La ley de presupuesto presenta los desafíos de las tareas de reasignación, ejecución y transparencia.

El Ejecutivo dio a conocer a la Comisión Especial Mixta de Presupuestos del Senado los antecedentes sobre los ajustes fiscales del presupuesto vigente y la metodología del “Presupuesto Base 0 ajustada”, para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Los integrantes de la Comisión Especial dedicaron una intensa jornada al análisis de los ajustes presupuestarios con el fin de enfrentar la pandemia por COVID-19.

La instancia que preside el senador Jorge Pizarro, recibió al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, al Subsecretario, Francisco Moreno y al Director de la Dipres, Matías Acevedo.

El senador Pizarro manifestó que “interesa colaborar en que el Presupuesto se pueda ejecutar con transparencia, y que se genere la ayuda financiera para los sectores más vulnerables e inversiones que generen empleos”.

Afirmó que si bien “los ajustes son imprescindibles porque hay que redestinar recursos para enfrentar la pandemia y sus efectos negativos en lo social y económico también es importante que se entreguen criterios de rebajas en partidas, programas que no se ejecutaron o bien donde se producen economías para destinar 2460 millones de dólares a la inversión social y paliar efectos negativos de la gente más vulnerable”.

En ese contexto, diversos senadores coincidieron en la necesidad de contar con “información detallada y transparente” sobre los programas afectados y las razones que lo justifican de modo de evitar confusiones.

Otro de los temas que concentró la discusión en la Comisión Especial Mixta de Presupuestos fue la nueva metodología que usará Hacienda para los diseños presupuestarios, ya que si bien una parte del presupuesto de gastos fijos no se pueden cambiar, las partidas variables si se van a revisar y focalizar.

El ministro Briones se refirió a ello al decir que “al igual que ocurre en las familias, el Estado de Chile tiene que reasignar su presupuesto y generar fondos para atender a las emergencias sociales”.

Además, muchas consultas estuvieron enfocadas en los programas de Vivienda y Obras Públicas dado que si bien no se suspenden porque son reactivadores, en muchos casos es probable que exista una sub-ejecución.

Una reducción de 500 mil millones de pesos experimentó el presupuesto del Ministerio de Vivienda y Urbanismo a raíz de la implementación del plan de emergencia impulsado por el gobierno para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

Así lo informó el Subsecretario de Vivienda Guillermo Rolando ante la Comisión de Vivienda y Urbanismo del Senado, que sesionó para conocer en detalle los efectos de la reducción presupuestaria en esa cartera.

Según estimaciones de la Dirección de Presupuesto la reducción es de 82 mil millones de pesos en el ámbito urbano lo que significa un 18,33% menos y 398 mil millones de pesos en el ámbito habitacional, lo que es un 16,71% menos

Fuente: Senado de la República de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.