El emprendimiento no tiene edades. Muchos profesionales deciden orientar su camino profesional cuando creen que han tocado techo. Este es el caso de Alvaro Ecija, abogado vinculado desde hace quince años al mundo de la tecnología y de las leyes. Nadie puede negar que Ecija es hoy una marca de referencia en su nicho. Pero acomodarse parece no estar entre los planes de nuestro protagonista y desde hace un par de meses lidera Ecix Group, un nuevo concepto de servicios jurídicos unido al compliance y a los riesgos legales. “Era el momento de reinventarse,  y enfocarse hacia otra dirección” afirma con sinceridad, mientras charlamos en una terraza del centro de Madrid. “Este es un proyecto con cierto corte continuista porque muchos de nuestros anteriores clientes siguen con nosotros y con el que hemos contado con muchos de los profesionales que estaban con nosotros en Ecija”, subraya

Reconoce que no es fácil que el Derecho pueda llevar una vida paralela a Internet y todas sus innovaciones, “cambian con frecuencia los supuestos de hecho y las propias consecuencias jurídicas de forma casi continua”, sin embargo, el socio director de Ecix   Group está convencido que hay otras áreas legales que pueden tener una base matemática, “también a veces en el derecho dos mas dos son cuatro”. Desde su punto de vista un riesgo normativo es medible y cuantificable “de tal forma que puedes tener un indicador económico y numérico de lo que tienes que hacer a nivel empresarial en cuanto a esos cumplimientos de obligado cumplimiento “. Sobre el futuro, se atreve a anticipar que el auge de los departamentos de compliance en las empresas será notable. Y avisa: “Queremos posicionarnos como la empresa líder en materia de asesoramiento y cumplimiento normativo”.

Ecix Group es un grupo empresarial internacional que nace de la separación del área de negocio de Gobierno, Riesgos y Cumplimiento (GRC) de Ecija, liderado por Álvaro Écija y Carlos Saiz, antiguos socios responsables de la misma en la mencionada firma.

Igualmente forman parte de Ecix Group el equipo, las herramientas y soluciones de GRC, y parte del área Legal de Ecija, junto a nuevos profesionales que se han unido al proyecto, conformando un equipo de más de 100 personas, que cuenta con los socios profesionales: Javier Carbayo, Esmeralda Saracíbar, Adolfo Hernández, Luis Posado, Cristina Sánchez-Tembleque y Javier Gómez.

Ecix Group se convierte así en una firma líder con gran expertise, profundo conocimiento técnico y marcada orientación a las necesidades de nuestros clientes, lo que nos permite ofrecer un asesoramiento integral en nuestras diferentes áreas de actividad.

Las necesidades de las organizaciones en materia de Asesoramiento legal, Cumplimiento Normativo y Seguridad de la Información son cada vez mayores y más exigentes en un entorno cada vez más regulado. Este bufeta ayuda a sus clientes a afrontar dichas necesidades desde un enfoque multidisciplinar, comprendiendo las tecnologías, mitigando los riesgos y suministrando soluciones alineadas al negocio.

Ecix Group  divide su actividad en cuatro áreas, profundamente interrelacionadas y a las que aplicamos un proceso de mejora continua, con el fin de proponer servicios conjuntos, fácilmente adaptables a las necesidades cambiantes de nuestros clientes y con una alta eficiencia de costes. Se organizan en ecixCOMPLIANCE; ecixSOLUTIONS: ecixLEGAL y ecixCONSULTING

Conversando con Alvaro Ecija, uno advierte la ilusión y ganas en este nuevo proyecto donde parece claro que “ la férrea vocación de servicio, es uno de los elementos que creemos imprescindibles para acompañar a nuestros clientes en la consecución de sus objetivos de negocio.”. Hablamos durante casi una hora de riesgos legales, cumplimiento y tecnología, un cóctel que las empresas deben afrontar con prudencia y buen asesoramiento.

Sr Ecija, ¿Qué le gustaría que aportara Ecix Group, su nuevo proyecto empresarial en el mundo jurídico en el campo de la abogacía?

Queremos presentar un nuevo enfoque y una nueva forma de prestar servicios jurídicos con el que pretendemos que tanto nuestros clientes actuales como futuros puedan minimizar el riesgo legal en el que pueda estar inmerso.

Soy consciente que empresas y abogados, en general, tienen una visión monocromática, tradicional, de las cosas. Sin embargo, ya no se trata de si se cumple o no la ley, como así funcionaba el Derecho hace años; hay que ir un paso más allá.

Ahora la pregunta es ¿Qué pasa si no se cumple esa ley?. Se trata de saber que tipo de riesgo puede asumir la empresa y qué posibilidades de sanción puede tener, y en este caso qué sanción puede llegarnos..

¿Qué cultura hay en las empresas de los llamados riesgos legales que usted alude?

La verdad que ha ido creciendo con el tiempo y cada vez hay mayor consciencia de ello. Depende de las empresas y su tamaño.

En el caso de las grandes compañías es evidente que sufren mayor presión regulatoria que las pymes, en temas de Buen Gobierno o responsabilidad social corporativa,  además de  presiones legislativas  de obligado cumplimiento en todas las areas;  tanto en las áreas tecnológicas como en las tradicionales.

Detectamos una necesidad legislativa de cumplimiento normativo cada vez mayor, quizás importado del modelo anglosajón, del que emanan muchas de las directivas comunitarias que llegan a nuestro país. Asi hay normativa sobre protección de datos, blanqueo de capitales de estricto cumplimiento junto con la legislación habitual en materia fiscal o laboral.

¿Qué impresión le merece que nuestro Gobierno haya reorganizado en un único regulador los ocho organismos existentes, algo inédito en el mundo?

Creo que pese a las críticas funcionará sobre todo respecto  no tanto por lo que hace sino cómo lo hace, cuándo y cuanto lo hace.

Es fundamental que a este macroorganismo se le dote de los recursos necesarios, tanto tecnológicos y económicos para que pueda funcionar.

No debería quedar en un mero proyecto  teórico, sino que con los medios adecuados tener el papel de árbitro regulador de nuestra economía

¿Se puede establecer un paralelismo lógico  entre mayor crisis económica y mayores controles regulatorios a empresas e instituciones?

Siempre he sido partidario de la prevención y de poder tomar medidas de aquello que pueda venir.

Es evidente que vivimos en un mal momento y que el país debe ofrecer seguridad jurídica al exterior a través de diversas actuaciones. En este sentido España debe fijarse en modelos que puedan importarse y que respalden esa seguridad jurídica.

El problema sobre todo se centra en qué escenario surge si no se cumple determinada normativa porque a veces el coste de ese cumplimiento puede ser importante

Despachos como Ecix recomiendan a sus empresas ese cumplimiento; les decimos cuándo tienen que hacerlo; cómo y cuál es coste de esa obligación

A veces hasta es posible el cumplimiento parcial de una disposición en concreto porque se advierte que la posibilidad de sanción es ínfima. También hay que darse cuenta que hay riesgos más importantes que otros.

Entonces es correcta la ecuación.. a mayor regulación hay mayor seguridad jurídica…

No, en absoluto. Mayor presión legislativa no ofrece un grado más alto de seguridad jurídica. Hay también en esta ecuación un descenso importante de la libertad de actuación.

Es el caso de las medidas de seguridad de algunos aeropuertos, muy graves, que atentan contra la libertad de las personas ante una previsible amenaza terrorista.

Es fundamental que el regulador tenga en cuenta además de la parcela de seguridad, por tanto, la de libertad, tal y como la estamos comentando.

¿Cuál es la relación existente entre desarrollo tecnológico y cumplimiento normativo?

Vivimos un entorno nuevo, donde facebook y otras redes sociales han transformado la comunicación de las personas. Es evidente que su alcance afecta tanto a nivel de amistad como profesional de individuos y organizaciones

Con esto quiero decirle que el desarrollo tecnológico está modificando la forma de ejercer el Derecho. Los propios abogados hemos tenido que adaptarnos a estos cambios porque no nos quedaba más remedio.

No cabe duda que supone una forma diferente de entender al derecho sabiendo que tienes que ofrecer un asesoramiento a tus clientes

Desde fuera da la sensación que los propios organismo reguladores ejecutan con dureza la ley y les falta flexibilidad en determinados casos…

Hay que darse cuenta que no es lo mismo ser un regulador que un empresario privado, cambia mucho como se ven las cosas, desde luego.

Estoy convencido que muchos reguladores verían las cosas de otra forma si por unos días adquieran el papel de empresario.

En ese sentido, coincido con esa apreciación de usted y quizás haya que equilibrar la balanza. No es lo mismo un descuido involuntario que una conducta reincidente y eso debería tenerse en cuenta a nivel sancionador.

¿Y los reguladores están abiertos al diálogo con el mundo empresarial o expertos como ustedes para ver cómo mejorar esta relación profesional?

Habría que seguir en este aspecto que usted dice lo que se hace en el mundo anglosajón. En estos países los abogados comentan con los reguladores las formas de evitar estas sanciones.  Se intensifica alrededor de ellos la actividad de lobby con su consabida presión para reducir ese riesgo sancionador existente.

Frente a este enfoque, se encuentra el tradicional; el sancionador donde de alguna forma se ponen barreras a nuestros clientes, de tal forma que cumpliendo las normas no hay ninguna sanción

Creo que un modelo mixto seria lo ideal, de un lado atajar la vulnerabilidad por ese no cumplimiento normativo, a la vez que desarrollar un mayor diálogo hacia los reguladores desde el lobby como antes le comentaba.

 

¿Cuáles son los riegos más fácilmente detectables en las empresas?

Hay riesgos derivados de cumplimientos tradicionales, como el que tiene que ver con Hacienda y las obligaciones tributarias. Junto a ella, hay también normativa que debe cumplirse desde el punto laboral como amenazas más comunes, por asi llamarlas.

En el plano tecnológico, hay que darse cuenta la existencia de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, el organismo que regula la propiedad intelectual, recién creado, del que depende el cierre de webs en determinados casos, así como la AEPD (Agencia de Protección de Datos), todos tienen potestad sancionadora, como bien sabe

Por cierto, le parece bien cómo ha quedado la nueva normativa para luchar contra la piratería, aprobada recientemente..

Desde el punto de vista de la aplicabilidad y eficacia espero equivocarme, pero si lo que la norma quiere reducir los casos de piratería me temo que no va a lograr ese objetivo. Sin medios muchas leyes se quedan en eso en proyectos.

Lo que si es evidente que con la promulgación de esta normativa, el Gobierno ha logrado sacar a nuestro país de la lista de piratería de los EEUU, pero eso no es suficiente.

¿Cómo valora la figura de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, tan polémica que ha dividido a los juristas, respecto a su idoneidad o no?

No soy un experto en estos temas y no puedo darle una visión clara de esta repercusión. Lo que si está claro es la presión que desde el Código Penal se mete a empresas y organizaciones, cuestión que es preocupante.

Las empresas deben invertir en prevención para tener seguridad jurídica. Frente a lo que se cree no son inversiones elevadas. Las grandes organizaciones logran anticiparse a los problemas y hacer frente a las presiones legislativas y de los reguladores.

De forma paralela hay que reconocer que en el campo de pymes y autónomos las presiones son quizás mayores y sus medios para hacerles frente más escasos. Volviendo a la flexibilidad que antes comentaba quizás en estos colectivos debiera tener una aplicación esas obligaciones de otra forma.

Volviendo al futuro, ¿Dónde vé Alvaro Ecija a Ecix Group dentro de cinco años en el sector de la abogacía ¿

Somos ambiciosos. Queremos llegar a ser la primera empresa de servicios en el campo del compliance o cumplimiento normativo.  Ya somos una referencia en Derecho IT, con una experiencia de diez años en este campo, ahora queremos posicionarnos en este nuevo nicho de mercado

Pretendemos consolidarnos como una  firma independiente como lo fue Ecija en su momento, eso si, no descartamos integrarnos en una red internacional a medio plazo, a ser posible en el campo del derecho tecnológico.

En Latinoamérica ya exportamos nuestras herramientas de software como e-privacy o e-security, diseñadas en colaboración con el Grupo Francis Lefebvre, (en la foto con Juan Pujol, director general de esta entidad),  de tal forma que ayudan al cumplimiento normativo de las empresas de forma clara y sencilla.

Mi vaticinio señala que en las empresas, además de las asesorías jurídicas se va a desarrollar otra de compliance. Estos responsables tendrán el mismo nivel que los citados asesores internos, muchos de ellos formarán parte del área legal de las compañías

Igual que la protección de datos dio en su momento mucho que hablar en nuestro país, así va a pasar con el compliance.

Es más, creo que va a ir más lejos que esa normativa.  Las empresas tendrán departamentos de cumplimiento normativo dependientes de la Secretaría General de la entidad.

En este escenario queremos tener una posición de liderazgo de cara a nuestros clientes donde la formación en estas materias será fundamental para que conozcan realmente en las empresas la importancia del cumplimiento de la actividad normativa. La responsabilidad social de nuestros abogados es siempre ayudar a nuestros clientes siempre que lo necesiten.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.