“La fortaleza de la red internacional de Allen & Overy ha demostrado de nuevo el sostenimiento del rendimiento global de la firma, en especial en Europa Occidental y Oriente Medio, donde las buenas condiciones comerciales y la fortaleza de sus monedas han favorecido las cifras de
Facturación”, informó el despacho en un comunicado de prensa.

Este año, por segundo año consecutivo más del 50% de la facturación se ha generado fuera de Reino Unido, y dos tercios del trabajo ha sido multijurisdiccional, involucrando a dos o más países, lo que demuestra la importancia de ofrecer una respuesta global ante una crisis global.

Wim Dejonghe, managing partner de Allen & Overy comenta: “Sin duda, ha sido un año de grandes retos para todos los negocios, incluido el nuestro. Pero estos resultados, muestran que nuestra estrategia de invertir en un modelo de negocio global y bien diversificado, nos ha permitido proteger nuestros resultados de las peores consecuencias de la crisis, además de reflejar nuestra solidez global.”

Allen & Overy Madrid, con un equipo de en torno a 90 personas, ha incrementado su facturación a cerca de 20 millones de euros1, un 24% superior al año anterior, por encima de la media global de Allen & Overy. Resultados considerablemente positivos, más aún ante la actual crisis global, corroborando la firme consolidación del Despacho en el mercado español.

Entre las principales incorporaciones de este ejercicio, destaca el fichaje de Antonio Martínez, en el cargo de socio responsable de la práctica de Competencia y Derecho Europeo. Antonio presenta una amplia trayectoria profesional y académica de más de 15 años de experiencia. A su equipo se ha unido igualmente Jaime Rodríguez Ordóñez, con amplia experiencia en la práctica.

También se han reforzado las áreas de Mercantil, Financiero, Contencioso y Derecho Público con las incorporaciones de once abogados, dada la importancia de las operaciones en las que se está asesorando.

Iñigo Gómez-Jordana, socio director de la oficina de Madrid comenta que “ha sido un año difícil por el contexto económico en el que el despacho ha desarrollado su actividad. Sin embargo, hemos cerrado nuestro ejercicio en línea con nuestras expectativas a mitad de año y con involucración en operaciones muy complejas. La oficina de Madrid se ha consolidado en el área de procesal y regulatoria, manteniendo su posición de liderazgo en las prácticas de financiación y mercantil”.

“Por la repercusión que han tenido en España, entre las principales operaciones en las que hemos asesorado en el ejercicio cerrado el pasado 30 de abril, citaría el asesoramiento a Iberia en la fusión de Clickair y Vueling; a Atlantia en la compra de Itienere; Ahorro Corporación, Caja Madrid y Cajas de Ahorro en el proceso de insolvencia de Martinsa Fadesa; al Sindicato de bancos en la reestructuración de la deuda de Grupisos (€1.500 millones), de Noriega (€1.200 millones) y Detinsa (€800 millones); a los bancos financiadores en la adquisición de Unión Fenosa por parte de Gas Natural; y a Ferrovial ante los procesos de insolvencia de Promociones Habitat, entre muchas otras”, concluye Iñigo Gómez-Jordana.

Wim Dejonghe añade: “Las condiciones del mercado para el año venidero exigirán de todo nuestro esfuerzo. Sabemos que a pesar de la gran incertidumbre que gira en torno a la economía mundial, los mercados repuntarán en algún momento y seguiremos invirtiendo en nuestras estrategias prioritarias para estar en la mejor posición posible cuando esto se produzca.”

Allen & Overy es una firma internacional líder de abogados con más de 5.000 profesionales, incluyendo en torno a 450 socios, presentes en 31 ciudades ubicadas en los principales centros financieros del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.