La Presidenta del Senado, Adriana Muñoz, exige una respuesta sistémica e integral al cuidado de la maternidad, de la niñez y la reinserción laboral de las mujeres en el marco de la pandemia.

Según la OIT1, “en los últimos cincuenta años, la protección de la maternidad se ha visto jalonada por los progresos de la legislación, la evolución de la práctica en el lugar de trabajo y el aumento de las expectativas sociales en relación con los derechos de las trabajadoras durante sus años de crianza.”

“Pero las ventajas que se han ido obteniendo no han conseguido resolver el problema fundamental que experimentan la mayoría de las mujeres trabajadoras (si no todas) en algún momento de sus vidas profesionales: la desigualdad de trato en el empleo a causa de su función procreadora.”

Esta discriminación se profundiza porque cada vez hay más mujeres que pasan una parte cada vez mayor de su vida en un empleo asalariado.

Sin duda, uno de los cambios más notables que se han producido en los últimos cincuenta años, ha sido el rápido incremento de la participación femenina en el mercado de trabajo.

Hace dos generaciones, las mujeres empezaron a ingresar masivamente en la fuerza de trabajo, a principios del decenio de 1920, y muchas de ellas la abandonaron pocos años más tarde para dar a luz y criar a sus hijos.

En este contexto es que la Presidenta del Senado, la senadora Adriana Muñoz, afirmó que la Mesa de género COVID-19 llevará este planteamiento al Ejecutivo; sobre todo porque el día 24 de octubre vence el plazo de la licencia especial maternal.

A través de la mesa de género COVID-19 se le solicitará al Ejecutivo el patrocinio a una legislación que aborde la situación de miles de mujeres que hoy en día se ven en la disyuntiva de dejar sus trabajos por el cuidado de sus hijos menores.

En la oportunidad, Adriana Muñoz junto a la vocera del movimiento postanatal de emergencia, Andrea Iturri; la presidenta del Colegio de Matronas, Anita Román y Julia Requena Vicepresidenta de la Mujer-CUT analizaron la situación en que se encuentran miles de madres ante el próximo vencimiento de la licencia especial COVID-19 el próximo 24 de octubre.

Las dirigentes coincidieron en que las soluciones gubernamentales no han abordado de forma adecuada la protección de la maternidad y la infancia, dado que muchas mujeres no cumplen todos los requisitos para acceder a los beneficios, porque no cuentan con contratos formales y tampoco se encuentran disponibles salas cunas con protocolos adecuados.

La Presidenta del Senado reiteró su compromiso para abordar esta realidad y la incertidumbre de muchas mujeres a quienes se les vence la licencia preventiva y que carecen de protección laboral.

“Tenemos que llevar una propuesta para incorporar una política pública de protección a la infancia”, se comprometió la parlamentaria.

1 Conferencia Internacional del Trabajo 87.a reunión 1999

Fuente: Prensa Senado de Chile y con información de la OIT


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

SUSCRÍBETE A DIARIO JURÍDICO

Recibe nuestro boletín semanal con la actualidad jurídica más destacada.

Sus datos serán incorporados a un fichero automatizado con el objeto exclusivo de dar respuesta a su suscripción Dicho fichero es de titularidad exclusiva de LEXDIR GLOBAL S.L. y no será cedido a un tercero en ningún caso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.