Lo hizo después de que el PSOE se apoyara en Coalición Canaria (CC) para rechazar las enmiendas del resto de grupos que, entre otras cosas, pedían suprimir la subida de impuestos contemplada en los Presupuestos Generales del Estado para 2010.

El texto, que a partir de ahora pasará a tramitarse en el Senado, introduce una nueva regla general de localización de los servicios transfronterizos, que supone la tributación de los mismos por IVA en el Estado de destino en los casos en los que el destinatario sea un empresario o un profesional, mientras que, hasta ahora, la regla general era la tributación en origen.

En paralelo, se modifica el lugar de localización de los servicios en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) ya que, de no hacerse al mismo tiempo que en el IVA, existiría el riesgo de que algunas prestaciones de servicios se gravaran dos veces -por IVA e IGIC- y otras no tributasen.

La portavoz ‘popular’, Ana Madrazo, denunció la falta de concreción de las estimaciones sobre el impacto recaudatorio de la reforma que el Ministerio de Economía y Hacienda ha presentado en la memoria económica y señaló que “las cosas no se pueden hacer de cualquier manera”. Asimismo, recalcó que su formación seguirá insistiendo en eliminar la “injusta subida de impuestos”.

E la misma línea se expresó el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien lamentó que por un voto no prosperara su idea de condicionar la subida, prevista para el segundo semestre de 2010, a la coyuntura económica y a una votación en el Congreso.

Por su parte, el ponente del PSOE, Javier Mármol, destacó que “el 90% de las enmiendas” presentadas por la oposición “no tienen nada que ver con el proyecto de ley”, e invitó a los portavoces a “reservarlas” para el futuro debate sobre la Ley de Economía Sostenible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.