El Congreso inició la tramitación del proyecto que crea la figura del denunciante anónimo para detectar delitos de corrupción en el Estado.

La iniciativa fue impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en el marco de la Agenda Anti Abusos.

El proyecto conformará un canal digital de denuncias en la Contraloria General de la República y los denunciantes podrán pedir la total reserva de su identidad.

La Comisión de Constitución junto con la Comisión de Gobierno Interior crearán un Estatuto de Protección al Denunciante.

El canal de denuncias digital operará de manera centralizada en la Contraloría General de la República para que cualquier particular o funcionario público pueda denunciar hechos de corrupción que se cometan en el Estado.

Con este proyecto el denunciante tendrá el derecho de solicitar la reserva total de su identidad, lo cual es esencial para protegerlo en caso de eventuales actos de represalias u hostigamientos, especialmente si se trata de un funcionario público quien pone en conocimiento los hechos.

La iniciativa establece que, una vez revisada la denuncia a la Contraloría General de la República, ésta podrá ordenar investigaciones o sumarios.

Si los hechos revistieren carácter de delito, tendrá que ponerlos en conocimiento del Ministerio Público. A su vez, si el denunciante fuera un funcionario público, este podrá solicitar que la Controlaría disponga medidas de protección adicionales, con el objeto de prevenir actos que afecten su indemnidad o estabilidad laboral, incentivando así la denuncia.

La iniciativa castiga hasta con la destitución a aquellos funcionarios públicos que adopten acciones de hostigamiento en contra del denunciante, o en contra de quien declare como testigo en una investigación administrativa o ante la justicia.

Finalmente, para dotar de seriedad a la denuncia, se modifica el Código Penal en lo referente al delito de denuncia calumniosa, de modo de cautelar el buen uso de la plataforma y evitar denuncias falsas.

Sobre la iniciativa, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, señaló que hace un año y medio, Chile dio un paso muy importante al aprobar un estatuto anticorrupción de última generación.

“Sin embargo la corrupción es un fenómeno corrosivo que se filtra en forma imperceptible y que obliga a adoptar nuevas medidas para impedir su impunidad.”

“Por eso el Gobierno ha dado un paso más, abriendo un canal de denuncias para que cualquier persona pueda denunciar ante la Contraloría todo acto ilícito, delictual y todo acto de irregularidad administrativa que se pueda estar cometiendo en el sector público, en cualquier ámbito, en cualquier nivel.”

“Y la Contraloria deberá iniciar un sumario u ordenarlos donde corresponda, y si son ilícitos penales, llevarlos al Ministerio Público, siempre protegiendo al denunciante.

“Este es la clave: el denunciante queda resguardado, si hay represalias en su contra, serán aquellos que lo hagan debidamente sancionados e incluso destituidos, si corresponde. De manera que así se pueda avanzar en forma significativa en asegurar la total erradicación de actos de corrupción. Este es un paso más que el Gobierno da en materias de probidad y de transparencia”, concluyó el Ministro Larraín.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.