Notarios
Los notarios Albert Domingo, Joan Carles Farrés, Joan Carles Ollé, Susan Marsinyach y Victor Asensio.

El decano del Colegio Notarial de Cataluña, Joan Carles Ollé, reivindicó este fin de semana modificaciones legislativas para reforzar el “importante papel” del notario en la protección del ciudadano, por ejemplo, en materia de cláusulas abusivas. Lo hizo en la Jornada Notarial de Sant Benet, una sesión de debate y reflexión que reunió a 70 notarios que ejercen en Cataluña para debatir sobre el presente y los retos de futuro de la profesión, donde recordó que el notario debería hacer un “control efectivo” de legalidad, ya que el actual “no funciona y perjudica a los ciudadanos”.

Justamente, un día antes se habían conocido las conclusiones generales del abogado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre esta materia, en las que se señala que los jueces deben anular las cláusulas abusivas de las hipotecas y no únicamente ajustarlas para adecuarlas a la legalidad, como ocurre con la regulación española actual.

En su intervención final, Joan Carles Ollé remarcó que “el principal tesoro que tenemos es el fundamento ético y moral de la profesión, que es el que nos da credibilidad”, y destacó “la labor asesora y el control de legalidad, que justifica la utilidad del notario ante la sociedad”, así como el importante papel del notario en la protección al ciudadano.

Ollé también aseguró que “la apuesta tecnológica ha sido crucial para el notariado” y recordó que “la profesión se sitúa a la vanguardia en este ámbito gracias a la creación, hace ya 14 años de Ancert”, la Agencia de Certificación Notarial que constituye la plataforma tecnológica del Notariado y permite que los 3.000 notarios españoles  estén conectados entre ellos y con las principales administraciones.

En cuanto a la colaboración con la Administración, Ollé afirmó que “el gran reto es mantener el equilibrio entre esta colaboración y la utilidad y el servicio a los notarios”. Finalmente, recordó “la importante función del Consejo General del Notariado y de los Colegios, labor esta última que debe también ser preservada” y afirmó que “las reformas de la organización corporativa deben mantener el equilibrio entre ambas instituciones”.

En el transcurso de la Jornada, organizada con la voluntad de fomentar la participación, la reflexión y el debate sobre temas de máxima actualidad e interés de la profesión, se debatió sobre “las relaciones entre compañeros y la conexión con la sociedad”, a cargo de Albert Domingo, notario de Vilassar de Mar, y Victor Asensio, notario de Arenys de Munt; “Ancert: ¿amigo o enemigo?,” a cargo de César Belda, decano del Colegio Notarial de Valencia y Consejero Delegado de Ancert, y Juan Antonio Andújar, notario de Barcelona; “El papel de los Colegios Notariales en el siglo XXI”, a cargo de Marta Clausí, notaria de Tárrega, y Fermín Moreno, notario de Tarazona; y “Acceso a la profesión, el Estatuto de Cataluña y nuevos retos”, mesa redonda en la que participaron Cristina García Lamarca, notaria de Manresa; María Sáez de Santamaría, notaria de Tarragona; Ángel Serrano, notario de Barcelona; Francesc Torrent, notario de El Masnou, y Juan Gómez Martínez, notario de Sabadell.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.