Cada vez con más intensidad las empresas dan importancia a la responsabilidad social corporativa y, a partir aquí, potencian las actividades conocidas como Pro-bono. En el sector de la abogacía, esto significa a grandes rasgos, prestar asesoramiento jurídico a entidades sin ánimo de lucro. Una de las empresas que está llevando a cabo con fuerza esta tarea es la firma Clifford Chance que este año celebra sus 30 años de implantación en España.

Con motivo de este aniversario han lanzado la iniciativa “30 años, 30 sueños”, una campaña de responsabilidad social corporativa que ha supuesto, entre otras, la creación del Aula Clifford Chance de la Fundación Balia, que servirá para prestar apoyo a menores de 11 y 12 años cuyas familias no están o no pueden atender sus necesidades básicas cuando salen del colegio. La vinculación de la firma con las actividades de RSC es bien visible a través de los objetivos que se marca la empresa para los próximos 3 años: a nivel global, ayudar a 100.000 personas a través del Pro-bono, el voluntariado y las donaciones. Una tarea que se desarrollará en tres líneas de trabajo: el acceso a la educación, a la justicia y a la financiación.

El encargado de liderar todos estos proyectos es Alberto Manzanares. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Doctor en Derecho Civil, ejerce actualmente de profesor Asociado en la misma facultad en la que estudió. Es además socio de Clifford Chance desde el año 2000 y responsable del departamento Financiero y Bancario de Clifford Chance en España, donde dirige un equipo de 5 socios y 40 abogados. Es la persona también al frente del Comité de Responsabilidad Social Corporativa de la firma, una tarea que ha impulsado de manera entusiasta en los últimos años con el objetivo de proyectar el compromiso social de la firma en España, porque como el mismo Manzanares reconoce “el desarrollo de reslaciones con distintas ONGs y Fundaciones para la identificación de temas Pro-bono es un objetivo prioritario de la Fundación Clifford Chance y el Comité de RSC en España”.

¿Cómo está organizada esta iniciativa?

Para desarrollar la actividad Pro-bono, hay que conciliar las necesidades con las posibilidades de asesoramiento. El impulso a esta actividad se enriquece a través de la iniciativa de muchas pesonas que trabajan en nuestra firma y que, individualmente, identifican temas Pro-bono. Son actitudes que procuramos incentivar para que poco a poco vayan calando y formando parte de nuestra cultura corporativa.

En el plano internacional trabajamos en distintas iniciativas donde se precisa la colaboración de una serie de jurisdicciones en proyectos de pro-bono específicos a través de Abogados sin Fronteras o de la plataforma Trustlaw promovida por Thomson Reuters. Participamos en proyectos de investigación sobre temas específicos – medidas anticorrupción, microcréditos, etc.- que desde una perspectiva multijurisdiccional analizan determinadas problemáticas y precisan de un input en derecho comparado para ver soluciones y alternativas para cuestiones diversas. En nuestro comité de RSC, contamos además con Susana Añoveros que la persona responsable que coordina toda la actividad pro-bono y que se ocupa de recepcionar y analizar las diversas solicitudes y de asignar el trabajo al abogado correspondiente. Además, realizamos proyectos puntuales como el “Aula Clifford Chance” de Fundación Balia por la Infancia nos permite centrar la colaboración en probono, voluntariado y financiación.

¿Cómo implican a sus abogados en estas tareas?

Contamos con un grupo de voluntarios al que los abogados tienen acceso y pasan a formar parte de un panel donde se les asigna trabajo Pro-bono periódico en función de la naturaleza del asesoramiento y de su disponibilidad. Es una dedicación voluntaria pero que forma parte de su valoración profesional– tenemos la responsabilidad de formar a los más jóvenes desde el punto de vista jurídico técnico para que sean excelentes abogados y tenemos además la responsabilidad de formarles en valores y de acercarles a la realidad de colectivos desfavorecidos porque tenemos una formación privilegiada y una gran capacidad de ayudar. Es importante que la abogacía de los negocios se forme también en la cultura de la generosidad, del ceder en favor de otros y de hacerlo con los mismos estándares de calidad, rigor y capacidad de servicio. Cada año convocamos además nuestros “Corporate Responsability Awards” con el objetivo de premiar la acción social que desarrollamos y de dar mayor visibilidad a las iniciativas tanto individuales como colectivas que se generan en las distintas oficinas de la red y que son cada año más impresionantes y más reveladoras del compromiso social de Clifford Chance.

¿Qué criterios tienen en cuenta a la hora de elegir sus partners ONGs y Fundaciones?

En primer lugar, que sean organizaciones registradas en los registros oficiales de Fundaciones. En segundo lugar que sean organizaciones auditadas y finalemente, que sus necesidades de asesoramiento se correspondan con nuestras propias posibilidades de asesorar. Es decir que la naturaleza y el tipo de asesoramiento esté dentro de nuestro propio ámbito de trabajo y que realmente nuestro apoyo tenga un valor para ellos. Nos seducen especialmente organizaciones medianas y pequeñas a menudo muy bien organizadas pese a sus limitaciones, que tienen un acceso menos evidente a asesoramiento jurídico de primer nivel y para los que una orientación sobre temas jurídicos básicos resulta esencial

¿Que le diría al letrado que nos lee y que no está vinculado a ninguna actividad pro bono en estos momentos?

Tenemos una enorme capacidad de ayudar y de movilizar recursos y es necesario proyectar esa capacidad y tener un impacto social real. Se trata de una responsabilidad intrínseca a la condición de abogado y a la posición que tenemos en el mercado como asesores y facilitadores de acceso a la justicia y a la educación. Contamos con una formación a menudo privilegiada que nos coloca en una incuestionable situación para ayudar a aquellos que no tienen acceso a asesoramiento jurídico porque eso es, en definitiva, “acceso a la justicia”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.