El mencionado juez, desde el 16 de abril de este año, está suspendido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debido al elevado número de casos sin resolver que había en dicho juzgado.

Este juzgado no sólo deberá repetir los juicios que celebró el juez suspendido y de los que no emitió resolución sino que, además, deberá fijar la celebración de otras 38 vistas orales para las que no había fecha de celebración o estaban suspendidas, según informaron a este periódico fuentes judiciales.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) suspendió el 16 de abril de 2010 de forma provisional al juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Soria, José Luis Eduardo Morales Ruiz, debido «al alarmante descenso de la tasa de resolución y el aumento de la tasa de pendencia de dicho órgano judicial desde la toma de posesión del citado titular», según informó en su día el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León.

La suspensión provisional del juez, que se incorporó al juzgado soriano en septiembre de 2009, tiene un tiempo máximo de seis meses por orden de la Comisión Disciplinaria del CGPJ debido al retraso en la tramitación de procedimientos que sufrió el juzgado en el tiempo en el que ha estado Morales Ruiz.

Debido al elevado número de asuntos civiles y penales pendientes de resolver, el Decanato de Soria solicitó al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el nombramiento de un juez de apoyo por un periodo de seis meses, prorrogables a otros seis.

El Decanato pretende que este juez pueda resolver los asuntos acumulados durante el tiempo en el que estuvo en el Juzgado el juez Morales Ruiz, mientras que la actual juez sustituta asumirá los casos que han entrado desde la suspensión del juez titular, el 16 de abril de 2010.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.