El futuro de las pensiones preocupa a la mayoría de los españoles. Nueve de cada diez cree que no recibirá una pensión pública cuando se jubile o que esta no será suficiente para mantener su nivel de vida, de acuerdo con un estudio de ING. Sin embargo, pocos españoles se han puesto manos a la obra y han empezado a ahorrar. Según el informe del banco naranja publicado el pasado mes de noviembre, siete de cada diez todavía no ha empezado a hacerlo.

Nunca es tarde para comenzar a ahorrar, pero cuanto antes empecemos, más fácil nos resultará alcanzar nuestro objetivo. Varios expertos entrevistados por el comparador de productos financieros HelpMyCash.com coinciden en que un buen momento para comenzar es al incorporarse al mercado laboral, cuando se comienzan a generar ingresos. Es aconsejable “planificar el ahorro para la jubilación al comienzo de la vida laboral, en cuanto se tenga capacidad de ahorrar”, explica Xavi Blanquet, director de soluciones de ahorro de Banco Sabadell.

¿Por qué empezar cuando quedan tantos años para jubilarse? 

Cuanto antes empecemos, menos esfuerzo tendremos que realizar para conseguir nuestro objetivo. “El mayor aliado en una inversión a largo plazo es el tiempo y, en este sentido, una de las grandes ventajas de empezar cuanto antes es que permite que el interés compuesto trabaje por nosotros”, explica José González, director de pensiones en Santander Asset Management, al ser preguntado por HelpMyCash.

El interés compuesto permite rentabilizar las ganancias que nuestros ahorros van generando, por lo que cuanto antes se empiece a acumular capital, mayor efecto tendrá sobre nuestro saldo final. Además, las aportaciones que tendremos que realizar cada año serán menores, ya que tendremos más tiempo por delante.

Un ejemplo práctico: supongamos que ahorramos 2.000 euros al año en un plan de pensiones durante 40 años y que obtenemos una rentabilidad media del 2%  anual. Según la calculadora gratuita de fiscalidad de planes de pensiones de HelpMyCash, en el momento de retirarnos nuestro plan tendría un saldo bruto de 123 mil euros, de los cuales 43 mil euros serían ganancias. Ahora imaginemos que ahorramos solo durante 20 años. En ese caso, para lograr el mismo objetivo tendríamos que invertir cada año 5.000 euros y al final los intereses solo serían de 24 mil euros.

Por otra parte, el aumento de la esperanza de vida nos obliga a acumular más capital, ya que tendremos que estirar los ahorros durante más años. “Estamos hablando de muchos años de retiro para los que necesitaremos un buen colchón financiero si queremos mantener nuestro nivel adquisitivo”, señala el encargado de la relación con los inversores de la gestora Finizens, José Manuel Guinea.

La tercera razón es que si empezamos antes, nuestras expectativas de rentabilidad podrán ser mayores. Por lo general, se aconseja que a medida que se acerca la edad de jubilación, se reduzca la exposición a la renta variable con el objetivo de mantener el capital, mientras que si todavía queda mucho tiempo para el retiro, podemos priorizar ganar más, incluso si eso implica asumir más riesgo, ya que dispondremos de más tiempo para compensar las pérdidas. Así, empezar a ahorrar de jóvenes “también permitirá asumir durante una mayor cantidad de años una cartera (correctamente diversificada) con un riesgo más elevado, buscando una rentabilidad más alta”, afirma Pablo Tellería, encargado de la relación con los inversores del robo advisor InbestMe.

No invertir todos los ahorros en un plan de pensiones

Tellería señala que deberíamos destinar al ahorro a largo plazo entre un 10% y un 20% de nuestros ingresos y, de esa cantidad, “entre un 30% y un 50% podría ir a un plan para complementar nuestros ingresos una vez jubilados”.

En cualquier caso, las cantidades que podremos ahorrar dependerán de lo que nos permita nuestro sueldo, pero lo importante es adoptar un hábito y no abandonarlo, explican desde HelpMyCash. Además, no olvidemos que los planes de pensiones tienen una aportación máxima anual con derecho a deducción.

Si se opta por ahorrar con un plan de pensiones, no es recomendable invertir todos los ahorros en este producto, ya que no se podría rescatar el dinero hasta pasados diez años si se necesita o hasta que se cumpliese alguna de las contingencias que marca la ley, como paro de larga duración o enfermedad grave.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.