En la última parte del 2009, la deuda registrada se mantuvo prácticamente estable, tras haber repuntado en el segundo trimestre del año y haber caído un el tercero.

La riqueza financiera fue aumentando a lo largo del año y cerró el ejercicio en 802.100 millones de euros, un 9,3% más que la cifra registrada en el mismo periodo de 2008.

La información facilitada por el Banco de España indica que la deuda financiera de las familias descendió fundamentalmente en el 2009 por el descenso de los préstamos a corto plazo, que cayeron 9,4% en el conjunto del ejercicio, hasta los 38.294 millones de euros.

Los préstamos a largo plazo se situaron en 868.211 millones de euros, un 0,2% menos que hace un año, pero registraron un leve incremento respecto a los 867.278 millones de euros del tercer trimestre.

Los créditos comerciales y anticipos, que sumaron 10.449 millones de euros, descendieron un 20,2% en el 2009, mientras que el resto de las cuentas pendientes de pago por parte de las familias alcanzaron los 33.002 millones de euros, un 7,2% más.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.