Luego de un intenso debate, los senadores despacharon a segundo trámite el proyecto de congelamiento de tarifas eléctricas.

Con sentido de urgencia, la Sala aprobó el proyecto, en primer trámite, que crea un mecanismo transitorio de estabilización de precios de la energía eléctrica para clientes sujetos a regulación de tarifas. Así, el senado responde en pro de una de las demandas expresadas por la ciudadanía en los últimos días.

La norma permitirá anular la reciente alza de 9,2% de la electricidad, retrotrayendo el valor de las tarifas al primer semestre de este año.

El texto que ahora va a la Cámara Baja, fue respaldado  en general con 39 votos a favor y 3 en contra. Durante la discusión, los congresistas manifestaron una serie de críticas, sin embargo reconocieron que la contingencia obliga en pro de la economía familiar.

El congelamiento de las tarifas no es más que un crédito que la ciudadanía deberá devolver a partir del 2021 y que nada asegura que dejar sin efecto el alza no impida que se reajusten los costos desde el citado año.

Entonces, será necesario hacer un cambio de fondo al mercado que presta servicios básicos y a las políticas subsidiarias del Estado. Es un primer paso a una transformación mayor que sólo podrá darse con el tiempo necesario.

El senador Elizalde, presidente de la Comisión Minería y Energía, explicó la iniciativa y el debate en general y particular que se dio en esa instancia.

“Los generadores no cobrarían el precio actual a las distribuidoras. No se trata de congelar las cuentas sino las tarifas desde hoy hasta el 2020, fecha a partir de la cual las tarifas bajarán definitivamente considerando las licitaciones anteriores”, explicó.

El senador García Huidobro mostró su preocupación desde antes del alza dado que “en algunas regiones iba a llegar el alza hasta un 16%, y a partir de los primeros meses del 2020 iban a subir aún más. Nos parecía injusta la situación de los clientes regulados.  La norma fijará hasta fines del 2020 las tarifas; y solo al 2021 se podrían reajustar vía IPC, resumió

El senador Harboe también aseguró que  hubo un impacto negativo por parte de la ciudadanía cuando se conocieron las medidas. “Nos preocupa esta alza porque trabajamos en la fijación tarifaria para evitar estas situaciones, pero después ingresaron decretos que complicaron el panorama. Acá se congela o difiere el pago de la tarifa. Vamos a tener que aprobar una suspensión a la tarifa pero a partir del 2021, se van a ver incrementadas las cuentas.”

En la línea del legislador anterior, el senador Guillier manifestó que este proyecto no rebaja las tarifas de la luz sino que las congela por un año. Se busca una empresa modelo y las compañías no ha tenido una conducta creíble.”

La senadora Provoste expresó que en lo sustancial, este proyecto es un mecanismo de estabilización que trae a valor presente una parte de las rebajas que deben verse con las nuevas centrales licitadas. Luego, señaló que a partir del enero del 2021 y junio del 2023, el precio será reajustado de acuerdo al IPC.

La senadora amplió la información al explicar que la tarifa eléctrica a un cliente regulado tiene una serie de cargos y la componente más importantes es por energía y potencia. El problema es que este proyecto solo aborda una parte de los costos de la cuenta que es la generación. Solicito al gobierno que en la ley corta se ponga un mecanismo de estabilización en la transmisión y también en la distribución”.

Fuente: Senado de la República, Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.