El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha marcado como uno de los principales objetivos de su mandato hacer un Administración de la Justicia más eficiente, moderna, ágil y eficaz. Asegura que con los recursos actuales “hay capacidad para mejorar el funcionamiento” de la Justicia en España. Así, lo ha anunciado hoy martes, en la clausura de ‘Legal Management Forum 2014′, el primer foro internacional del sector de la abogacía, donde se ha analizado el futuro de sector.

Legal Management Forum
Legal Management Forum 2014

Catalá ha señalado que se siente identificado con la estrategia que se marcan las firmas legales españolas de mejora de la gestión. “Las organizaciones tienen la capacidad de mejorar su funcionamiento con los recursos disponibles” y ha incluido en esta facultad de ser mejor a la Administración de Justicia. En este sentido, el ministro ha explicado que con el presupuesto que tiene el Ministerio de Justicia para el próximo año, 1.600 millones de euros, y una fuerza laboral de 48.000 funcionarios “hay medios suficientes para apostar por una mejora y modernización” de la Administración de Justicia.

Además, Catalá explicó que dentro de este propósito de hacer una Justicia más ágil y eficiente en España, el ministerio que dirige hará un esfuerzo para invertir en herramientas tecnológicas y apostará, decididamente, por fórmulas alternativas de resolución de conflictos fuera de los tribunales como la mediación y el arbitraje.

El titular de Justicia ha reiterado que “en un plazo breve” llevará a cabo una revisión de la polémica Ley de Tasas aprobada por su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón. Pero ha precisado que, antes de mover ficha, quiere “identificar con certeza cuál se la situación actual”, para después “revisar y ajustar las tasas” lo que sea necesario para garantizar el acceso a la Justicia de todos los ciudadanos.

El ministro ha apostillado que el objetivo fiscal que persigue es “fortalecer el desarrollo de la idea de seguridad jurídica en España” con unas normas jurídicas y una gestión eficaces propias de una Administración de Justicia del siglo XXI.

Catalá ha realizado estas afirmaciones ante más de 300 profesionales del sector legal, entre ellos socios de los bufetes más importantes de España y asesores jurídicos de grandes empresas. El acto, celebrado en el Auditorio del Museo Reina Sofía, ha sido organizado por Wolters Kluwer y la sociedad Inkietos, que bajo el lema ‘The future is now’, con el objetivo de anticipar de la mano de expertos nacionales e internacionales la evolución del negocio de los despachos y sus retos en la calidad y las modalidades de servicio que prestan a sus clientes.

Los expertos

Richard Susskind, profesor de la Universidad de Oxford, asesor del gobierno británico y de grandes despachos internacionales y autor de varios libros de referencia sobre el futuro de la profesión, ha expuesto su visión sobre hacia dónde se encamina la abogacía en un mundo global y tecnológico.

Al impacto de las nuevas tecnologías en la prestación de servicios profesionales también se han referido Stacey Caywood, CEO de Wolters Kluwer Legal & Regulatory, Elisa Martín Garijo, Chief Technology de IBM España o Dez Derry, CEO de MMADIGITAL.

En el foro intervinieron otros expertos nacionales e internacionales como Luis de Carlos (Uría Menéndez), Karl Chapman (Riverviewlaw), Rafael Fontana y Laura Canudas (Cuatrecasas), Lucía Lorente (Hogan Lovells), Manuel Martín (Gómez-Acebo & Pombo), Juan Picón (DLA Piper), Warren Riddell (Beaton Capital), José Luis Risco (EY), Álvaro Sainz (Herbert Smith), Adolfo Suárez Illana (Ontier), Fernando Vives y Javier Ybáñez (Garrigues) o Julian Summerhays. Actuarán como moderadores, entre otros, Jose Luis Blanco (Latham & Watkins), Carlos García-León (Inkietos) y Eugenia Navarro (ESADE).