacos sobre las muestras que, extraídas de víctimas mortales (conductores y peatones), han sido remitidas al Instituto. Estos datos, como los presentados en anteriores memorias, aportan información muy relevante para la prevención de la siniestralidad vial.

Se presentan, pues, tanto datos descriptivos como una clasificación detallada de los resultados analíticos obtenidos, con especial atención sobre el consumo de alcohol etílico, ya sea sólo, en un perfil de monoconsumo, ya sea en asociación con otras drogas y/o psicofármacos, relacionándose los resultados con diversas variables como edad, sexo, día de la semana del accidente. Finalmente, se presenta un estudio comparativo de los datos obtenidos por el
Instituto en años anteriores.

Se han mantenido diversas reuniones con representantes de la Dirección General de Tráfico, en adelante DGT, para, conociendo su criterio, elaborar conjuntamente posibles acciones de mejora a partir de una eventual redefinición de ciertas variables y un conveniente y fluido intercambio de datos, profundizándose aún más en la interpretación singularizada de los datos toxicológicos en relación al siniestro.

Se establece, de este modo, una plataforma de desarrollo y colaboración en la prevención de los accidentes de tráfico que, sin duda, redundará en una mayor calidad en el contenido y conclusiones de próximas Memorias y agilidad en la presentación de las mismas.

Para la elaboración de esta memoria ha sido preciso un minucioso análisis de los datos, cotejando los registros de nuestro Instituto a través de LIMS (sistema informático de la gestión de laboratorios del INTCF) con los existentes en la base de datos de la DGT.

Conductores, peatones y acompañantes

Para esta memoria, las víctimas mortales de accidentes de tráfico han sido distribuidas en tres grupos:
conductores, peatones y acompañantes.

La memoria focaliza su atención sobre los datos obtenidos de los dos primeros grupos, de conductores y de peatones.

En el año 2016 han sido estudiadas muestras procedentes de 838 fallecidos, de los cuales 589 eran conductores de cualquier tipo de vehículo siniestrado en una vía pública, sea urbana o interurbana, 167 fueron peatones que resultaron atropellados en vías públicas (urbanas o interurbanas) y 82 eran acompañantes en los vehículos siniestrados.

Los datos analizados correspondientes al Departamento de Barcelona provienen de las Comunidades Autónomas de Navarra, Aragón, Cataluña, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana.

Los datos analizados correspondientes al Departamento de Madrid provienen de las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Castilla y León, Madrid, Castilla La Mancha y Murcia.

Los datos analizados correspondientes al Departamento de Sevilla provienen de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Extremadura, y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Los datos analizados correspondientes a la Delegación de La Laguna provienen de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Se indica a continuación la distribución de los casos analizados en cada Centro según la condición (rol) del fallecido en el siniestro.

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN SEGÚN EL DÍA DE LA SEMANA

El 20% (n = 119) de los fallecimientos de conductores ocurrió en festivo (domingos y fiestas nacionales). Los restantes, el 80% (n = 470) de los fallecimientos tuvieron lugar en jornada no festiva.

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN POR SEXO

El 92,4% (n = 544) de los conductores fallecidos eran hombres. El 7,6% (n = 45) de los conductores fallecidos eran mujeres.

La distribución de los conductores fallecidos en razón a su sexo pone en evidencia el hecho de que aproximadamente fallecen 12 hombres por cada mujer (n = 544 vs. 45).

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN SEGÚN EL TIPO DE VEHÍCULO IMPLICADO

De los vehículos en que han fallecido sus conductores es de reseñar que el 38% (n = 222) son de dos ruedas (motocicleta, ciclomotor y bicicleta).

DISTRIBUCIÓN DE LOS CASOS SEGÚN EL RESULTADO ANALÍTICO

El 43% (n= 253) de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol*.

El 57% (n= 336) de los conductores fallecidos presentaron resultados negativos en sangre a dichas sustancias. El alcohol está referido siempre a la concentración de alcohol etílico presente en la sangre (alcoholemia).

*Se considera “positivo” al resultado del análisis que objetive la presencia de cualquier droga de abuso o psicofármaco y una concentración de alcohol superior a 0,3 g/L de sangre.

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN DE LOS CASOS POSTIVOS SEGÚN EL TIPO DE VEHÍCULO IMPLICADO Y SEXO EN RELACIÓN CON EL TOTAL DE CONDUCTORES FALLECIDOS

En el 46% del total conductores fallecidos en coche se obtuvo un resultado positivo. En el 44,5% del total de los conductores fallecidos en moto se obtuvo un resultado positivo. En el 32% del total conductores fallecidos en bicicleta se obtuvo un resultado positivo. En el 17% del total conductores fallecidos en camión se obtuvo un resultado positivo.

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN DE LOS RESULTADOS POSITIVOS SEGÚN EL TIPO DE SUSTANCIA DETECTADA (SIN TENER EN CUENTA LAS POSIBLES ASOCIACIONES)

El alcohol está implicado en el 68,5% de los casos con resultado positivo.

Las drogas de abuso están implicadas en el 36% de los casos con resultado positivo.

Los psicofármacos están implicados en el 21% de los casos con resultado positivo.

CONDUCTORES: DISTRIBUCIÓN RESULTADOS POSITIVOS A ALCOHOL ETÍLICO (SIN TENER EN CUENTA LAS POSIBLES ASOCIACIONES) SEGÚN TASA DE ALCOHOLEMIA

 

El 94% del total de conductores con resultado positivo, presentó una alcoholemia que superaba los 0,5g/L

El 67% presentó una tasa de alcohol superior a 1,2 g/L

El 33% superaba los 2 g/L, que se correlaciona con estados de intoxicación

CONCLUSIONES

De los datos obtenidos y expuestos en la memoria podemos extraer los siguientes datos como conclusiones de mayor repercusión, no sólo en la esfera médico legal sino también por sus importantes implicaciones sociales en materia de seguridad vial.

DATOS DE LOS CONDUCTORES

De los 589 conductores fallecidos en accidente de tráfico cuyas muestras fueron analizadas en el INTCF en 2016, el 43% presentó resultados positivos en sangre a alcohol y/o drogas y/o psicofármacos.

El 95% de los conductores fallecidos con resultados positivos eran varones. La mayor parte de conductores fallecidos con resultados positivos (67%) corresponde a edades medias de la vida, entre los 25 y los 54 años. Se observa el mayor número de casos (25%) en la franja de edad comprendida entre los 45 y 54 años. El 58 % de los conductores fallecidos con resultados positivos conducían un coche y el 35 % lo hacían en motocicleta.

El 29,5% del total de conductores fallecidos habían consumido alcohol , el 15,5% alguna droga y el 10,5%  psicofármacos ( sin tener en cuenta asociaciones ).Resultados más o menos estabilizados desde el 2013 En cuanto al consumo de drogas, cocaína y cannabis son la drogas más detectadas , ambas representan el 48% de los casos positivos a drogas de abuso . En los casos de monoconsumo la droga prevalente es el cannabis con el 53%.( sin tener en cuenta asociaciones en ambos porcentajes ); siendo el vehículo más frecuente en los casos de monoconsuno la motocicleta.

El 94% del total de conductores con resultado positivo, presentó una alcoholemia que superaba los 0,5 g/L ,el 65% superaban la concentración de 1,2 g/L y el 36% la concentración es mayor de 2 g/L. Por lo que respecta a las alcoholemias en los conductores fallecidos con resultados positivos, teniendo en cuenta el consumo de alcohol solo o conjuntamente con otras sustancias, la frecuencia más alta ha sido para las alcoholemias de 2 g/L a más de 2,51 g/L con el 33, 33% seguido de las tasas entre el 1,5 a 2 g/L con el 21,83%.

En relación a los resultados positivos a alcohol junto con drogas de abuso, ha sido la asociación de cocaína con alcohol la más frecuente con el 43% de los casos, seguido de la asociación de alcohol con derivado cannábico con el 32,5% de estas asociaciones. Los conductores fallecidos en los que se ha encontrado psicofármaco sin asociar las benzodiacepinas han sido las más frecuentes con el 66,7% de estos casos.

DATOS DE LOS PEATONES

El 31,74% de los peatones fallecidos, víctimas de atropello, presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol. Han sido los varones los que han tenido mayor frecuencia con el 71,70% de los casos de peatones fallecidos con resultados positivos a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol, apareciendo el mayor número de casos en varones entre los 55 y 64 años de edad y en el caso de las mujeres entre los 65 y los 84 años
de edad.

El alcohol solo o asociado a drogas y/o psicofármacos se detectó en el 56,6% de los casos de peatones fallecidos con resultados positivos, siendo el más frecuente, seguido muy de cerca por la detección de drogas solas o asociadas con alcohol y/o psicofármacos con el 50,94% de estos casos. El 80% de los casos presentaron una tasa de alcoholemia superior a 1,20 g/L.

De los peatones fallecidos con resultados positivos se observa, al estudiar las asociaciones de alcohol con drogas, que ha sido la asociación de cocaína y alcohol la que ha producido mayor número de casos representando el 63,63% de estos casos. Y al analizar los peatones fallecidos con resultados positivos sólo a psicofármacos, las benzodiacepinas ocupan el primer lugar con el 55,55% de estos casos.

ESTUDIOS COMPARATIVOS

El estudio evolutivo desde 2007 hasta 2016, muestra un descenso en el número de víctimas mortales analizadas desde el año 2011, manteniéndose estable a partir de 2013 . En relación a los resultados positivos en conductores según el tipo de sustancia implicada, no hay diferencias significativa con el 2015 aunque se observa un ligero incremento de las drogas .

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.