Hace escasos unos dias, la candidatura presentada por Antonio Alvarez-Buylla, fue de nuevo elegida para dirigir el Colegio de Procuradores de Madrid tras las últimas elecciones convocadas en la procura madrileña. Con la reforma del Estatuto Colegial, implica la renovación de la totalidad de los catorce miembros que integran la Junta de Gobierno. Nuestro entrevistado lleva al frente del Colegio desde el 2007 y como miembro de su Junta de Gobierno, en la que ostentó los cargos de Vocal Primero y Secretario, desde 2001, ha desempeñado, además diversos cargos en el Consejo General de Procuradores, habiendo participado, como ponente, en numerosos encuentros nacionales e internacionales en temas relacionados con la postulación procesal.

“En los próximos cuatro años pretendemos seguir sirviendo al interés general cumpliendo los procuradores funciones públicas y sociales, “ comenta el Decano electo, “esto es continuar con la mejora del turno de justicia gratuita y de turno de oficio, por un lado. No podemos olvidar que el Colegio de Procuradores realiza cerca de 150.000 designaciones al año, asi como con los servicios de notificaciones y traslados de escritos, a este respecto puedo decirle que los procuradores realizamos 45 millones de notificaciones al año y nuestro Colegio, ocho millones de este total:” A su juicio, los procuradores tienen una proyección indudable en las soluciones extrajudiciales, ahora impulsadas desde el propio Ministerio de Justicia, “También debemos asumir competencias para evitar el proceso. Ahora que se tramitan por via parlamentaria los proyectos de mediación y arbitraje, los procuradores somos profesionales muy cualificados; conocemos muy bien el proceso y estamos formados muy bien jurídicamente al ser Licenciados en Derecho para asumir estas competencias.”.

Nuestro interlocutor es madrileño, cursó estudios de Derecho en el Colegio Universitario San Pablo C.E.U., completando los mismos en la Universidad Complutense de Madrid, por la que se licenció en 1981. Se incorporó al I.C.P.M. ese mismo año, ejerciendo en el mismo ininterrumpidamente hasta la actualidad.

Ha impartido cursos y actuado como ponente y conferenciante sobre diversas materias jurídicas y legislativas en el Instituto de Empresa, Escuelas de Práctica Jurídica, Universidad Pontificia de Comillas (I.C.A.D.E.), Consejo General del Poder Judicial, entre otras instituciones relevantes, y publicado artículos en diversas revistas jurídicas.

La Junta de Gobierno del Colegio de Procuradores de Madrid queda así constituida, para el periodo de los próximos cuatro años, por los siguientes miembros:

DECANO: ANTONIO Mª. ALVAREZ-BUYLLA BALLESTEROS VICEDECANO: MANUEL SANCHEZ-PUELLES GONZALEZ-CARVAJAL SECRETARIO: RAMIRO REYNOLDS MARTINEZ VICESECRETARIA: ROSA SORRIBES CALLE TESORERO: GABRIEL Mª. DE DIEGO QUEVEDO CONTADOR: JULIO ANTONIO TINAQUERO HERRERO VOCAL PRIMERO: ANIBAL BORDALLO HUIDOBRO VOCAL SEGUNDO: IGNACIO MELCHOR ORUÑA VOCAL TERCERA: MARTA FRANCH MARTINEZ VOCAL CUARTO: ALBERTO GARCIA BARRENECHEA VOCAL QUINTO: MANUEL FCO. ORTIZ DE APODACA GARCIA VOCAL SEXTA: MARTA MARTINEZ TRIPIANA VOCAL SÉPTIMA: MARIA DEL ROCIO SAMPERE MENESES VOCAL OCTAVO: MANUEL Mª ALVAREZ-BUYLLA BALLESTEROS

¿Podría hacernos un balance de estos primeros cuatro años y que retos quiere acometer de cara al futuro?

Han sido cuatro años muy duros. Hemos continuado el proceso de modernización que mi antecesor en el cargo, Juan Carlos Estévez llevo a cabo. Tambien como el resto de colegios profesionales nos hemos adaptado a la Directiva de Servicios; Ley Paraguas y Ley Omnibus

Para estos cuatro años, sobre todo lo que pretendemos es seguir sirviendo al interés general cumpliendo los procuradores funciones públicas y sociales, esto es continuar con la mejora del turno de justicia gratuita y de turno de oficio, por un lado. No podemos olvidar que el Colegio de Procuradores realiza cerca de 150.000 designaciones al año, asi como con los servicios de notificaciones y traslados de escritos, a este respecto puedo decirle que los procuradores realizamos 45 millones de notificaciones al año y nuestro Colegio, ocho millones de este total

Estos datos revelan que hacemos una colaboración estrecha con la administración de justicia de cara a la agilidad real de los procesos, con coste cero para la administración de justicia porque en este caso lo pagamos los procuradores al sufragarse este servicio con las cuotas de los colegiados

Además otra función importantísima de los Colegios y que el Consejo General está implicado es la de la formación continua de los procuradores para un mejor servicio


¿Podemos diseñar un perfil del procurador en activo en estos momentos?

Sobre todo estamos ante un experto en Derecho Procesal; licenciado en Derecho que tiene la obligación de defender los derechos de sus clientes, formando parte de la tutela judicial efectiva reconocida en la Constitución y, por otro lado, es un colaborador de la Administración de Justicia. Es decir, el ciudadano lo que tiene que saber es que el procurador le representa garantizando sus derechos siempre que tenga que acudir a un pleito

No podemos olvidar que acudir a la justicia para el ciudadano no deja de ser un conflicto. En ese conflicto está apoyado por un procurador de los tribunales que defiende sus intereses colaborando con la administración de justicia, como antes le comenté para agilizar el procedimiento.

¿Entiende la sociedad esta figura y su actividad que acaba de mencionarnos?

Probablemente uno de los grandes defectos nuestros y tenemos que ser críticos es que quizás no hemos sabido vender la función importantísima que realizan los procuradores para todos los ciudadanos. En el mundo de la justicia y de la política jueces , secretarios judiciales y otros colectivos reconocen nuestro papel importante

A lo mejor es que no hemos sabido vender, o hacer marketing de nuestra importantísima función de representación. Es verdad que el ciudadano que no tiene más remedio que acudir a un pleito pues tiene que solucionar un conflicto, si valora la función del procurador que le representa. De todas formas creo que deberíamos hacer un esfuerzo mayor para comunicar a la sociedad cuál es nuestra función.

En un momento como el actual de crisis que vivimos ¿Cómo se está adaptando el procurador a este nuevo entorno?

El Colegio de Madrid es el más importante de España. Tiene del orden de 1700 colegiados. Los siguientes colegios Barcelona, Valencia y Málaga tienen sobre los quinientos asociados. Somos el buque insignia de la procura; su principal portaviones y es un poco la imagen de todos los procuradores de España. Dentro de nuestro colegio hay despachos de todo tipo. Pero todos cumplen las mismas funciones a las que me he referido antes.

Es cierto que ahora se produce un incremento notable de pleitos, lo que hace que se incremente la litigiosidad de forma gravosa para el funcionamiento de los juzgados y por eso es mas importante la labor de los procuradores ahora.También es verdad que esto no significa que los procuradores estemos ganando más dinero, ahora hay mucha dificultad en el cobro del os clientes. Además se ha producido un notable incremento de las designaciones de justicia gratuita que como dije antes son ahora del orden de las 150.000 al año

Es una prioridad para los procuradores que asumen esa forma, y lo hacen gustosamente, defender y representar a esos ciudadanos que son los económicamente más desfavorecidos

¿Cuál debe ser el papel del procurador en un contexto donde se habla de impulsar los métodos extrajudiciales, como el arbitraje y la mediación?

Los que me conocen me lo han oído decir muchas veces este comentario. Los procuradores debemos asumir mayores competencias dentro del proceso, primero, porque todas las que hemos asumido las hemos realizado bien, como son los traslados de escritos o los actos de comunicación en la Nueva Oficina Judicial.

También debemos asumir competencias para evitar el proceso. Ahora que se tramitan por via parlamentaria los proyectos de mediación y arbitraje, los procuradores somos profesionales muy cualificados; conocemos muy bien el proceso y estamos formados muy bien jurídicamente al ser Licenciados en Derecho para asumir estas competencias.

El Colegio de Madrid ya ha realizado en colaboración con la Universidad Juan Carlos un curso sobre mediación con una importancia respuesta: participaron unos trescientos procuradores que se están formando como mediadores y lo mismo vamos a hacer en cuanto el arbitraje

Hay que evitar, y ahí coincidimos con las autoridades europeas, que los préstamos de baja cuantía no lleguen a los juzgados, ya de por sí colapsados. Es evidente que el arbitraje y la mediación pueden ayudar a ello y que los procuradores somos cualificados para ejercer esta actividad.


¿Cómo se vislumbra la iniciativa del Ministerio de Justicia de suprimir en cinco años el papel por el expediente electrónico?

En realidad todas esas medidas son un acierto y necesarias. De este tema ya habló hace tiempo el propio vicepresidente del CGPJ de impulsar una ley que obligase a la Administracion y al resto de operadores jurídicos a impulsar el expediente electrónico y creo que la hemos apoyado incluso desde antes de su aprobación.

Por otro lado tengo que decirle que recientemente he sido nombrado Presidente del Comité de Modernización del Consejo General del Notariado porque el Colegio de Madrid es el que está a la cabeza en estos esfuerzos de modernización
Hoy en dia una Administración de Justicia sin los medios necesarios no podría funcionar, desde luego. Cualquier ciudadano que vaya a un juzgado y vea las cantidades ingentes de papeles se da cuenta que no pueden funcionar así.

Todas las administraciones tienen los medios necesarios y esta Ley de la que estamos hablando va a obligar a todos los operadores jurídicos a que utilicen esos medios. Nosotros desde la procura apoyamos sin reserva su implantación.

Para aquellos que indican que si se hace una renovación tecnológica la figura del procurador está de más, ¿cómo les convencería de lo contrario?

Creo que esa afirmación no es cierta. De hecho los mismos procuradores hemos impulsado la modernización de la justicia con la implantación de tecnologías desde el principio.

En el caso de las notificaciones electrónicas por via Lexnet, el propio Ministerio puede dar las cifras, somos el país con mayor número de notificaciones telemáticas y eso es gracias a la existencia de los procuradores. Nosotros hemos obligado a nuestros colegiados a que tengan su firma electrónica y las notificaciones se hacen a través de los colegios de procuradores porque así lo dice la ley. El volumen de notificaciones telemáticas es muy importante gracias a los Colegios de Procuradores. Los tribunales solo tienen un interlocutor, tanto en papel como en vía telemática que son los propios Colegios

Ahora que habla de los Colegios, ¿de qué forma se está adaptando su institución a la Directiva de Servicios?

Nuestro Colegio está adaptado a la citada Directiva de Servicios desde la Ley Omnibus. Cumple todos los parámetros de la modificación aprobada de los Colegios Profesionales y tiene todos los servicios de atención al consumidor, como la propia ventanilla única.

Fijese si lo cumplimos todo que somos de los primeros colegios de España que tiene su Estatuto, aprobado y adaptado a la Ley Omnibus, antes incluso que el propio Estatuto General de los Procuradores. Somos conscientes que nuestro colegio siempre ha sido una locomotora que ha tirado del resto de Colegios de España

Ahora estamos trabajando en ir un paso adelante. Ese paso adelante supone crear un portal que será casi un colegio virtual. Ese colegio además de dar servicio a los colegiados atenderá las necesidades de los ciudadanos.

¿Cómo valora los comentarios que se están vertiendo sobre la liberalización de los servicios profesionales?

Vemos con preocupación dentro de las organizaciones colegiales este tipo de comentarios que se vierten desde el Gobierno y que quieren impulsar que se retire la colegiación obligatoria para colegios muy importantes. Que pueda desaparecer la colegiación obligatoria en un 80 por cien es una mala noticia, no cabe duda. Y también para el ciudadano porque al final los colegios no está únicamente para defender los intereses de los colegiados, que es algo residual, sino sobre todo para defender al ciudadano; para protegerle y que tenga todas las garantías.

Como defensor acérrimo que soy de la sociedad civil, entiendo que los principales representantes de ella son los propios Colegios Profesionales que agrupan a todos los profesionales pero sobre todo para proteger al propio ciudadano. La Unión Europea le llama más consumidor que usuario pero yo prefiero el término ciudadano.

Por último queríamos su opinión sobre la polémica abierta entre jueces y abogados a raíz de las reformas procesales que impulsa el Ministerio ¿Considera que se recortan derechos con los nuevos cambios?

Nosotros como le comentaba antes estamos de acuerdo que hay que tomar medidas para agilizar y modernizar la administración de justicia. Pero desde la experiencia nuestra, como grandes conocedores procesales, no creo que haya que hacer únicamente recortar plazos procesales

En este sentido el propio Consejo General de los Procuradores también ha presentado enmiendas y entregadas a diferentes grupos parlamentarios. Las reformas no deben cercenar los derechos de los ciudadanos.

Y ¿Cómo se cercenan esos derechos?, sobre todo cuando se les quita el recurso de apelación en los pleitos de cuantía pequeña que son los que utilizan normalmente los propios ciudadanos. También hay una vulneración de esos derechos cuanto se impone una cuantía de 800.000 euros para acceder al recurso de casación del Tribunal Supremo.

Estamos de acuerdo con las reformas; es verdad que hay plazos que se pueden recortar y trámites procesales que habría que suprimir porque se han quedado viejos, pero también es verdad que no se puede arreglar la justicia quitando todos los recursos de los pleitos, en asuntos de pequeña cuantía porque son los que habitualmente tienen los propios ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.