Allen & Overy LLP ha anunciado sus resultados financieros semestrales correspondientes al periodo comprendido entre el 1 de Mayo de 2011 y el 31 de Octubre de 2011. La facturación de 582 millones de libras (939 millones de dólares, 644 millones de euros) es un 11 por ciento mayor que la del mismo periodo el año pasado (526 millones de libras, 835 millones de dólares, 602 millones de euros).

Esto refleja la estrategia de inversión en mercados clave, en particular los resultados generados por sus oficinas en Australia, Francia, Alemania, Indonesia y Washington, D.C.

Íñigo Gómez-Jordana, socio director de la oficina de Madrid, comenta «En la primera mitad del año hemos tenido unos resultados satisfactorios. Nuestra estrategia de expansión en los mercados emergentes en crecimiento está dando resultados y continuaremos invirtiendo en ellos.» Por su parte, el socio administrador Wim Dejonghe, comenta:»Hemos registrado un desarrollo muy saludable en la primera mitad del año, aunque con la crisis de la deuda en la Eurozona y la disminución de la solvencia crediticia en los Estados Unidos, prevemos que la segunda mitad del año será lenta. Nuestra estrategia de expansión hacia mercados emergentes y de alto índice de crecimiento es muy interesante y seguiremos investigando en ella. Además, la oficina que hemos abierto en Casablanca nos convierte en la primera firma legal de nuestra clase que se establece en África, ampliando así el alcance de futuros mercados».

Entre las operaciones más relevantes llevadas a cabo en los últimos seis meses, destaca el asesoramiento en la oferta pública de adquisición por parte de SABMiller’s para comprar Fosters Group y el asesoramiento en la financiación de la fábrica de energía solar fotovoltaica más grande del mundo (Agua Caliente Solar Project en Dateland, Arizona).

En efecto, Allen & Overy continúa ampliando su alcance global. Además de la oficina en Casablanca, en los últimos seis meses la firma ha abierto otra oficina en Washington D.C., impulsando la práctica regulatoria en EE.UU. Ahora tiene la cobertura más extensa entre los principales despachos internacionales y ha abierto 11 oficinas nuevas en tan sólo tres años. De este modo, Allen & Overy se constituye como un reducido grupo de despachos de abogados de carácter internacional, con aproximadamente 5.000 empleados, incluyendo más de 470 socios, que desarrollan su actividad en 36 ciudades ubicadas en los centros financieros más importantes del mundo.

De este modo, la firma pretende  estar presente en aquellas localizaciones que son destino de los principales movimientos de capitales a nivel internacional y en los centros financieros que manejan estos fondos. Esto implica igualmente, consolidar dichas prácticas jurídicas locales, con conocimiento del mercado local, estar bien informadas y conectadas con el resto de la red, para poder asesorar a clientes nacionales e internacionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.