Presidente Gabriel Boric Font firma mensaje presidencial que ratifica Convenio 190 de la OIT sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el Trabajo.

Esta es la primera normativa internacional que aborda el tema en el ámbito laboral y de aprobarse su tramitación en el Congreso, tendrá aplicación a todos los sectores, público o privado, de la economía tanto formal como informal, en zonas urbanas o rurales.

El Presidente de la República, Gabriel Boric Font, se trasladó esta mañana hasta el Centro Cultural Gabriela Mistral, para firmar el proyecto de ley que ratifica el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativo a la obligación de los Estados de adoptar una legislación que defina y prohíba la violencia y el acoso en el trabajo.

En la actividad participaron las ministras del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara; de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana; y de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, además de parlamentarias y parlamentarios, junto con representantes de agrupaciones sociales y sindicales.

El mensaje presidencial ingresará al Congreso, donde será tramitado y aprobado para su ratificación. Con esto, el Estado de Chile se compromete -entre otras cosas- a realizar un seguimiento y controlar la aplicación de la legislación, garantizar el acceso a vías de recurso y reparación, así como a implementar mecanismos y procedimientos de notificación y solución de conflictos. También contempla aspectos como la protección de la privacidad y confidencialidad de las personas implicadas.

El Mandatario relevó la importancia de esta normativa, afirmando que, “es tremendamente transversal, tanto para el trabajo formal como para el trabajo informal, particularmente en tiempos en donde nos estamos recuperando de una pérdida importante en la participación del mercado laboral de las mujeres”.

Esto además, porque es la primera normativa internacional que aborda las problemáticas en el mundo del trabajo, mediante un instrumento específico referido a las normas que regulan las relaciones laborales y ha sido ratificado por otros 19 países. Según lo indicado por la Organización Internacional del Trabajo, se deberá aplicar a todos los sectores, público o privado de la economía, tanto formal como informal y en zonas urbanas o rurales.

El convenio exige que los Estados miembros adopten un enfoque inclusivo, integrado y que tenga en cuenta las consideraciones de género para prevenir y eliminar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

“Este Gobierno lo que pretende es interpretar, sin reemplazar ni sustituir, a las trabajadoras y trabajadores de Chile porque justamente a ellos nos debemos (…) y es muy importante saber que estamos avanzando en el cumplimiento de un programa que construimos en conjunto”, dijo el Jefe de Estado.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.